sábado, 9 de febrero de 2008

En Campaña: el show de Obama llega a Seattle

Los demócratas votan hoy en Louisiana, Nebraska y Washington. El Senador Barack Obama cree tener asegurada la victoria en Louisiana y Nebraska, la duda estaría en Washington. Por eso mientras Hillary Clinton hablaba ayer en Tacoma y Spokane, ciudades de Washington, el Senador Obama se presentó ante una audiencia de 18,000 personas en el KeyArena de Seattle, la ciudad más poblada del estado. Fue introducido por la Gobernadora Christine Gregoire. El candidato prometió que si es elegido Presidente, dirá al mundo que "América está de vuelta, y estamos preparados para ldierar". Prometió enfrentar el terrorismo, habló de Iraq, del calentamiento global y del genocidio en Darfur.

Volvió a sus habituales líneas de "hope and unity". "Creo que si sólo pudiesemos unirnos, a través de las divisiones raciales, divisiones de género, jóvenes, viejos, ricos, pobres, negros, blancos, hispanos, asiáticos, nativos americanos, gays, heterosexuales... entonces no hay problema que no podamos resolver". El candidato está explotando brillantemente una idea que resulta muy sugerente para el elector. Les convence de que son parte de la historia, de que están haciendo historia al apoyar su candidatura o asistir a sus mítines. La idea es convencer a la gente del valor de que algún día podrán contar a sus nietos que ellos votaron por Obama o escucharon en directo a Obama.

Nunca será un Kennedy o un Reagan por sus limitaciones de origen, puede que no llegue a ninguna parte, pero el mensaje funciona en una sociedad que toda la vida ha creído en héroes, mitos y padres. "La historia se está haciendo, y vosotros estáis siendo parte de ello". Ese es el mensaje. Hacer sentir a la gente una realidad ideal que no existe. Soñar con una América mitificada. Los mitos son mentiras, son ficciones que actúan. Pero la campaña de Obama sabe que la fe en los grandes ideales-mitos ha sido siempre el motor del desarrollo de la Unión. Es difícil resistirse a formar parte de ello.



Continuación