viernes, 14 de marzo de 2008

"God Damn America!"

Os presento al Reverendo Jeremiah Wright. El hombre que casó a Barack y Michelle Obama, y que ha ejercido como su pastor en los últimos 20 años en la Trinity United Church of Christ del sur de Chicago. Sus sermones se distinguen por su fuerte carga política, y la utilización de una agresiva retórica anti-americana llena de odio.

El Reverendo Wright es uno de esos muchos amigos del candidato que podrían proporcionar a los adversarios suficiente material para hundir en un abrir y cerrar de ojos las aspiraciones presidenciales del Senador. En loss últimos días estamos asistiendo a una especie de peligrosa jessejacksonización de la figura de Obama. Parece haber perdido la inmunidad. Muchos votantes no conocen todavía a Wright pero seguro que de aquí a noviembre lo conocerán muy bien.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jessejacksonización, je, je, bonita palabra, lo peor que le puede pasar a Obama. Algo me dice que en estas cosas piensan muchos superdelegados.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿No te lo parece? Da toda la impresión de que todo esto coincide con la última estrategia que parece haber asumido Hillary: hacer que Obama parezca inelegible.

Aún recuerdo, cuando la campaña de Howard Dena estaba en su mejor momento, una frase que utilizaban algunos pesos pesados del Partido Demócrata hace cuatro años para convencer a los votantes de las primarias demócratas que Kerry era el más "elegible" por su condición de veterano de guerra y tal. Decían aquello de: "¿Queremos berrear o queremos ganar?"

Está claro que todas estas historias tienen como finalidad cuestioanr que Obama sea elegible para noviembre.

Cormac Milius dijo...

El anónimo anterior he sido yo, por enésima vez el servidor me hace la putada xDDD.