viernes, 4 de julio de 2008

July 4, 1986

Uno de los más recordados "4 de Julio" de los últimos tiempos fue el de 1986. Aquella noche la Estatua de la Libertad fue reinaugurada después de dos años cerrada para unas reformas por valor de 250 millones de dólares. Para una Nación de inmigrantes y descendientes de inmigrantes, la estatua era y es el símbolo más potente del significado de América -un nuevo comienzo para todos los que llegaban al país en busca de una vida mejor.

El Presidente del Tribunal Supremo, Warren Burger, admisitró en Ellis Island el oath of citizenship a 13,000 personas que lo siguieron vía satélita desde tres ciudades americanas. Y el Presidente Ronald Reagan presionó un botón que envió un potente rayo de luz a través del puerto de Nueva York, desde Governors Island hasta Liberty Island, activando el iluminado de la Estatua de la Libertad. La reinauguración de Miss Liberty sirvió como una metáfora de la restauración del Sueño Americano que el Presidente Reagan pregonaba en su mensaje. Una gran noche.

2 comentarios:

Jordi Coll dijo...

Vaya precampaña la de Reagan: reinauguración de la Estatua de la Libertad, Juegos Olímpicos...

Charlie Rose se mantiene bastante bien, viendo como estaba en el 84.

El tribunal Burger dictó algunas de las sentencias más controvertidas, ¿no?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Esto fue en el 86, no en el 84 xD Pero da igual. Todo lo que organizaba aquella Casa Blanca estaba cuidadosamente pensado para el consumo televisivo. Tenía control absoluto sobre la situación. Eso era mucho más fáicl en un mundo sin internet, y donde la TV era la ventana para todo.

Warren Burger fue nombrado Presidente del TS por Nixon, pero su etapa fue liberal. Por ejemplo en su etapa fue la polémica decisión del aborto. Entre otros motivos porque ya desde los años de Roosevelt había una mayoría liberal. El Tribunal Burger continuó con la herencia de intervencionismo político del Tribunal de Earl Warren.

Después de la II Guerra Mundial, y de forma más pronunciada en los años 60, la Corte Suprema comienza a asumir un papel mucho más intervencionista en la vida política de la que había asumido en todos los años anteriores. Se convierte en una institución activa y colaboradora en los intentos del gobierno federal por extender sus poderes frente a los derechos de los Estados para intervenir sobre casos inaceptables como la segregación racial, y que esta no pueda ampararse en el argumento de los derechos estatales.

Esa tendencia se va pronunciando y a medio plazo provoca que el Tribunal Supremo, apoyado en ese nuevo papel político asumido, empiece tmabién a intervenir sobre los derechos de los Estados en otros asuntos, por ejemplo en lo que te decái del aborto con el Roe V. Wade. El fundamento del Roe V. Wade no es declarar legal el aborto sino el impedir a cada Estado que pueda decidir por sí mismo sobre la regulación del aborto.

Fueron años de intervencionismo judicial. En la etapa Reagan-Bush comenzó a dar al vuelta a la situación. Burger fue reemplazado en 1986 por William Rehnquist, que presidió por priemra vez en 50 años un Tribunal Supremo conservador que dura ya más de dos décadas.