lunes, 23 de agosto de 2010

AK - Sen: la enésima guerra entre Palin y Murkowski



Mañana también se celebran primarias en Alaska en medio de una inusual expectación nacional debido a la fuerte implicación de Sarah Palin con dos candidatos. En la primaria republicana para Gobernador apoya a su sucesor Sean Parnell, que la sucedió en el cargo hace un año. Lo de Parnell será un mero trámite. Más problemático ha resultado ser su toma de posición en la primaria republicana para el Senado. Está apoyando al desconocido abogado y veterano de guerra Joe Miller en su quijotesca campaña contra la Senadora Lisa Murkowski que busca la reelección.

La enemistad entre Palin y Murkowski, las dos mujeres que más lejos han llegado en la política de la última frontera, viene de lejos. Es el choque entre la outsider sin pedigree y la integrante de la familia política más poderosa de Alaska. En 2006 Palin se enfrentó y derrotó en la interna republicana al padre de la Senadora, el entonces Gobernador Frank Murkowski. Y cuando Palin renunció como Gobernadora en verano de 2009, la Senadora Murkowski no se cortó, la acusó de abandonar el estado a su suerte y le envió una seria advertencia para que no se le ocurriera presentarse a su escaño en 2010. Ahora Murkowski lleva como campaign manager a John Bitney, antiguo director legislativo de la Gobernadora Palin que fue despedido por esta por mantener un romance con la mujer de un amigo íntimo.

Murkowski es la candidata del establishment en Alaska y en Washington: está apoyada por el Speaker de la Asamblea estatal y el presidente del Senado estatal, por el National Republican Senatorial Committee y por diversas organizaciones con mucho peso en Alaska como la National Rifle Association (NRA) o la National Education Association. Joe Miller tiene el respaldo de grupos nuevos como el Conservative Patriots Group y el Kenai Peninsula Tea Party Patriots que pertenecen al Tea Party Express, y se describe a sí mismo como un "republicano constitucionalista" hostil al Gobierno federal.

La campaña de Murkowski cuenta con unos fondos que multiplican 20 veces los de Miller pero, desde que Palin se posicionó en favor de Miller a través de su cuenta de Facebook, el candidato desconocido ha subido en las encuestas. Un reciente sondeo de RT Nielson otorga a Murkowski una ventaja de sólo 11 puntos (46% - 35%); su ventaja era de más de 30 puntos (62% - 30%) en un sondeo de Moore Research en el mes de julio. Es improbable que una Senadora en funciones sea derrotada en una primaria pero en el equipo de Murkowski existe un miedo lógico a una alta movilización de conservadores mañana en Matanuska-Susitna Valley, región de la zona Centro-Sur de Alaska y bastión electoral de Palin.

Palin grabó ayer un robocall (mensaje automatizado) criticando el historial Murkowski en el Senado. "Lisa Murkowski ha votado con los demócratas más que ningún otro republicano que se presente a la reelección este año. Vaciló sobre la revocación del ObamaCare, co-patrocinó el comercio de derechos de emisión, y votó a favor del TARP (Programa de Alivio para Activos en Problemas)."