lunes, 29 de septiembre de 2008

Aquel peligroso mes de septiembre de 1975

El Presidente Gerald Ford sufrió dos intentos de asesinato en un espacio de sólo tres semanas. El primero tuvo lugar el 5 de septiembre de 1975, en las cercanías del Capitolio de Sacramento, capital administrativa de California. El Presidente, que había sucedido sólo trece meses antes al dimitido Nixon, acostumbraba a acercarse a las multitudes en plena calle, acompañado de cámaras de TV, para darse a conocer mejor y elevar los índices de aceptación entre un electorado que no lo había elegido en las urnas. En una de esas ocasiones, Lynette "Squeaky" Fromme, una fanática de la secta de Charles Manson, empuñó a corta distancia un revolver Colt del calibre 45. Un agente del Servicio Secreto, de nombre Larry Buendorf, héroe nacional desde entonces, agarró el arma y la redujo antes de que pudiera hacer fuego, mientras el Presidente era evacuado de la zona.

En inmediata reacción por lo ocurrido, el Servicio Secreto empezó a mantener al Presidente Ford a distancias prudenciales de multitudes anónimas. Una nueva estrategia de seguridad que pudo ayudar a salvar su vida diecisiete días depués. El 22 de septiembre, el Presidente volvió a California. En esa ocasión a la más grande y peligrosa ciudad de San Francisco. Eran los tiempos en que la serie Las Calles de San Francisco, que narraba las aventuras de dos detectives de homicidios, triunfaba las noches de los sábados en las pantallas de ABC. Tiempos de corrupción y duras luchas de poder en la ciudad, que desembocarían pocos años después en el asesinato del Alcalde George Moscone.

Cuando Gerald Ford se disponía a abandonar el Hotel Saint Francis en pleno downtown -zona céntrica de edificios de negocios y hoteles caros- de la ciudad, una radical llamada Sara Jane Moore, ex enfermera y madre de cinco hijos, alcanzó a disparar desde la distancia su revolver calibre 38. El tiro pasó unos centímetros por encima de la cabeza del Presidente gracias a que Oliver Sipple, un ex marine que se encontraba al lado de la tiradora, le pegó en el brazo y provocó que la pistola saltara por los aires.

*Fotografías disponibles en la Gerald Ford Presidential Library

*Video:

5 comentarios:

Haters dijo...

Quiénes son estos de GW/Battleground Tracking que ponen a McCain dos puntos por delante cuando el resto de las encuestas le dan a Obama de cinco a ocho de ventaja? Me recuerdan a las encuestas de Intereconomía antes de las elecciones españolas.

Por cierto, me acuerdo de un post de hace meses cuando Obama siempre sacaba peores resultados en las primarias de lo que decían las encuestas previas. El factor no sé qué, se llamaba (por un político negro al que siempre le ocurría eso también). Se repetirá en November?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Ya lo dije. Si Obama llega con una ventaja de sólo 2 o 3 puntos al día de las elecciones, y con igualdad en los sondeos de los estados decisivos, si apostara pondría mi dinero en McCain.

francisco dijo...

Eso era posterior, antes del supermartes siempre terminó con mejores resultados que en las encuestas. En el supermartes ganó estados donde perdía claramente en las encuestas.

Todos esto es muy demócrata y la excepción fu NH.
Igual el efecto fue en California. Eso desmitifica un poco al estado del oro. Parece tan liberal y en general su poblacion blanca vota mas republicano que Oregon u otro estado competitivo.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Caucuses.

Por favor, no me convirtáis todos los hilos end ebates sorbe Obama. Esto va sobre Jerry Ford y la violencia.

francisco dijo...

ustedes hablaban de Obama