jueves, 15 de mayo de 2008

"2013"

John McCain continúa con su campaña de bajo perfil. Nada de lo que hace o dice abre los noticieros de la tarde todavía, pero de momento parece a gusto en ese rol, esperando el momento en que la atención del público se concentre en el duelo Obama-McCain. Hoy ha lanzado un spot que nos ofrece una visión extremadamente optimista sobre cómo estarían las cosas después de cuatro años de Administración McCain. Coincide con un discurso que el Senador tiene previsto emitir hoy sobre esto mismo en Columbus, capital de Ohio, ciudad que conoceréis porque allí vivía en la ficción la familia Keaton.

(...) Narrador: "El año 2013. El Medio Oriente estabilizado. La amenaza de terror nuclear reducida. La seguridad fronteriza fortalecida. La independencia energética, avanzada. El gasto derrochador, reformado. La elección de asistencia sanitaria, despachada. La confianza económica, restaurada. El año, 2013. El Presidente, John McCain." (...)

4 comentarios:

Jordi Coll dijo...

El anuncio está muy bien, pero no es creíble. ¿Cuántos presidentes han conseguido cumplir su agenda en su primer mandato con un congreso controlado por el otro partido? Para el caucus de Montana tal vez estaría bien, pero no a estas alturas. McCain debería ponerse las pilas porque cuando la atención se centre en su duelo con Obam, este llevará la maquinaria engrasada y la recaudación a tope y él seguirá haciendo esta campaña de bajo perfil, a lo Montilla.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Claro que es poco creíble. Pero en 30 segundos la credibilidad es lo de menos xD Respondiendo a tu pregunta, Richard Nixon.

Yo creo que Mccain hace bien en mantener un perfil bajo mientras la atención de los emdios está en el duelo Obama-Hillary y todo lo que rodea a eso. Por mucho que McCain se esforzara, nada de lo que haga o diga en este contexto se convertiría en primera noticia del día. En cmabio cuando ya a los votantes se els presente el duelo Obama-McCain, todo lo que haga y diga tendrá muchísimo más impacto de lo que puede tener ahora. Y es entocnes cuando será el momento de que plantee a los votantes los términos en que quiere quee stos vean la elección entre Obama y McCain.

Es por eso que el otro día decía que no hay que prestar demasiada atención a estas alturas a las encuestas, y hay que saber valorar estas en su contexto. Obama y Hillary Clinton se llevan todos los titulares en esta fase, tienen la suerte de aparecer en directo en horario de prime time después de cada priamria y que sus discursos sean televisados. Y aún así McCain se mantiene dignamente en los sondeos, sin apenas presencia.

Los votantes aún no están teniendo que elegir entre Obama y McCain, aún no han presenciado la confrotnación de las dos personalidades y lo que estos simbolizan. Están valorando a los candidatos de manera aislada. En ese contexto a McCain no creo que le convenga empezar a dar gritos donde nadie le escucha.

Jim dijo...

Completamente de acuerdo, Antxon. McCain debe mantener un perfil bajo ahora y destapar su discurso cuando empiece la campaña presidencial, que es cuando centrará toda la atención.
Lo demás sería desgastarse inútilmente.

Jordi Coll dijo...

Tienes toda la razón, pero el peligro de que nadie sepa que estás ahí es que apenas recaudas mientras que Obama gana millones cada semana y te acostumbras a dar un discursito a la semana cuando el otro va a todo gas. Claro que si haciendo un discursito a la semana vas por delante en los estados decisivos, tienes mucho ganado.