martes, 18 de marzo de 2008

Se complica Florida para los demócratas

Pésimas noticias para los demócratas de Florida. El Partido Demócrata de Florida anunció ayer que no habrá una repetición de la primaria en el estado, y dejó la búsqueda de una solución en manos del Comité Nacional Demócrata y las dos candidaturas involucradas. La idea que manejaban en las últimas semanas, realizar una combinación de primarias normales con votación por correo, no ha progresado.

De momento no se encuentra la manera de poder sentar a la delegación de Florida en la Convención Nacional Demócrata. Y los republicanos se frotan las manos en vista de que los demócratas pueden sufrir un duro castigo electoral en noviembre en el estado soleado. Hoy mismo el Presidente Bush visitará Florida para participar en una recaudación de fondos del Partido Republicano.

23 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Florida, siempre Florida. No se como van a resolver este problema los demócratas pero sin este Estado ya pueden pensar que en noviembre lo tienen crudo. Ahora veo por qué de Florida te gusta todo xDDD. Cormac Milius

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Aunque sienten a los delegados en la Convención, Florida es un estado que, contrariamente a lo que puede ocurrir por ejemplo en Ohio, en los últimos años ha confirmado su tendencia republicana. La economía de Florida ha vivido una etapa de crecimiento sin precedentes estos años, los republicanos han retenido la Gobernación en 3 eleccioens consecutivas, algo insólito, y controlan las dos cámaras del legislativo. Es un estado que la Administración Bush ha mimado especialmente por la importancia que tuvo en su elección, y por los vínculos familiares, se ha visto muy favorecida por el Gobienro federal.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Florida me gusta por Sonny Crockett y Tony Montana, Cormac. Ellos me descubrieron por primera vez Florida xD Son las dos primeras referencias que tuvimos de Miami los chicos de mi generación.

Un lugar a donde iban muchos pelotaris vascos a pasar temporadas. Ahora ya menos. Cuántos vascos nacieron en Tampa o Miami Beach en los 70 y 80 porque sus padres eran pelotaris (cesta putna).

periplaneta dijo...

Recuerdo que en la entradilla de la serie, salían unos tipos jugando a cesta punta. Resultaba chocante.....

Cormac Milius dijo...

Ya recuerdo Miami Vice y los pelotaris. Y las chicas tetonas que salían al principio también. Florida es un gran Estado, qué coño. XDDD Ah, y no me olvido de La Pequeña Habana. Cormac Milius

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Y los caimanes, y Disneyworld, y aquella película de Lawrence Kadan 'Fuego en el cuerpo' (Bodyheat), donde Kathleen Turner salía delgada...

Cormac Milius dijo...

Gran película. Y CSI Miami, y otra peli que creo se titulaba Juegos Salvajes, bueno, tantas pelis. . . ¿Y qué te parece New Orleans? Dime también por qué prefieres Dallas a Houston y qué te parece Austin. Ah, y que te guste San Francisco es normal, es una ciudad cojonuda pero también es la màs progre de USA y no te veía yo admirando esos ambientes xDDD. Cormac Milius.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

New Orleans no lo conozco tanto pero también me gusta. En general me gustan las grandes ciudades sureñas. La arquitectura neoclásica y esos grandes ventiladores.

Dallas es una ciudad muy especial. Tiene más personalidad que Houston. Pocos saben que es una de las ciudades más extensas del mundo. Houston está más concentrada. Dallas es una ciudad abierta. Con un downtown (centro) relativamente pequeño, y una gran extensión en suburbios. Típica ciudad americana. Es una ciudad además que recibe mucha luz, tiene un horizonte interminable, y algunos edificios de cristal magníficos construídos en las últiams tres décadas, como la increíble Fountain Place, que se llegan a confundir con el cielo. Es una ciudad muy abierta al cielo.

Luego además mezcla mucho lo urbano con lo rústico. Así como Fort Worth, ciudad vecina, es mucho más rústica (allí los banqueros y hombres de negocios visten con jeans botas y sombrero). En Dallas combinan lo rústico con la estética profesional urbana. Combinación de ropa cara con complementos campestres.

Por lo demás, Houston se sitúa en una zona más fea dentro del estado de Texas, en el sureste, mientras que Dalals se sitúa más cerca de la frotnera con Oklahoma, en un entorno natural más rico.

