jueves, 18 de octubre de 2007

¡Sorpresa! Deval Patrick prefiere a Obama

El actual Gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, considerado siempre un fuerte aliado de los Clinton, ha salido con su endorsement al rescate de Barack Obama ante el electorado afroamericano que parece haberle dado la espalda. Según las últimas encuestas relativas a la intención de voto de esa comunidad, Hillary Clinton destroza al Senador por Illinois con un 57% frente a un calamitoso 33%. Esa es la paradoja del candidato afroamericano más presidenciable de la historia, que es a su vez el menos deseado por los de su propia raza. El apoyo del Gobernador Patrick puede servir para disimular esa realidad en el mundo de las apariencias, al tratarse del único Gobernador negro de la Unión.

Pero la influencia de Patrick sobre los votantes negros que de verdad tienen peso en las internas demócratas -los del Sur, siempre más sectarios y activistas- es limitadísima, por no decir nula. Poco puede ayudarle con los predicadores negros que guían a sus feligreses a las urnas en Carolina del Sur. Massachusetts no es precisamente el corazón de la América Negra. Entendiendo este punto, sería más inteligente interpretar este endorsement como el de un Gobernador cualquiera. En este caso, el valor electoral del apoyo no está en el color del protagonista, sino en su condición de jefe ejecutivo del gobierno de un estado que siempre ha tenido gran influjo sobre la vecina New Hampshire, gracias al conocimiento mutuo que posibilitan la muchas estaciones de televisión local que comparten.

Hemos podido comprobar en el pasado el gancho que los políticos de Massachusetts han tenido entre los participantes en la primaria de New Hampshire: Henry Cabot Lodge en 1964; Michael Dukakis en 1988; Paul Tsongas en 1992; John Kerry en 2004; o los buenos números de Mitt Romney este mismo año. Lo provechoso para el Senador Obama sería lograr que Deval Patrick se recorra en su ayuda cada condado blanco de NH -allí no hay condados negros- en la recta final de la campaña para las primarias, y que pusiera a su disposición a sus legiones de voluntarios en la región. Tal vez así, sólo así, pueda convertir un apoyo simbólico, en una máquina de dividendos. De momento sabemos que la colaboración empezará con un potente rally electoral en Boston la próxima semana.

2 comentarios:

Javi dijo...

Massachusetts siempre ha tenido más predica en Vermont que en New Hampshire, creo yo, vaya...

De hecho NH es un estado netamente conservador, no como Vermont o Mass..

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Eso es irrelevante. Estamos hablando de internas demócratas, no generales.