miércoles, 6 de junio de 2007

Debate Republicano 3


El debate en video: Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4

El debate me gustó menos que el organizado hace un mes por Fox News en Carolina del Sur. Ayer, el moderador Wolf Blitzer tuvo demasiado protagonismo. Según las cifras ofrecidas por la propia CNN, el moderador duplicó a muchos candidatos en tiempo de intervención, y a otros incluso los cuadriplicó. Repitió demasiadas veces algunas de las preguntas, y muchos de los temas de debate planteados fueron algo estúpidos. Como esa pregunta de... "¿Qué es lo que más odian del Presidente Bush?".. o la de... "Qué papel otorgarían a Bush si llegan a Presidentes?"....

Aparte de eso, sería difícil establecer quién sale ganando y quién perdiendo de este debate. No creo que se pueda decir que hubo grandes vencedores y grandes derrotados. Tal vez destacaría al ex Gobernador Mike Huckabee (R - Arkansas) porque fue quien más claramente superó las expectativas que podían estar puestas en él. Fue elocuente en su explicación de por qué cree en el creacionismo antes que en la evolución, llegando a citar incluso unas palabras de Martin Luther King.

Se diferenció de sus rivales, supo utilizar sus buenas credenciales como Gobernador sin llegar a ser pedante -no hay que olvidar que la revista Time lo incluyó en su día entre los 5 mejores gobernadores de la Unión-, y criticó sin complejos tanto al Presidente Bush, como a los republicanos del Congreso, llegando a decir que estos se merecían la derrota sufrida el pasado mes de noviembre.

Seguramente su buena actuación no le servirá al Gobernador Huckabee para destacar en los sondeos de opinión. Hay que ser realistas. Se trata de un hombre desconocido a nivel nacional, y muy poco financiado como para poder comprar un buen espacio en el escaparate público. Pero le sirve para consolidarse entre los nombres de segunda fila y aspirar, por qué no, a la Vicepresidencia. Otra posibilidad, que ya se baraja, es que el GOP le pida el año próximo que se presente al Senado por Arkansas para tratar de derrotar al Senador demócrata Mark Pryor.

En el duelo de los front-runners, Giuliani-McCain-Romney, o Rudy McRomney, como diría Jim Gilmore, puede decirse que seguimos en las mismas. Hace unos días veía un reportaje en la CNN que llevaba por título "And the GOP front-runner is...", que se cachondeaba un poco de la monumental confusión que existe entre analistas, insiders, medios, votantes, sobre quién demonios es en este ciclo electoral el favorito entre los republicanos. Muy pocos en el lugar recuerdan estos grados de incertidumbre en un partido que siemrpe destacó, a diferencia del Partido Demócrata, por tener en cada elección un claro front-runner, el hombre, ese candidato apoyado por el aparato partidista, al que todos los demás tienen que intentar derrotar.

En esta edición, incluso dentro de un mismo debate de dos horas, nadie logra ponerse de acuerdo sobre cual de los tres se eleva por encima del resto. Ayer pudimos ver a los tres fuertes y seguros. Rudy Giuliani pudo pasear su credibilidad en aquellos asuntos que mejor definen su mensaje. Criticó duramente a los demócratas por tener una mentalidad de Guerra Fría en un mundo que no tiene nada que ver con el de entonces, y fue especialmente duro con John Edwards al avisarle de que el concepto de "Guerra contra el Terror" no era un eslogan electoral, sino "una guerra muy real". Dejó a Edwards por infantil, y eso es algo que vuelve loco de placer a la audiencia republicana.

John McCain también lo hizo bastante bien. Logró salir más o menos airoso del incómodo debate migratorio, asociando su posición a la preocupación por la seguridad y el terrorismo, y tuvo su recompensa en forma de aplauso unánime cuando recordó el origen extranjero de muchos de los nombres y apellidos de los caídos que aparecían en el memorial dedicado a la Guerra de Vietnam o a otras guerras. Es un hombre que sabe llegar al corazón del ciudadano americano. Cuando habla de historias personales de heroísmo y sacrificio, establece una relación de intimidad con el auditorio que muy pocos pueden lograr. Lástima que su nombre esté tan asociado a un tema tan marcádamente impopular y polarizante como la reforma migratoria. Sin esas diferencias casi irreconciliables con las bases del partido, sería el favorito a derrotar.

