domingo, 16 de marzo de 2008

John McCain en Iraq














Mientras sus rivales demócratas viven instalados de forma permanente en unos pocos estados que albergarán primarias el próximo mes, el republicano John McCain ha aterrizado hoy por sorpresa en Iraq, como parte de una gira que tiene por objeto defender el despliegue adicional de 30,000 soldados en Bagdad, y potenciar su imagen de estadista. Está previsto que el Senador se entreviste con el Primer Ministro iraquí, Nuri al Maliki, con líderes del gobierno local, y con mandos militares estadounidenses.

8 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

¡Oh! Veo tras él los convertiplanos V-22 Osprey.

Anónimo dijo...

Asì se las ponìan a Fernando VII o alguno de esos. Los demócratas dando una imagen de peligrosa desunión mientras McCain disfruta como si ya fuera presidente. Y asì hasta el verano por lo menos.

Cormac Milius dijo...

De nuevo el anónimo anterior he sido yo, maldito servidor.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pon tu nombre después de cada texto por si acaso, y ya está.

periplaneta dijo...

qué suerte para los republicanos, que McCain haya sido elegido rápido....y que los demócratas sigan a la gresca.

cómo andan las relaciones de McCain con los medios de comunicación de la derecha, que no acababan de tragarle mucho? Han hecho las paces, o esperan a ver qué "vice" elige para acompañarle?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Parece haber un pacto de no agresión. Desde que superó al abrrera de los delegados que necesitaba y visitó a Bush, han disminuído mucho als críticas desde la derecha. Y en muchos blogs republicanos que antes decían cosas como "antes meurto que apoyar a McCain", empiezan a funcionar de forma favorable al candidato, aunque se resistan a mostrar un apoyo entusiasta.

Anónimo dijo...

Los medios seguramente lo tragan, pero asociaciones sindicales como la AFL-CIO han creado incluso una pagina llamada Mc Cain Revelado para hacerle franca y abierta opocisión a este candidato: http://www.aflcio.org/issues/politics/mccain.cfm

Cormac Milius dijo...

Nos ha jodido, los sindicatos nunca apoyan a un republicano. Cormac Milius.