lunes, 3 de marzo de 2008

En Campaña: recta final para Ohio y Texas

El Senador Barack Obama ha hecho varios altos este fin de semana en Ohio. Se ha pasado por los pueblos de Nelsonville, al Sur del estado, y Westerville, un suburbio de la capital Columbus, pero ha dedicado especial atención al área que rodea la gran ciudad de Cleveland, el principal bastión demócrata en el estado de Ohio. En uno de sus suburbios, Parma Heights, participó en un town hall meeting con 1,300 votantes reunidos en el auditorio de una escuela secundaria. Ver mítin de Barack Obama en Parma Heights (Real Player). A pocas horas ya para que los 162 delegados de Ohio sean adjudicados, el Senador Obama citó a Martin Luther King para explicar por qué se había decidido a presentarse a la Presidencia este año, señalando la urgencia de los problemas que enfrenta la Nación. "Estamos en un momento definitorio de nuestra historia. Lo estáis viendo a través de todo Ohio. La gente está trabajando más duro a cambio de menos." Mensaje que repite una y otra vez.

También abordó el tema de los derechos civiles en la lucha contra el terrorismo. Un argumento efectivo en las internas demócratas. Ante una audiencia amigable, acusó a la Administración Bush de haber hecho "daño a la Constitución", aunque aseguró que el daño era reversible. Prometió que, de ser elegido Presidente, ordenará a su Fiscal General una revisión de todas las órdenes ejecutivas dictadas en los últimos años para determinar si alguna de ellas es inconstitucional. Pero también habló de la necesidad de continuar la lucha contra los terroristas. "Tenemos que saber que Al Qaeda volaría este edificio con hombres, mujeres y niños, si pudiera... tenemos que perseguirlos". Endureció el tono contra Irán, "Es un peligro para la paz regional, es un peligro para Israel, y es un peligro para nosotros". Y advirtió que "necesitamos un Presidente que proyecte la confianza en América y nuestros ideales".

La Senadora Hillary Clinton también recorrió ayer diferentes zonas de Ohio. Pasó por Westerville, Austintown y Akron, para cerrar el día con una aparición en la Universidad de Cleveland. Y envió a su marido a Texas con el encargo de realizar una intensísima gira de dos días en su apoyo por el estado de la estrella solitaria. El ex Presidente Clinton realizó ayer paradas en los enclaves texanos de College Station, Marshall, Wichita Falls y Abilene. Para hoy tiene previsto dejarse ver en solitario por Corpus Christi, Edinburg, Brownsville, Laredo, Eagle Pass, Del Rio y El Paso. Le acompañan algunos políticos locales que han anunciado su apoyo para Hillary, como es el caso de los Congresistas Gene Green y Sylvestre Reyes. Ver mítin de Bill Clinton en College Station (Real Player).

"Si hay alguien indeciso aquí, o estáis intentando llegar a alguien que esté indeciso, aquí está mi mejor consejo. Decirles que decidan por cómo juzgarán al próximo Presidente cuando su mandato haya terminado, no por cómo se sienten hoy en un mítin", es la idea que repite Bill, al tiempo que bromea con su extraño papel en la campaña, "yo no soy el candidato, soy el asesor gratuito". Con Hillary controlando cómodamente a los votantes demócratas del Sur de Texas, y Obama las dos grandes áreas metropolitanas de Houston -donde se esperan insólitos niveles de participación entre la comundiad negra- y Dallas, será la región Este de Texas la que de la victoria a uno u otro candidato.

2 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Tampoco los católicos apoyan mucho a Obama, a diferencia de Hillary. ¿Qué hará esta gente si el duelo final es entre Barack y McCain, al que tampoco quieren mucho?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pues no sé. Hace cuatro años los católicos votaron por Bush. Y Kerry era católico.