jueves, 23 de septiembre de 2010

Mal rato de Obama



Fue ayer en una recaudación de fondos para el Partido Demócrata de Nueva York. El discurso del Presidente fue interrumpido por activistas de la salud con pancartas con el lema "las promesas incumplidas matan" que hacían referencia a los fondos para la lucha contra el SIDA. Las mentiras electorales de una campaña de fantasías empiezan a pasar factura.

El candidato Obama prometió personalmente a los activistas de la salud y activistas gays 50,000 millones de dólares para luchar contra el SIDA en cuatro años y levantar la prohibición contra los programas de intercambio de agujas. A cambio estos activistas trabajaron para movilizar al electorado en su favor. El Presidente Obama ha aprobado sólo incrementos nominales en la financiación, ha defendido compartir los fondos con otras enfermedades y ha dado marcha atrás en su promesa de levantar la prohibición.

Su antecesor George W. Bush lideró en 2003 el mayor esfuerzo de la historia de una sóla nación para combatir una sóla enfermedad, el SIDA, con la creación del President’s Emergency Plan for AIDS Relief (PEPFAR), con una inversión cercana a los 33,000 millones de dólares -y no le dieron ni pidió ningún premio Nobel por ello. Obama realizó sus promesas 2008, para ganarse el voto homosexual a pesar de estar en contra del matrimonio homosexual, siguiendo el famoso lema circense del "más difícil todavía", una constante en su campaña electoral, sabiendo bien que no podría cumplirlas. Ayer les dijo a los manifestantes que vayan a protestar a los republicanos porque "yo os prometo que ellos sí recortarán cada una de las prioridades que os preocupan".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Antxon que opinas de los cambios recientes en el equipo de Obama ya anticipando la más que probable derrota electoral en noviembre?.

Obama está siendo castigado por el electorado independiente por no encararse con el tema económico. Me gustó el intento de reanudar http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_Glass-Steagall gracias a la buena influencia del exgobernador de FED, Volcker. Aunque la pifia de su minireforma sanitaria ha sido un error estratégico al no estar en la agenda del ciudadano yanqui.

Da una imagen de distante y tono académico que está alejando de su electorado. ¿Es la hora de un gobernador en 2012?. Has citado a algunos gobernadores republicanos como futuribles. ¿Cual ves que da una imagen más cercana, más natural?.

Melchor Rodriguez.

MiguelN dijo...

La "izquierda" recordando que la derecha sería simplemente peor.

Oh vaya.. a que me sonará eso.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Melchor, creo que la victoria de Brown en enero proporcionó a Obama una oportunidad única para hacer una nueva distribución de las prioridades en su agenda nacional. Desde ese mismo instante debió haber convertido la economía y el empleo en su única prioridad, haciendo un llamamiento al Congreso y a los republicanos para colaborar en una prioridad compartida. En lugar de eso, se volvió más terco, presionó para la aprobación de la reforma sanitaria (que debió haber aplazado), aceleró las preisones apra pasar la legislación medioambiental de comercio de emisiones que también tenía implicaciones negativas en los votantes de ciertos estados que ahora se muestran sorprendentemente hostiles (Ohio, Pennsylvania...) Creo que estamos ante un evdiente caso de un Presidente que ha confundido el mandato que le otorgaron los votantes. Este hombre llegó con ganas de trascender, de reescribir la historia. Y los votantes sólo querían alguien con sentido común y soluciones fáciles. Quiere ser un "presidente enorme" en una época que requiere de un "presidente pequeño". Quiere ser Roosevelt o Kennedy en una rpesidencia que parece más bien hecha a la medida de un Coolidge o un Nixon.

