miércoles, 14 de mayo de 2008

¿Obama-Feingold?

Russ Feingold. 55 años. Senador por Wisconsin desde 1993. Judío. Doctorado en Derecho por Harvard y titulado en Humanidades por Oxford. Uno de los miembros más inteligentes del Senado. Demócrata liberal pero no sectario. Como miembro del Comité Judicial del Senado, se desmarcó de la mayoría de sus compañeros demócratas y votó a favor de la confirmación del conservador John Roberts para presidir el Tribunal Supremo. También votó a favor de la confirmación de John Ashcroft para Fiscal General. Por contra, se opuso a la Patriot Act cuando sus compañeros demócratas la apoyaban, y fue uno de los 23 Senadores que votó en contra de autorizar la intervención militar en Iraq. En 2005 se convirtió en el primer Senador activo que pedía en público un calendario de retirada de tropas.

Muy querido por los sindicatos y los blue-collar workers, también goza del favor de las organizaciones de base de nueva creación que apoyan a Obama. De hecho, el Senador Feingold era el candidato deseado por esa gente para este año. Un ticket Obama-Feingold ofrecería carisma desbordante, cambio generacional, y sería, por primera vez en muchos años, una candidatura formada por dos hombres del Medio Oeste. Juega en contra de Feingold el haberse divorciado dos veces, y tener un historial similar al de Obama en temas de armas y Segunda Enmienda.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen Vice, sin embargo pregunto una cosa Vasco, porque es tan buena opción Feingold, sí es otro personaje del Medio Oeste como Obama, no sería mejor equilibrar el ticket con alguien del oeste o del este, o en ultimas el sur.

¿O el hecho de garantizar buena imagen para el centro del país es una garantia suficiente de cara a las Elecciones Generales?

Miguel Angel

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Yo no he dicho que sea buena opción. Eso está por ver. Yo sólo he señalado que es uno de los que están siendo mencionados.

Feingold sería bueno en el sentido de que reforzaría la esencia de la candidatura de Obama. Se opuso a la intervención en Iraq desde el principio, es relativamente joven, sería el priemr Vicepresidente nacido en los años 50, lo cual también reforzaría el tirón generacional que Obama puede representar entre las gentes de entre 35 y 55 años. Reforzaría también el atractivo de imagen de la candidatura, porque Feingold es un tipo carismático. Y ofrecería experiencia (15 años en el Senado) y buenas credenciales académicas (Oxford y Harvard).

¿¿Que esos ea suficiente?? Pues no lo sé. Tengo mis dudas. Sí puede funcionar, pero tiene sus riesgos. Podrían ser fuertemente cuestionados en temas de Seguridad Nacional, y acusados de no apoyar a las tropas. Falta experiencia ejecutiva. Ambos comparten un historial discutible en materia de armas, con mala nota por parte de la NRA. Aunque Feingold tenga fuertes vínculos con los sindicatos, podrían ser presentado como un elitista por haber estudiado en el extranjero (Oxford) y tal.

Es un ticket que tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Sería una selección ideal si en el momento de seleccionarlo Obama estuviera muy seguro de que tiene muchas opciones de victoria en noviembre. Si sus encuestas internas le dicen que su fórmula funciona, entocnes pdoría buscar reforzar la fórmula que ya le funciona. Aún es pronto para valorarlo.

En cuanto a que los dos sean del Medio Oeste, puede ser algo rompedor (como lo fue el Clinton-Gore). Rara vez se escoge a alguien de tu misma zona geográfica. la selección podría ser interpretada como una señal de que Obama tiene plena confianza en sí mismo. Y muchas veces la selección vicepresidencial es más importante por lo que dice del candidato a Presidente que por lo que dice del candidato a Vicepresidente.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Por otra parte, la selección de alguien muy diferente a él, podría enviar al electorado la señal de que Obama es tan frágil que necesita seleccionar a alguien con el que no te lo imaginas pasando una tarde o manteniendo una conversación casual.

Hay muchas cosas que hay que valorar.

Anónimo dijo...

joderrrr Vasco, es muy complejo esto del ticket, la verdad debe ser de lo más complejo de toda la eleección u.s. porque imaginate que pesa la percepción de autoconfianza del candidato en el electorado además del la perfección de empatía con el vice, es decir, no es facil jugar a complementar las debilidades con el vice porque ya hay todo un ambiente juzgando empatía, autoconfianza, equilibrio, etc...

Miguel Angel