lunes, 14 de julio de 2008

Los Obama en New Yorker

El matrimonio Obama en el Despacho Oval. Él con vestimenta islámica, y ella con un Kalashnikov a la espalda, mientras la bandera nacional arde en la chimenea y un retrato de Bin Laden cuelga de la pared. Es la última portada de la revista New Yorker, un semanario liberal que probablemente apoye a Obama en estas elecciones. Lo presentan como una crítica en forma de sátira a las falsas alegaciones que durante la campaña han intentado representar al Senador Obama como un musulman radical para confundir a los votantes. Pero la idea no ha sido entendida por los partidarios del candidato, y ha recibido una mala acogida en la campaña del Senador. La han calificado de "insultante y de mal gusto." Saben que este tipo de imágenes, por mal entendidas, pueden generar una fuerte resistencia psicológica entre algunos votantes a la hora de darle su voto.