Lo comparan mucho con Carter, pero la mejor comparación es con Bush padre, un presidente que llega en un momento de grandes acontecimientos y "oportunidades" para dar un impulso histórico en muchos campos, pero que en realidad lo que el votante quiere y lo único que es posible son las soluciones pequeñas. Y sí, 2012 puede ser el momento de un Gobernador acostumbrado a gobernar sobre esas "cosas pequeñas" y no a dar discursos en escenarios con columnas griegas de cartón piedra. Daniels, Pawlwenty, pueden dar ese perfil.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En cuanto a su staff, creo que Rahm Emanuel es la única influencia positiva/realista. Los Jarrett, Axelrod, y todos estos que podían ser útiles en la campaña, pero que son una mala influencia en el ejercicio del poder.

Mira esto. Obama secuestrado por la mafia de Chicago

Y este artículo de Dana Milbank de febrero. Why Obama needs Rahm at the top

Anónimo dijo...

Antxon. Hillary Clinton, ¿puede tener posibilidades otra vez?.

¿Tiene mejor imagen que Obama?.

Hillary más curtida sería una presidente más pragmática. Aprendió en sus carnes el intento fallido de la reforma sanitaria (necesita una mejor regularización).

Como el mismo Obama al ser financiado por los grandes grupos financieros y de grandes compañías, no iba atacarles. Pero llevaría mejor la iniciativa y los republicanos estarían fuera de combate. Su marido Clinton, como político a nivel táctico tras la derrota de 1994 supo ser el mejor.Robo el programa a sus rivales.

Tea Party -un fenómeno en la prensa española, tan pro Obama, no entiende- ¿puede ser un elemento que puede ser decisivo o romper la coalición republicana?.

Mi opinión es que el Tea Party va ser un fenómeno coyuntural -depende si la crisis económica acabe o no- ya que no hay una organización forma y central y hay muchos sectores contrapuestos. Hay una parte libertaria -Ron Paul sigue el referente- pero otra llena de oportunistas que se está adueñando del movimiento de base (de protesta). La coalición republicana es una precario equilibrio entre conservadores sociales y religiosos frente los conservadores fiscales. Tea Party, su filosofía es más la segunda (en contra del endeudamiento público). Los conservadores religiosos y sociales -con tanto peso en la coalición- no le gusta mucho esta influencia ya que muchos grupos de Tea Party son liberales (en concepción europea)en el orden social y religioso, lo cual puede atraer a mucho voto independiente (no registrado como republicana o demócrata). Bueno, el aparato del Partido Republicano le está sentando mal que el Tea Party está ganando muchas elecciones internas recientes. Demasiadas.

Melchor Rodriguez.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El Tea Party surge como respuesta a los multimillonarios planes de estímulo económico, planes de rescate, y reforma sanitaria, y empieza a manifestarse con las protestas en los famosos town hall meetings del verano de 2009, organizadas por FreedomWorks. Después ha ido aglutinando a todos los descontentos y convirtiéndose en un movimiento más variado. Pero es en esencia una reacción ante la amenaza de un creciente intervencionismo del gobierno federal, y una reivindicación del concepto de gobierno y los ideales que surgen de la revolución americana en un momento en que el país tiene por primera vez desde que tenemos uso de razón un Presidente que no cree en los ideales americanos, ni en el caracter americano, ni en la grandeza histórica del país, ni en su excepcionalismo.

Jordi Coll dijo...

Que haya tantos cambios en el staff de un presidente a estas alturas de un primer mandato es señal de problemas. A los presidentes populares no les dimite el personal más próximo a los dos años. Por ejemplo, a Bush hijo el primer chief of staff le duró hasta 2006 y el núcleo duro del personal de Reagan se mantuvo intacto hasta el segundo mandato, cuando Baker y Meese fueron ascendidos y Deaver se fue al sector privado.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Dvaid Stockman y Fred Fielding también le duraron todo el primer mandato a Reagan. A Obama ya se le han marchado el director de comunicaciones, el director de presupuesto, el presidente del consejo de asesores económicos, y el consejero legal de la Casa Blanca. Ahora los rumores apuntan que el jefe de gabinete y el consejero de seguridad nacional también se irán.