martes, 25 de marzo de 2008

"Él no hubiera sido mi pastor"















Si Obama creía que ya se había librado del affaire Wright, estaba equivocado. En una entrevista con la junta editorial y los reporteros del Pittsburgh Tribune-Review, periódico conservador de la ciudad del acero, la Senadora Hillary Clinton critica a Obama por no haber dejado de asistir a las misas de Jeremiah Wright conociendo el contenido de sus sermones. "Él no hubiera sido mi pastor. No eliges a tu familia, pero sí eliges a qué Iglesia quieres asistir."

"Sabéis, yo hablé contra Don Imus (que fue despedido de sus programas de radio y televisión por ciertos comentarios raciales), diciendo que el discurso de odio era inaceptable en cualquier marco, y lo creo. Sólo creo que tienes que hablar en contra de eso. Desde luego tienes que hacerlo, si no explícitamente, sí implícitamente levantándote y marchándote." Remata.

La Senadora vuelve así a situar el debate racial en el centro de la disputa por el favor del trabajador blanco que juega un papel protagónico en la geografía electoral de Pennsylvania. Uno de los grupos estratégicos de votantes en los cuales Obama ha reflejado mayor vulnerabilidad desde antes del salto de Wright a la fama. Clinton se asegura que este sea el tema de entretenimiento de los medios del estado en lo que queda de semana, y ya faltará menos para el día de las primarias.

No habla de Wright en sus mítines. Lo hace en las entrevistas con la excusa de tener que responder a todas las preguntas sobre temas candentes. Mientras tanto, recorre el estado acompañada por el Gobernador Ed Rendell y el Congresista John Murtha y se muestra en la televisión como la candidata que habla de las cosas que importan a las gentes del lugar.

12 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Hillary se està poniendo guerrera, eh? Esto del reverendo va a ser un culebrón que sospecho perseguirá a Obama hasta que se decida todo. Sì le hace daño, eso està claro. Cormac.

octopusmagnificens dijo...

¿No hay ningún político importante en los EEUU que se declare ateo?

Cormac Milius dijo...

Como no lo sean Nader o el Kucinich. Qué va, ni esos. No, Antxon?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Ahora mismo no se me ocurre ninguno.

periplaneta dijo...

Más leña al fuego! Hillary ha visto un filón, y espero que lo apreche.Un asesor de Hillary creo que ha llamado Judas a Richarson,por su apoyo a Obama

Esto promete "crispación" a la española jeje.

José Miguel dijo...

¿Hillary no era atea en la intimidad, como diría aquel? ¿Habla mucho de religión en público?

Saludos.

octopusmagnificens dijo...

Un insigne ateo era Culbert Olson, ex gobernador demócrata de California (1939-1943), pero actuales no encuentro ninguno. Los habrá, claro que los habrá, pero preferirán guardar silencio porque declararse ateo es políticamente incorrecto en los EEUU. Yo es que estoy hasta el moño de los pastores estos...

Cormac Milius dijo...

Yo también estoy hasta ahí, ademàs es lo que tù dices, una cosa es lo que todos o casi todos dicen en pùblico y otra la realidad de cada uno. ¿Esta fiebre religiosa no es lo peor que trajo el movimiento de Reagan en los 80? Porque no es lo mismo que Carter fuese predicador, en los 70 se iba hacia el laicismo yo creo. ¿Volverá algùn dìa? Cormac.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No, en los 80 no. Fue en los 70 la fiebre por todo lo religioso. La perdida de fe en los poderes civiles, y en las institucioens de la república, lleva a la gente en apoyarse más en movimientos religiosos de nueva creación, que se crean en los años 70 a imagen y semejanza de sindicatos que defienden los intereses de gente de bajos ingresos. Y todo coincide además con la proliferación de sectas de toda clase en USA y fuera de USA.

Los 70 son la década clave. La desorientación moral lleva al surgimiento del activismo religioso organizado. En los 80 el dinero es lo más importante. Esos movimientos que surgen en los 70, en los 80 empiezan a hacer negocio, a crear redes de televisión por cable, merchandising religioso, etc. Los 80 es la 'decada codiciosa'.

Mirar este artículo de El País de 1976, cuando Jimmy Carter sólo era candidato.

Hay que entender que en EEUU la fe, la religión, la pertenencia a una Iglesia, son signos de identidad del HOMBRE LIBRE. Es un síntoma de LIBERTAD e IDEALISMO. Esto en Europa no se puede entender proque se tiene la visión contraria, ya que Europa nunca ha sido una sociedad libre.

periplaneta dijo...

De cuando elPAÍS se podía leer, jeje.

Sería USA lo que es sin esa mentalidad religiosa? Habrían caído en totalitarismos y relaivismos morales, como en Europa.

Cormac Milius dijo...

Algo de razón llevas, Antxon. De hecho fueron los excesos relativistas de los 60-70 los que trajeron el fenómeno religioso. Pero yo me refería a que Reagan se apoyó mucho en esos grupos conservadores religiosos, no?Era una de las patas del banco de su revolución, no es asì? Cormac.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Reagan supo establecer una alianza política con esos grupos. El movimiento conservador de Reagan era un movimiento individualista, que recogía eld escontento por la presión fiscal, el papel excesivo del Gobierno, etc. Ese espíritu rebelde encontró acomodo con el activismo evangélico, que también desconfiaba del Gobierno, y con otras corrientes que se oponían al intervencionismo federal que atacaba los derechos de los estados, etc. Al fin y alc abo fue una coalición de descontentos.