sábado, 1 de septiembre de 2007

Michigan puede hacerle un favor a Romney

La Legislatura estatal de Michigan ha decidido adelantar su primaria al 15 de enero. Gran estado rico en delegados, este adelanto tendría pocas concecuencias en la carrera demócrata, sólo vendría a facilitar más aún la nominación de una Hillary Clinton bien organizada en el estado. El gran impacto estaría en la más abierta interna republicana. Poder contar con una primaria en Michigan en fecha tan temprana, sería un regalo del cielo para el ex Gobernador de Massachusetts, Mitt Romney. Es su casa, el estado donde nació y se crió. El estado del que su padre fue Gobernador en los años 60, y donde aún viven sus hermanos. Allí cuenta con una vasta organización de campaña y con el apoyo declarado de Craig DeRoche, presidente de la Asamblea Legislativa del Estado. Según encuestas recientes, Romney adelanta a sus rivales en Michigan.

Este movimiento debilitaría las estrategias de sus dos rivales más potentes. Para Giuliani Florida quedaría cada vez más lejos, y para Thompson la posición privilegiada de Carolina del Sur quedaría desplazada por el poderio de un gigante como Michigan. Sin descuidar que el estado tiene una larga tradición de votar masivamente a candidatos rebeldes como Teddy Roosevelt en 1912 o Ross Perot en 1992, es evidente que, de confirmarse, esto supone un importante espaldarazo para el Gobernador Romney, un candidato que ya empieza a ser considerado en serio por muchos que no confiaban en sus posibilidades. Ya que parece ser el único candidato de los dos partidos que de momento supera las expectativas iniciales que había sobre su candidatura. Michigan Could Change the GOP's Future

(...) Consider this scenario: Romney wins Iowa, New Hampshire, and does OK in the second-tier Nevada caucus. Next comes Michigan, where Romney has much in his favor.

It's considered a GOP "establishment" state. It's not somewhere that "New York, New York" is frequently whistled, as it is in Giuliani's home of New York state. Nor is it a place where wonk eggheads like Newt Gingrich are considered mainstream; or where molasses-mannered Southerners like Fred Thompson strike a tonic chord.

As it was when Romney's father, George, was governor decades ago, Michigan remains a sort of Jerry Ford-ish, don't-rock-the-boat, plain vanilla Republican state.
(...)

8 comentarios:

Jordi Coll dijo...

¿Quién va en cabeza en Nevada? Cambiando de tema... creía que eras del Athletic! ;)

Javi dijo...

Antxon; sabes que días son las primarias en NH y en Iowa?

Saludos

Javi

xtomasbl dijo...

Parece que todo el mundo se esté volviendo loco con esta estúpida carrera a ver quién hace las primarias antes.

Me preocupa mucho como afectará este replanteamiento de la campaña sobre los candidatos, especialmente si se convierte en costumbre y en las próximas elecciones presidenciales seguimos viendo calendarios tan apretados. ¿Eso no favorecería a los candidatos con más infraestructura, apoyos y financiación, respecto los de "2a fila"?

Repasando el calendario, vemos como la primera convocatoria está en IOWA (14 enero, DEM y GOP), luego NEVADA y Carolina del Sur (GOP), así que NEW HAMPSHIRE queda relegada, el día 22, junto con Wyoming (ambas citas republicanas).

Aunque la fecha de New Hampshire quizás debemos tomarla con pinzas puesto que parecen dispuestos a adelantarla aún más por tal de ser los primeros, junto con IOWA, como siempre...

Javi dijo...

Es que es lo que dice su ley...

Me acurdo que en el 2000 estaban en el problema ese; NH tenia que ser la first-in-the-nation, pero iowa hizo esa ley, y NH hizo una contraley...

Total, que ahora cualquiera sabe cómo quedará la cosa...

Pero creo que, con lo que le gusta la historia a US, al final, NH volverá a ser la primera.

Saludos

Javi

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En 2000 recuerdo que conocimos los nomiandos definitivos en el Supermartes del 7 de marzo me parece que era. En 8 años la cosa ha pasado de marzo a acumularse todo en enero o como mucho primera semana de febrero. Es una pena porque se peirde el romanticismo de la carrera. Pero todo es porque los partidos quieren dedicarse cuanto antes a atacar al adversario y dar a concoer a un candidato definitivo.

Ya quedan lejos aquellos tiempos gloriosos, algunos no tan lejanos, como cuando en 1988
Dukakis no logró asegurar su nominación hasta junio. Después todos los analistas coincidieron en que aquella batalla tan alrga tuvo gran aprte de culpa en la posterior derrota de Dukakis contra Bush, al dejarlo completamente agotado. Ahora se evita eso. Antes era más bonito proque eso dejaba ver mejor el talento o el aguante de cada candidato para hacer campaña.

