jueves, 13 de septiembre de 2007

Morris pone finos a los Clinton

A Dick Morris lo conoceréis por ser el padre de la famosa estrategia de la "triangulación", que consistía en asumir el mensaje del rival político como propio, conservando sólo los puntos fuertes de tu mensaje original. Algo que pudo poner en marcha durante la Presidencia de su ex-amigo Bill Clinton, apropiándose de lo que habían sido reclamaciones sociales de los republicanos, como el equilibrio del presupuesto, el control de la delincuencia o los valores familiares, mediante la intensificación de sus gestos y lanzando propuestas relativas a esos temas. Así se presentaba a Clinton como protector de algunas de las políticas tradicionales de la derecha, mientras pintaban al Congreso como una versión más extremista y peligrosa de lo mismo que el Presidente ya ofrecía con más prudencia. Aquellos fueron los años gloriosos -1995 y 1996- del tándem Clinton-Morris, que conducirían a la reelección de un Presidente demócrata por primera vez desde Franklin Roosevelt.

La relación entre ambos ya venía de más atrás. Dick había sido el hombre que dirigió la primera campaña de Bill a Gobernador de Arkansas en 1978. Más tarde se enfadaron y Morris comenzó a trabajar para candidatos republicanos, hasta que, en 1994, un Clinton en apuros después de la derrota en las legislativas, llamó a su antiguo amigo para que le sacara de los aprietos y le sirviera en bandeja la reelección en el 96. Pero se volvieron a enfadar. Dicen las malas lenguas que hubo hasta puños. Desde entonces Dick Morris se ha destacado como escritor de libros y artículos en diferentes medios de prensa escrita, así como comentarista de televisión. Uno de los mejores en su terreno. En 2004 sus análisis de la campaña se demostraron como los más acertados el día de las elecciones.

Ahora Dick vuelve a cargar contra los Clinton. Aunque en realidad nunca dejó de hacerlo. Lo hace desmintiendo punto por punto algunas de las afirmaciones que Bill hace sobre Hillary en uno de los videos difundidos reciéntemente en la web de la candidata. El artículo está traducido al español. No tiene desperdicio. Las mentiras de los Clinton

(...) Vaya a www.hillaryclinton.com y verifique el minucioso anuncio de 5 minutos en el que Bill Clinton habla de Hillary. Presenta el anuncio diciendo que quiere compartir algunas cosas que puede que no sepamos acerca de la trayectoria de Hillary. La versión de de él de la biografía de ella es tan digna de confianza como si apareciera en el Pravda.

Así pues, quise hacer algunas correcciones:

Bill dice: Hillary nunca quiso presentarse a un cargo público, pero sí quería trabajar al servicio del público.

Los hechos reales son: cuando Clinton estaba considerando no presentarse a otro mandato como gobernador de Arkansas en 1990, Hillary dijo que se presentaría ella si él no se presentaba. Ella y Bill hasta me hicieron llevar a cabo dos encuestas para examinar las probabilidades de ganar de ella. La conclusión fue que ella no podría ganar porque la gente la veía como el hombre de paja de Bill para cuando volviera de lamer sus heridas tras perder a presidente. Así que ella no se presentó. Bill sí y ganó. Pero no hay duda de que ya tenía la vista puesta en el cargo público desde hacía tiempo, en contraposición al servicio público.
(...)