martes, 19 de junio de 2007

La bendición de Maggie

Fred Thompson voló ayer a Londres. Allí está previsto que hoy emita un discurso sobre política exterior ante el Policy Exchange, un conocido think tank conservador. El título de su exposición será "Strengthening the Transatlantic Alliance". Pero no parece ser eso lo que más interesa del viaje a sus asesores. El objetivo prioritario es ser fotografiado mañana en compañía de la codiciada Margaret Thatcher. No es el primer precandidato republicano que en los últimos meses busca que lo retraten a los pies de la Baronesa.