Y por supuesto Dallas tiene un lugar más importante que Houston en la cultura popular. Priemro porque allí fue asesinado el Presidente Kennedy, y segundo porque la exposición del modo de vida de las clases acomodadas texanas tuvo un papel decisivo en la guerra fría a través del éxito mundial de la serie ambientada en esa ciudad.

Y de San Francisco no hace falta decir nada. Contrariamente a Dallas, San Francisco es muy diferente a la mayoría de ciudades americanas. Con San Francisco me pasa como con Sevilla. Son ciudades especiales en su entorno. Son ciudades que tienen algo especial.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

San Francisco tiene mucha influencia del Asia-Pacífico que no se ve en otras ciduades estadounidenses.

Cormac Milius dijo...

Ya que mencionas el magnicidio de Dallas te voy a preguntar lo mismo que a Pulpo: ¿qué teoría sobre el asesinato de JFK te resulta màs convincente? Cormac Milius.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Puff... eso sería muy largo de explciar. Pero vamos, en líneas generales, no creo que sea una acción que pueda adjudicársele a una persona o una organización cocnreta. Creo que en el magnicidio de Dallas confluyeron muchos intereses que vieron en esa solución una oportunidad.

Hay teorías de toda clase. Unos apuntan a la CIA y el FBI (la comunidad de inteligencia, la teoría de Garrison), el complejo militar-industrial, compañías que fabricaban helicópteros que querían probar en Vietnam, la mafia, los racistas de la John Birch Society, Lyndon Johnson y sus aliados texanos, etc.

Yo creo que no se puede limitar a una única opción. En esta vida todo es más complciaod, todo está entrelazado, no hay conclusioens limpias o un malo malísimo al que se mata al finald e la película y toda la maldad desaparece. No creo que aquellos hehcos estén delimitados a una sóla de esas teorías.

Mira, te pongo un ejemplo, el hombre más influyente y poderoso de la ciudad de dallas y del estado de Texas en aquel momento era HL Hunt, un protopotentado del petróleo. Ese hombre financiaba la John Birch Society y otras organizaciones racistas de extrema derecha, también financió la carrera política de Lyndon Johnson que no pertenecía precisamente a la JB Society, también tenía estrechas relaicones con Hoover del FBI y la comunidad de inteligencia a cuya disposición puso en más de una ocasión sus redes y contactos privados. También había tenido negocios en la Cuba de Fulgencio Batista, por lo que contribuyó económciamente al entrenamiento y preparaciónd e lso anticastristas que desembarcarían en el 61 en Bahía Cochinos.

Ahí tienes el ejemplo sobre cómo en un sólo hombre podían confluir toda una serie de intereses y elementos que en muchos casos aparecen como protagonistas de teorías diferentes.

Únele a eso detalles como que el Alcalde de Dallas en aquella época era

Únele a eso la manera en que Kennedy ganó las presidenciales de 1960. Está comprobado, gracias a archivos desclasificados en los años 90, que mafiosos como Sam Giancana contribuyeron con dinero a su campaña en estados cocnretos. Se compró a sheriffs y jefes de división que controlaban la maquinaria electoral. En la zona de Chicago hubo compra de votos y hasta piernas partidas.

Kennedy no era ningún santo, era un tipo listo, quería ganar y se apoyó en mucha gente dudosa a la que después probablemente jodió. Incluídos los cubanoamericanos, recuerda que Kennedy en los debates del 60 llegó a mostrarse más duro que Nixon con Castro. Pero durante su Presidencia abortó medidas ofensivas.

Existían estrechas relaicones entre todos los grupos o sectores que han sido señalados en algún momento. Y ya sabes cómo se planean esas cosas. Uno habla con otro, el otro con otro que dice que conoce a un hombre que les puede facilitar tal cosa, o enviar a un hombre desde Chicago y otro desde Nueva York, que pueden ser guiados en Dallas por otro hombre al que no ha contactado el mismo sino otro que trabaja para uno que tiene un negocio de bares de alterne y que no tiene ni idea de quién está detrás de las órdenes que ha recibido de tal contacto. Nadie sabe con certeza para quién está haciendo el trabajo, y es casi imposible que una investigación pueda llegar a todos los níveles del contubernio.

