jueves, 7 de junio de 2007

Parecido razonable

¿Es John McCain? ¡No! Es Charlie Chaplin.

8 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

¡Jajaja! Es verdad que se parecen. Justo ayer me quedé con las ganas de comentar que McCain tiene un aspecto extraño, está muy hinchado, como si estuviese sometido a alguna clase de medicación fuerte. Creo que ha tenido cáncer de piel y que por eso está tan pálido.

Cormac Milius dijo...

Fue torturado por el vietcong, està rígido porque creo que no puede levantar bien los brazos. La verdad es que me parece un buen candidato aunque sòlo sea porque en el debate fue el único que tuvo huevos de no apoyar el creacionismo. Me parece sensato pero ya digo que no creo que sea el hombre.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Tiene ya 70 años. En 2000 tenía mucho mejor imagen. Ha engordado y está más pálido. Ha perdido expresión y energía. Es cierto que da la sensación de que su tiempo pasó.

Pero aún así, si lograra aglutinar entorno a él a als diferentes sensibilidades dentro del movimientor epublicano, algo de lo que es capaz (exceptuando elc aso de que eld ebate migratoriot ermine en una gran tormenta interna en el GOP como aprece estar ocurriendo), sería un candidato dificilísimo de enfrentar para cualqueir demócrata. Porque tiene muchos defectos, empezando por su caracetr, pero tiene infinita credibilidad. La gente, esté o no de acuerdo con él, cree en lo que dice.

Cormac Milius dijo...

Es curioso lo del proyecto de regularización de inmigrantes.Es una de las ideas màs audaces de Bush y los medios europeos apenas te hablan de ella y desde luego la opinión pública nunca relacionaría ambos elementos,o sea a Bush se le relaciona con xenofobia y el muro con México.Asì se escribe la Historia.Pero ademàs tampoco entiendo como los republicanos no se fijan en ese voto inmigrante.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Bush en la prensa europea ya era malo en 1999 cuando anunció que se presentaba a la Presidencia. De su historial de Gobernador de Texas sólo se fijaban en el número de ejecuciones. Sin hablar de su política educativa o del epsod e la política migratoria en su programa electoral, siendo gobernador del más importante estado fronterizo. (Por cierto, no prestaron tanta atención cuando el Goebernador Clinton hizo un alto en su campaña de 1992 para regresar a Arkansas a firmar la ejecución de unr etrasado mental....)

No es fácil para los republcianos posicionarse en el tema migrtaorio porque los más radicales no les eprmiten el más mínimo equilibrio. O es blanco o es negro. Llaman al plan amnistía y cualqueira que se meustre mínimamente favorable es un pro-amnistía. No es fácil hacer equilibrios porque tampoco pueden eprmitirse perder los votos de esa gente o que se les ocurre presentar una candidatura idnependiente a las eleccioens en caso de ser nominado un republicano favorable a la reforma. Es un tema muy complicado de afrontar.

Aunque no deberían perder de vista la experiencia de California. El que fuera gobernador en los 90, el republicano Pete Wilson, vio en el tema de la inmigración un tema perfecto para ganar las elecciones. Wilson era un republicano moderado, un político bastante inteligente, alejado de los extremistas, pero que en el tema de la inmigración comprendió que con una actitud intransigente y reaccionaria conseguiría más votos y derrotaría sin problemas a sus rivales. Y estaba en lo cierto. Apoyo la propuesta Propuesta 187 que negaba el acceso a los programas de bienestar social de California a los inmigrantes hispanos. Lo hizo con una brutal campaña televisiva en periodo electoral que le dio muy buenos resultados electorales.

Pero Pete Wilson no tuvo visión de futuro. Tal vez no le preocupaba porque lo que quería era simplemente ganar su elección sin pensar en nada más. Pero el caso es que aquella conducta que le hizo ganar la gobernación de California se ha convertido con el tiempo en un lastre para el Partido Republicano del Estado. Porque en la última década (como era previsible, natural e inevitable) la población hispana de California se ha multiplicado hasta llegar a más del 40% de toda la población del Estado.

Pero claro, también dicen ahora las encuestas nacionales que una mayoría de estadounidenses se opone a la aprobación del actual proyecto del Senado.....

Odalric dijo...

Siendo como es la poblacion hispana la minoria mayoritaria, creo que el GOP debe replantearse que esa cuestions sea central en su campaña.
Es como el idioma, que nunca se hace central la tendencia ciclica de pedir que el ingles sea el idioma oficial del pais.

Por cierto, ya que lo ha mencionado Cormac, ¿cual es el discurso sobre el creacionismo de los candidatos?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

La reforma migratoria ha hehco aguas en el Senado. El Senador Reid ha tenido que retirar el proyecto. Esto puede ser un duro golpe de autoridad cotnra McCain. Pero a la vez creo que es beneficioso para los precandidatos republcianos, porque hace posible que un debate más abierto y sorbe el futuro, en lugar de tener que hablar sorbe hechos consumados. Y también puede apaciguar la división interna que estaba produciendo el tema.

Por lod emás, todos los candidatos importantes creen en la evolución. Pero para satisfacer a las bases cristianas echan mano de la teoría del diseño inteligente. En esto ninguno difiere de Bush. Defienden que aparte de la evolución, también haya opción de poder estudiar otras teorías complementarias. Por ejemplo, la posición más recurrida en estos casos suele ser decir que se cree en la evolución, pero al mismo tiempo decir que se cree que esa evolución fue diseñada por un ser inteligente (en este caso Dios) que quiso que así se produjera.

Cormac Milius dijo...

Precisamente que ninguno de los candidatos salvo McCain sea sincero sobre el tema habla màs en favor del senador.El creacionismo nunca debió llegar al debate político en una república laica.Y es uno de esos temas que cargan el arma de quienes piensan que el GOP ha terminado siendo secuestrado por los fundamentalistas religiosos.Ya digo,es un tema para hacer la caricatura freaky de los republicanos