domingo, 6 de julio de 2008

Bush tendrá su noche en Saint Paul


Confirmado. El Presidente George W. Bush tendrá su media hora en la Convención Nacional Republicana que se celebrará la primera semana de septiembre en Saint Paul. Será en la primera noche del primero de los cuatro días que durará la reunión republicana. El segundo día estará ya de vuelta en Washington DC. Se descarta cualquier tipo de aparición conjunta con el Senador John McCain, quien no llegará a la capital de Minnesota hasta el tercer día. Pero tampoco se llega al extremo de hacer saber al Presidente que no es bien recibido como fue el caso de Lyndon Johnson en el 68. Se continúa con la línea tradicional: el anterior Presidente republicano que agotó dos mandatos, Reagan en el 88, también fue invitado a abandonar la Convención el primer día para no eclipsar a su sucesor, a pesar de ser una figura popular.

Lo que no se sabe aún es si será la Casa Blanca o el equipo del candidato McCain el que redacte el discurso de Bush. Seguro que tratará los puntos fuertes de su legado: recordar las políticas de seguridad que han garantizado que desde el 9/11 no haya habido más atentados terroristas en territorio estadounidense; impuestos; la Guerra contra el Terrorismo como concepto; la reforma educativa; nominaciones judiciales; la potenciación del programa contra el SIDA en África y el Caribe; o las negociaciones de desarme nuclear con Corea del Norte.

Y pasará por encima de sus tres principales fracasos en política doméstica: reforma migratoria; reforma de las pensiones; y el gasto público no justificado en gastos de seguridad. No faltarán advertencias sobre Irán, y sin duda hablará sobre Iraq en términos más pragmáticos que hace cuatro años, pero siempre como parte de la estrategia global contra el terrorismo. Tampoco es descartable algún gesto lacrimógeno como el de Laporta, recordando las situaciones tan difíciles sobre las que le ha tocado gobernar. Tiptoeing on Bush and Convention

(...) What if your family was planning a big end-of-summer bash (a Grand Old Party, you might call it) but preferred that you not be seen — or heard?

That is the question hanging over President Bush, with eight weeks to go until Republicans gather in St. Paul to nominate Senator John McCain as his successor. Convention planners, the White House and the McCain campaign are wrestling with how to choreograph a proper send-off for Mr. Bush — sure, his poll numbers are in the tank, but he is still the party leader and president of the United States — while hustling him out the door in time for Mr. McCain to look like his own man.

“It’s a very delicate situation,” said Brian Jones, a former communications director for Mr. McCain’s campaign who also was a top communications strategist during Mr. Bush’s 2004 run for re-election. “Even though the president is the president, this is going to be John McCain’s convention, and you want it to be about John McCain and what his presidency would be.”

(...) In St. Paul, Mr. Bush will speak on the convention’s opening night, said Dana Perino, the White House press secretary — a tiny bit of news from an administration that typically keeps a close hold on the president’s schedule. The White House and the McCain campaign said the details were still being worked out. But one Republican close to Mr. McCain and Mr. Bush, speaking on condition of anonymity, said that the president would give “an important speech” but that a joint appearance was “highly unlikely.” (...)

6 comentarios:

mortgage loans dijo...

That is very nice idea.


mortgage loans

free online lotto dijo...

This is a nice blog. I like it!

Jim dijo...

Una intervención importante y una oportunidad para George W. Bush de explicar su legado. Pese a todo, creo que W sigue siendo un activo de primer nivel que puede darle votos y al que no debe renunciar McCain; aunque, lógicamente, marque ciertas distancias.

octopusmagnificens dijo...

Espero que Schwarzenegger se deje caer por allí también. En 2004 apoyó a Bush y en 2008 a McCain.

Jordi Coll dijo...

"Don't be economic girlie men".

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Schwarzenegger tendrá su media hora hora en prime time el segundo o tercer día seguramente.

Lo que todavía no se sabe es quién dará el "keynote speech", el discurso que sirve un poco como arenga. Lo dio Zell Miller hace cuatro años. Este año se habla de Joe Lieberman, aunque se podría optar más por una estrella ascendente como Bobby Jindal (como los demócratas optaron por Obama en 2004 para su "keynote speech").