miércoles, 3 de octubre de 2007

Mapas de proyección

Politico nos muestra varios mapas de proyección de voto electoral de los cuatro principales candidatos del GOP enfrentados a la más probable candidata demócrata, Hillary Clinton. Mediante este tipo de mapas, construídos en base a sondeos estatales más que nacionales, es como mejor se pueden analizar las expectativas electorales. Se evidencian pocas sorpresas.

Giuliani sería el republicano más competitivo. A día de hoy tendría asegurada la victoria en 23 estados, entre ellos Florida, que sumarían 210 votos electorales -se necesitan 270 para ganar-. Hillary, enfrentada a Rudy, sólo tendría asegurados dos estados del Noreste -Massachusetts y Vermont-, que suman 18 votos electorales. Quedarían en disputa 310 votos electorales. Este escenario sería magnífico para un Giuliani que está centrando su campaña en su condición de ganador. Estos resultados nos indican que, en el mejor de los casos, sería capaz de ganar hasta 48 de los 50 estados. Hace muchos años que ningún candidato podía ofrecer esa competitividad en casi toda la Unión. La gran ventaja competitiva que ofrece esto es que podría obligar a la demócrata a gastar mucho tiempo y dinero en estados tradicionalmente demócratas que debería tener asegurados, dispersando así sus esfuerzos y haciéndola débil y poco presente en los estados variables y republicanos.

Aunque no debemos descartar que, ahora que todavía no hay un enfrentamiento directo demócrata-republicano, lo que las proyecciones reflejen sea el nivel de conocimiento que el electorado puede tener de cada candidato. Entre McCain y Hillary dominaría la igualdad; el Senador Thompson confirma su fortaleza en el Sur pero genera dudas de ser competitivo en los swing states; y Romney aparece todavía como un peso ligero lejos del universo de los primeros estados con primarias. Pero no deja de ser curioso que incluso un novato en el escenario nacional como es Romney, se situe por encima de los 150 votos electorales en el peor de los casos. Esa sería la debilidad de Hillary, que ya de plano y para empezar, regala mucho voto electoral a cualquier rival sin apenas disputarlo.

Giuliani vs. Hillary

















McCain vs. Hillary


















Thompson vs. Hillary


















Romney vs. Hillary

8 comentarios:

geógrafo subjetivo dijo...

¿Y por qué no se hacen cruces con Edwards o Obama? Creo que Edwards rinde mucho frente a los republicanos, pero poco dentro de su partido.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sí. Edwards sería el que mejor lo haría. Podría convertir en swing states algunos estados que contra Hillary parecen muy republicanos.

Las influencias regionales juegan un papel importante. Es curioso ver por ejemplo que McCain, un hombre del Oeste, ganaría Colorado sin discusión a día de hoy. Mientras que Giuliani no lo tendría asegurado, aún haciéndolo mejor a nivel nacional. Todos esos matices suelen ser importantes. Un candidato puede tener apoyos generalizados por todo el país pero estos ser poco consistentes, otro puede tener menos pero más consistentes en plazas concretas que pueden ser decisivas.

Aún es pronto de todas formas. Recuerdo que en diciembre de 2003, el Presidente Bush ganaba unos 47 estados contra 3 de Kerry. Luego en noviembre de 2004, ya en una campaña de evrdad dodne los dos candidatos son ya igualmente conocidos, ganó 31.

Todavía se está corriendo en condiciones de mucha desigualdad entre unos y otros candidatos. El análisis del mapa electoral corbará mayor importancia cuando la carrera sea un cuerpo a cuerpo, de tú a tú entre dos candidatos ya oficiales que salen por igual en la televisión y atraen donaciones por igual.

Odalric dijo...

Veo que se da por segura la nominación de Hillary...

Impresiona ver cómo el gran Rudy es el favorito :)

Claro que cómo no lo va a ser si puede quitarle NY a Hillary y hacer de California un swing state... ¿cuando fue la ultima vez que un candidato GOP ganaba (o podia ganar) en esos dos estados?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Reagan ganó en esos dos estados. Bush en el 88 ganó California por 4 puntos. De todas maneras en 2008 ningún republicano ganará esos estados, tampoco Giuliani. Pero no los necesita. El objetivo en algunos estados no es ganarlos, sino dar guerra, no dar guerra intentando ganarlos, cosa difícil, sino para obligar al rival (que pensaba tener asegurada la victoria en esos lugares) a visitar estados tradicionalmente demócratas las últimas semanas de campaña, descuidando otros estados que de verdad son comeptitivos.

Por ejemplo, si un republicano, a falta de 1 mes para las eleccioens, aparece muy cerca del demócrata en las encuestas de estados que hace cuatro años fueron apra los demócratas (Minnesotta, Oregon, New Jersey, etc.) la campaña del candidato demócrata se ve obligado a destinar más dinero en anuncios a esos estados, en lso que no tenía rpevisto invertir tanto, y así le queda menos para estados como Ohio o Florida. También se verá obligado a visitar New Jersey o Minnesotta las últimas semanas, cuando ya debería tener cerrados esos estados, mientras que el candidato republicano continuaría con su campaña en Ohio, Florida o estados que realmente están en juego. Así se ganan las elecciones presidenciales. Obligando al rival a retroceder, para asegurarse lo que ha dejaod por detrás todavía sin asegurar. Minnesota o New Jersey probablemente no lo estarían, pero la igualdad de las encuestas obligaría al demócrata a preocuparse por ellos.

Eso es lo que puede aportar Giuliani al GOP.

Jordi Coll dijo...

¿Colorado swing state con Thompson de candidato?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sí. Eso es normal. En 2004 también fue un swing state hasta dos meses antes de las elecciones, cuando ya Bush pareció asegurarlo.

Cormac Milius dijo...

Qué obsesiòn con Hillary, je, je, yo también apoyo que se haga la prueba con los demàs demócratas. Desde luego a dìa de hoy Giuliani es el que màs daño puede hacer en el GOP, lo que creo que apunta un cambio de aires en general. ¿Le das como seguro perdedor en NY? Lo de perder en el estado natal da muy mala suerte,eh?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es que un republicano no tiene necesidad de ganar NY. Y tal y como se plantean las campañas hoy en día en el sentido de optimizar recursos, no verás que un republicano se gaste un dólar en el estado de NY. Sería vicio. No daría la llave de la victoria. Si un republciano gana en Nueva York es porque a nivel naiconal ha arrasado , como Reagan en el 84, con casi el 60% a nivel nacional. Pero en una elección más o menos igualada Nueva York no va a ir a unr epublicano. Y gastar ahí dinero sería un vicio.

Lo que sí puede hacer Giuliani es inquietar en las encuestas al demócrata en NY y otros estados similares sin gastar un duro. Sólo por quién es. Eso obligaría al demócrata a gastar dinero en esos estados que sí necesita de forma obligada. Pero un republicano no necesita ganar NY.

Es como si elc anddiato demócrata lo hiciera bien en als encuestas en Texas. No gastaría un duro ene se estado porque no lo necesita para ganar. Pero sí obligaría al republciano a pasarse por Texas más de lo que querría (y en USA un viaje son muchas horas perdidas en las que podría estar en otro estado) y gastar dinero.

Es hacer que la carrera se dispute en los estados que el rival necesita ganar. Y alejarlo de los tuyos.