lunes, 19 de mayo de 2008

Encuestas para OR y KY (19-05-08)

Hace una semana, el Portland Tribune otorgaba una cómoda ventaja de 20 puntos a Obama en Oregon. Pero hoy, víspera de la primaria, el sondeo de Suffolk University reduce su ventaja a apenas cuatro puntos. Esto indicaría un considerable avance de Clinton en el estado, a pesar de estar desahuciada por muchos en la batalla pro la nominación. La Senadora por Nueva York sigue fidelizando a sus votantes. Clinton ya lo hizo bastante bien en su día en el otro estado de la Costa Oeste, el estado de Washington, donde perdió la primaria por unos seis puntos. En Kentucky se espera un cómodo triunfo de Clinton, algo inferior al logrado la pasada semana en Virginia Occidental.

Oregon

Suffolk University: Obama 45% - Clinton 41%

American Research Group: Obama 50% - Clinton 45%

Kentucky

Suffolk University: Clinton 51% - Obama 25%

American Research Group: Clinton 65% - Obama 29%

9 comentarios:

Haters dijo...

En Kentucky se presenta Britney Spars contra Obama en las primarias demócratas y gana Britney. Hay estados en los que la cuestión racial pesa demasiado aún.

Anónimo dijo...

Excelente blog que sigo desde haces semanas. Es de los pocos objetivos que no han caído en la obamanía. Que la verdad no entiendo en absoluto. es el discurso político más vacio y poco sustancial que he visto en mi vida. Y para postres su plan de salud es un desastre y sus apreciaciones sobre Hamas y Hizbulah son de primero de bachillerato. Eso por no hablar de Rezko, Wright y Ayers.
Los demócratas lo tendrán crudo para ganarle a McCain si escogen a Obama.

Anónimo dijo...

¿Pero realmente Obama puede ser una especie de McGovern o mejor de Dukakis negro? Porque entonces la falta de percepción de la realidad del Partido Demócrata sería alarmante. Antxon i cia, ¿creéis que América ha cambiado, o qué los parámetros en que tendrán lugar estas elecciones son distintos a los de hace unos pocos años y Obama será visto más como un Reagan demócrata? Supongo que esta es la cuestión a resolver para muschos superdelegados.

Pep Martí

Joan Mejia dijo...

Algo que desde hace mucho se (desde ninio) es que Hillary es MUY inteligente y en lo que a su vida politica se refiere es muy "fria y calculadora" por que si todos la pintan de que ya no tiene posibilidades por que ella se las juega todas y poder quedar con mala imagen dentro del partido, eso me pone a pensar en que es lo que se esta planenado en su campo de batalla que planes ello tienen para quitarle la candidatura a Barak Obama?, y tambien no son tan brutos de seguir con muchas deuda, si sigue en la carrera es por que algo se mueve.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El poder de Obama es iconográfico. Después de los traumas de los últimos años, y una realdiad que les produce ansiedad (terrorismo, Iraq, incertidumbre económica), unido a la fuerte polarización política y ausencia de consensos y unión, los estadounidenses están hambrientos de carisma, de un liderazgo fácil de seguir, de que alguien les diga cosas bonitas y los arrope cada noche cuando van a dormir. Y Obama tiene ese talento, un talento superficial pero rpeciadísimo que muy pocos líderes tienen. Y es eso lo que le otorga opciones de ser elegido Presidente en este momento de la historia. No es una cuestión ideológica o programática.

Pero no podemos considerar a Obama como el Reagan demócrata. Reagan era un hombre capaz de ganarse la voluntad de cualquier votante del país, capaz de ganar una elección en cualquier barrio de cualquier pueblo, de cualquier estado. Obama está mucho más limitado. Es más bien un fenómeno mediático ale stilo Gary Hart, una estrella que se maneja bien entre grandes multitudes. Reagan tenía el talento de dirigirse de forma íntima a cada votante. Eso no ha habido nadie más que lo haya sabido hacer. Y Obama tampoco, pero sí ofrece un liderazgo fácil basado en códigos estéticos, algo a lo que resulta muy sencillo apuntarse.

En cuanto a Hillary, si sigue en la carrera es porque aún tiene margen apra demostrar su fortaleza, y aunque eso no le sirva para hacerse con la nominación, sí le sirve para demostrar su competitividad y no irse como una perdedora. Hillary sería una especie de "Nixon demócrata". Un político que no gustaba a los votantes, ni les caía bien, pero que al final, tarde o temprano, siempre acababan recurriendo a él porque no dudaban de su capacidad y preparación. Seguramente Hillary tenga una segunda oportunidad en el futuro.

Anónimo dijo...

Soy pesimista respecto al futuro de USA y del mundo por la posibilidades de que este Obama pueda ganar las elecciones.

La presidencia de Bush ha sido un fracaso, por las razones que sean (la guerra sucia e impopular que implica el terrorismo creo que es muy importante), y es lo que ha hecho que Obama pueda ganar las elecciones.

Hoy en el ABC decían que McCain no tenía dinero y Obama millones de dólares. Pintan bastos.

José Luis

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El dienro es la grna ventaja de Obama. Pero McCain no es un candidato que se haya apoyado en el dinero para lograr la nominación republicana. Ocho años de buena prensa entorno a su persona, es algo que le ha permitido hacerse muy conocido y respeto entre el electorado.

Y no hay que olvidar que Obama, considerado y señalado ya por todos como el nominado demócrata, sigue eprdiendo primarias demócratas, y algunas por cuarenta puntos.

A día de hoy es el favorito por dinero e imagen, con todo a favor, pero los sondeos siguen mostrándonos una elección igualada. Y eso es por algo. Corre el riesgo de no cumplir con las expectativas.

Haters dijo...

"Pero no podemos considerar a Obama como el Reagan demócrata. Reagan era un hombre capaz de ganarse la voluntad de cualquier votante del país, capaz de ganar una elección en cualquier barrio de cualquier pueblo, de cualquier estado."

Yeah, right. En Compton también?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es una forma de hablar. Reagan ganó el 60% del voto popular y hasta 49 de los 50 estados. Pero ya la priemra vez que fue elegido, en 1980, ganó 44 de los 50 estados. Esos son números que no están al alcance de Obama.

Tampoco lo estuvieron al alcance de Clinton en 1996, cuando se rpesentaba a la reelección con una coyuntura económica favorable y contra un rival de 73 años que tenía carisma 0. Bob Dole ganó 20 de los 50 estados.

Reagan era un hombre que había vivido mucho, que había conocido a su país en diferentes etapas de la historia del Siglo XX. Era una mezcla entre la nostalgia de los buenos días del pasado, y un optimismo incontenible sobre el futuro. Obama sólo cuenta con lo segundo. Está más limitado ante el electorado.