Por otro lado, ya el ambiente era enrrarecido en Texas. El Partido Demócrata de Texas estaba viviendo fuertes luchas intestinas por el control del aparato, entre el Gobernador John Connally y el Senador Ralph Yarborough. Luchas que curiosamente no pudieron ser enfriadas hasta que Johnson accedió a la Presidencia y puso en orden a todos.

Luego está algo que ya apunté en el blog hace tiempo. El trayecto original de la limusina presidencial por la ciudad de Dallas era seguir recto por Main Street, atravesando el downtown hasta salir hacia la autopista. Pero el Alcalde de Dallas, el difunto Earle Cabell (del Partido Demócrata y curiosamente hermano del General Cabell al que Kennedy destituyó como subdirector de la CIA), modificó ese último tramo del trayecto para que la comitiva saliese hacia la autopista girando en la pequeña Plaza Dealey por Houston y Elm Street, dos curvas que inevitablemente obligaron a reducir velocidad y situar el coche con posiciones cercanas de tiro desde 4 puntos diferentes. La única zona en la que se podía tener la certeza de que el objetivo no saldría vivo. Si observas el lugar de los hechos, es una clásica emboscada militar.

Léete esto. Es una recopilación en español de casi todo lo relativo al caso.

Cormac Milius dijo...

Vamos, lo que se exponía en JFK de Stone. Hay un documental alemán de hace poco donde defienden que Oswald se presentó en la embajada cubana en México como voluntario para matar al presidente. Le echaron pero al poco contactaron con él y segùn un antiguo agente castrista le ayudaron a hacerlo. Luego todo se tapó en Washington con el Informe Warren para no entrar en guerra con Cuba. Cormac.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es cierto que Oswald visitó la embajada cubana en México, supuestamente. Pero también existe la teoría de que en realidad no era Oswald, sino otra persona. Un episodio que formaba parte de la fabricación del móvil. Es alfgo realmente extraño. Porque la personaldiad de Oswald fue suplantada incluso en episodios de 2 años antes del asesianto. Eso resulta algo desconcertante. Es como si ya se estuviera preparando todo. O quién sabe, si eso lo hacen con más gente también, para tener preparados cabezas de turco para cualquier contingencia.

Creo que Garrison hizo un buen trabajo. Todos esos detalles el gran público no los conoció hasta 5 años después del magnicidio. Es por eso que en el año 63, nadie se planteó otra cosa que no fuese la versión oficial. El problema de Garrison es que en sus conclusiones apuntaba de forma demasiado directa al poder político. Y seguramente fuese algo más complicado.

Hablando de la película JFK, la parte más relevante es cuando garrison habla con mister x. Aquí está en dos partes: Parte I y Parte II

Cormac Milius dijo...

Me gusta la peli de Stone porque es tan paranoica como todo el caso JFK. Hubo una peli, El mensajero del miedo, de la que hace pocos años se hizo un remake, protagonizada por Sinatra, que se iba a estrenar justo cuando ocurrió el magnicidio. Sinatra entonces frenó el estreno. Es una historia sobre hombres de paja intervenidos mentalmente para hacer en momento dado lo que les ordenes. Cormac.

Cormac Milius dijo...

Yo siempre he creído en la intervención de la mafia, por lo de Giancana sobre todo, y lo mal que Bobby Kennedy les trató después de tantos favores. Pero es lo que tù dices, el tema es muy complejo y poliédrico. Cormac.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Está claro que, de haber sido una conspiración, la mafia estaría involucradod e alguna manera. Lo que no se sostiene tanto es que la mafia fuese la autora itnelectual. Porque la mafia no tenía control sobre la policía de Dalals, o el Alcalde Dallas, sectores del aparato del estado, etc. Mira este curioso video. Es del momento en que coche de Kennedy empieza a circular antes de entrar a las calles de Dallas.

Cormac Milius dijo...

Ya conocía esas imàgenes. Todo lo de ese dìa queda raro, la verdad. Lo de la autoría intelectual es cierto y me recuerda que sobre el 11-M, como se debate en el blog de Pulpo tampoco sabemos esa autoría. Cormac.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Mira un documento curioso. No indica nada pero es curioso. Indica la emoción de muchos políticos texanos ante la diea de tener a Johnson en la casa blanca. Está tomada en el Air Force One, en el momento en que Johnson se dispone a jurar el cargo de Presidente. De privilegiado testigo estaba el Congresista Albert Thomas, que en un momento dado le lanza una sonrisa y un guiño a Johnson.