Jordi, en Nevada también Romney está por delante de los demás. Esto ya es bastante significativo al tratarse de une staod del Oeste. En cualquier caso, aunque no estuviera por delante también, hay que partir siempre de la base que el proceso suele entrar en un punto a partir del cual todo fluye como una fila de fichas de dominó que caen una tras otra. Estas palabras del antiguo asesor de Reagan, John Sears, ilustran bien esa dinámica: "The week before the New Hampshire primary, our polling showed us ahead in Florida. Then on the Saturday after we lost the New Hampshire primary, the poll showed us 18 points down in Florida, which gives you some idea of what momentum, or lack of it, can do."

Jordi Coll dijo...

Una pregunta, Antxon: Los frontrunners republicanos (Romney y Giuliani) intentan dejar siempre bien claro que no son del establishment de Washington y que quieren cambiar la forma de funcionar de la capital federal. En cambio, en el bando demócrata todos los favoritos son o han sido senadores. ¿Esto puede tener importancia en las presidenciales? Es decir, si, Romney se enfrenta a Hillary esta arma le puede ser útil?

xtomasbl dijo...

Si me lo permites Jordi, te daré mi opinión acerca de lo que planteas.

Creo que más que el hecho de ser o haber sido senador/a, lo que "quema" más són las posiciones de cada candidato, si ha cambiado o no de parecer sobre un tema y sus responsabilidades acerca de éste.

Aunque bien es cierto que los Senadores suelen cargarse con un elevado grado de responsabilidad (pienso ahora en cuando McCain no apoyó la última rebaja fiscal republicana o cuando propuso la reforma migratoria con Ted Kennedy), mucho más que los congresistas (y no digamos los governadores). Y es que ¿alguien se ha preguntado alguna vez qué han votado Kucinnich, Paul, Hunter o Tancredo? En efecto, a nadie le importa lo que suceda en la Cámara de Representantes.

En resumen, los candidatos senadores soportan una mayor carga no tanto por ser senadores sino por tenerse que haber posicionado sobre muchos más temas, y consideradas las decisiones que allí se toman de mucha más relevancia.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Jordi, así es. Ser Senador es un terrible handicap. Piensa que ninguno ha sido elegido Presidente desde hace casi 50 años, y han sido muchos los que se han presentado. El Senador carece de experiencia como cabeza de un equipo ejecutivo. Nunca ha liderado un Gobienro, nunca ha gestionado un presupuesto, son gente que no asume sus responsabilidades y se pasan el día hablando. El Senador es siempre un charlatán.

En este caso por ejemplo, tenemos a la Senadora Hillary que ha apoyado con su voto algunas de las decisioens más polémnicas de los últimos años, y ahora hacen campaña contra esas decisiones. En cambio, si tiene enfrente por ejemplo a Mitt Romney, estaremos en una competición entre una Senadora que apoyó la Guerra de Iraq con su voto en el Senado frente a un hombre que en aquella época era Gobernador de un estado mediano y andaba ocupado en reorganizar el gobierno estatal, atacar el déficit, o sacar adelante una nueva legislación educativa.

Es indudable que un Gobernador o un Alcalde son en principio más atractivos que un Senador, más si cabe ahora que el Congreso tiene una popularidad del 15%, la más baja de todos los tiempos.

Esa es la gran ventaja de los republicanos para 2008. Sus posibles candidatos. Son mejores. No han formado parte de la Administración, algunos tampoco del Congreso. Son personajes independientes. Si tuvieran candidatos más convencionales y miebros activos del Senado, no tendrían nada que hacer. Pero tienen una variedad bastante mnejor que la de los demócratas, que se destaca por ser la mayoría senadores y encima elitistas. Están tan confiados en ellos mismos, que se creen que pueden presentar cualqueir cosa. Y olvidan que las únicas veces que han ganado es cuando han dejado el camino libre a underdogs que no tenían nada que ver con Washington DC. Véase, Clinton, Carter... con la probable nominación de Hillary parece que no hayan aprendido mucho del fracaso de la experiencia de John Kerry.

Otro de los problemas apra los demócratas es que a su candidata ya la conoce todo el mundo desde ahora. También a Obama que recibe una brutla cobertura mediática. Esos candidtaos de los que más se habla desde hace ya meses, en el futuro sólo pueden bajar en sus números. En cambio alguien que viene desde abajo surgiendo pausádamente, sólo puede ir hacia arriba. Y esto es importante ya que unas presidenciales son una carrera de fondo y hay que saber colocarse arriba en el momento oportuno, lo ideal 2 o 3 meses antes de noviembre de 2008, nunca antes, para no tener que asumir nunca un rol defensivo.

Recuerda el final de Liga del Real Madrid el año pasado. Con la seguridad que da el no tener nada que perder. Frente a un Barça que se las pasaba justificándose y buscando excusas.