Lógicamente eso no significa nada. Puede ser una manera de darle ánimos a un amigo. O simplemente puede retratar la alegría de algunas personas por la muerte de Kenneyd, lo cual no indica que tuvieran aprte en la perpetración del crimen. Pero es una imagen curiosa. Thomas el día anterior, sólo unas horas antes, había estado sentado junto a Kennedy en una cena de gala en Houston. Debería estar un poco más triste e impactado...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En la cena del día anterior.

Cormac Milius dijo...

Sì que es curioso. Hombre, està claro que Kennedy tenía muchos enemigos o sencillamente gente que no le veía con buenos ojos. ¿Johnson pudo participar en todo esto? Hace poco salió una amante de aquellos días diciendo que sì, que la víspera del asesinato le dijo: "desde mañana los Kennedy van a dejar de ponerme en ridículo". Cormac.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No era una amante, era una secretaria. Pero algunos ponen en duda esa versión, porque se supone que la víspera Johnson estaba en Houston, igual que kennedy, el Gobernador Connally, el Congresista Thomas, y otros.

Lo que sí es cierto es que la víspera hubo una reunión-fiesta en la casa del petrolero Clint Murchison en Dallas, donde estuvo presente mucha gente importante como J. Edgar Hoover, Haroldson Lafayette Hunt del que te hablé ayer, e incluso Richard Nixon. También es casualdiad que la víspera toda esta gente estuviera junta en Dallas. Y Murchison y Hunt los dos financiadores de toda la carrera política de Johnson. También es una casualidad desconcertante.

Sólo en Texas podían ocurrir estas cosas tan extrañas xD Tampoco sabemos hasta qué punto pudieron influir en lo ocurrido los problemas de tipo local, y las luchas de pdoer que existían en el Partido Demócrata de Texas a partir de la muerte del Speaker Sam Rayburn. Mira esta es una de las últimas fotos de Kenendy, es en Fort Worth, la misma mañana del asesinato, con Johnson, y el Gobernador John Connally y el Senador Ralph Yarborough que ni se dirigían la palabra, poniendo buena cara. Por cierto, que yo creo que gran parte de la mala prensa que ha tenido Johnson en este tema, se ha debido a esa presencia enigmática y oscura que siempre proyectaba. Ese gesto inquietante que siempre llevaba en la cara, y más cuando estaba en un segundo plano. Proyectaba una imagen demasiado pdoerosa para estar en uns egundo plano.

Me cuesta creer que pudiera tener algo que ver con todo lo ocurrido. Otra cosa es que quienes lo hicieran quisieran verlo en la Casa Blanca. Y ahí entraríamos en la operaicón de encubrimiento. Sabes que muchas veces un encubridor no es culpable. Muchas veces se encubre por miedo a que se descubra que detrás hay algo que tú crees que peude haber, aunque no lo sepas.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Tampoco hay que perder de vista que el Partido Demócrata en Texas era algo más que un partido. Podríamos asociarlo a lo que es el PNV en Bizkaia pero en plan más exagerado. Era el aparato del estado mismo, el medio para controlar todas las actividades políticas, económicas o sociales en el estado.

Llegados a un punto en el que muchos sectores de ese mundo ven que puede estar en peligro la larga hegemonía del partido en el estado (en 1961 es elegido por priemra vez en todo el siglo XX un republciano para el Senado) por culpa de las políticas de un Presidente demócrata que no hace precisamente el tipo de política que se hace en Texas... ese miedo a ir perdiendo parcelas de poder en un estado tan grande y rico... todo eso también eran motivos más que suficientes para odiar a Kennedy.

Está claro que no fue una casualdiad que Texas fuese el escenario del magnicidio. No sólo por ser una ciduad hostil a Kennedy, que había muchas, sino por toda una serie de componentes que vienen a complicar la comprensión de todo lo ocurrido.

Cormac Milius dijo...

Lo dicho, la verdad tiene muchas caras .Cormac.