Mitt Romney destacó menos que en el primer debate. Por una sencilla razón. Ayer se empeñó en ser demasiado explicativo. Intentó condensar demasiadas explicaciones en poco espacio de tiempo. Renunciando algo al estilo que lo ha caracterizado desde el primer debate. Respuestas claras y centradas. El recurso a los más nobles ideales americanos, aquellos que son aceptables para todo tipo de oyente orgulloso de su tradición. Pero, además de una gran voz, sigue teniendo ese extraño talento de no decir nada que no guste al público. Ni una sóla palabra que pueda contrariar a nadie. Logra el apoyo general aunque este pueda ser menos intenso que el de otros candidatos que tienen en su mensaje zonas muy luminosas, a la vez que otras muy oscuras.

Finalmente, me gustaría hacer una mención especial al Congresista Duncan Hunter, de California. Resulta algo repelente cuando se pone a recordarnos constantemente que fue presidente del Comité de Defensa de la Cámara de Representantes, pero lo arregla con su estilo de hombre sin complejos. Ayer volvió a decir que contemplaba muy seriamente un ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán, y llamó a sus compañeros "the Ted Kennedy wing of the Republican Party". Es el candidato militarista. Compite con Huckabee por ser el más destacado del segundo nivel, y tampoco es descartable como candidato a VP si el nominado necesita un perro de presa que le haga el trabajo sucio. Porque Hunter no es ningún borrego. Tiene un buen estilo oratorio y planta presidencial.

La anécdota de la noche fueron los problemas con el sonido, provocados por la tormenta que estaba teniendo lugar fuera del estudio. Casualmente, cuando más falló el sonido es cuando a Giuliani le tocó responder a las afirmaciones de un pastor evangélico que lo había llamado Poncio Pilatos. Rudy no se desesperó y supo tomarse con humor los problemas de sonido diciendo que era algo inquietante para alguien que había estudiado en colegios católicos. Risas del público.

Ahora sólo nos queda esperar a próximos debates y ver si de una vez por todas podemos ver a ese espectro fantasmal cuya presencia se hace notar cada vez más aún estando físicamente ausente. Me refiero a Fred Thompson.

15 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Estas elecciones son raras de verdad: por un lado no se presenta el vice saliente ni un heredero del presidente.Ademàs nadie quiere ser tomado por heredero de Bush,otro matiz novedoso.Candidatos GOP:-McCain,muy creíble pero mayor,parece que su hora ha pasado.-Giuliani,también carismático pero también mayor,con cancer,italiano,ambiguo.-Romney,en mejor forma,el único ex gobernador pero mormón.

octopusmagnificens dijo...

¡Puf! Lo del creacionismo de Mike Huckabee es para llorar... Estas creencias irracionales son el talón de Aquiles de la derecha. La izquierda lo sabe, se reirá y atacará por ahí.

Cormac Milius dijo...

Hombre, el fan número 1 de De Santis. Humm, ya notaba yo algùn vínculo entre usted y la enciclopedia humana de aquì. En efecto, lo del creacionismo es el resultado de haber fogueado demasiado los elementos màs primarios del votante màs conservador. Se les ha ido la mano y con esto pueden hacer chistes corrosivos sobre los republicanos en Family Guy o Los Simpsons durante años. Y eso hace daño, eh?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo del creacionismo sirve para tener contentos a los ques e movilizan en base a eso. Pero no es algo que auyente el voto de quien duda a quién votar pero se inclina levemente hacia los republcianos. Siempre y cuando, el candidato defienda mantener también la enseñanza de la evolución, que es lo que normalmente se defiende. Se supone que lo delc reacionismo se toma como un añadido, como una enseñanza complementaria, ma´s que sustitutiva, por eso influye poco en el votod e aquellos a los que els trae sin cuidado.

Huckabee podría equilibrar una candidatura encabeza por Giuliani por ejemplo. Sería una elección popualr en el Sur llevar a Huckabee para la Vicepresidencia. Porque a diferencia de lo que pudiera parecer, tratándose de un pastor baptista, no es un bufón. Es un tipo que ha sido gobernadord ele stado más pobre de la unión durante 12 años con una gestión bastante exitosa que le llevó a salir en el Time como uno de los 5 mejroes gobernadores, etc.

Por lo demás, es verdad que la mayoría de candidatos tiene algún "pero". No hay uno en el que jugarse todo el dinero. Giuliani no es mayor, tiene menos de 65, pero tiene otros problemas, especialmente el del aborto, 3 matrimonios, en uno de los cuales cometió adulterio, sus hijos no quieren hacer campaña por él porque se posicionaron en favor de la madre en la guerra por el divorcio... una serie de asuntos cuyo impacto es imrpevisible porque nunca se han dado en un front-runner.

Mitt Romney parece que lo tiene todo. Una gran voz, gran imagen, buenc aracter, buen historial como gobernador y como hombre de negocios.... pero tiene esa carga del mormonismo que tampoco se sabe hasta qué punto puede influir... y sobre todo su mayor problema es que en esta edición tendrán mucho protagonismo asuntos en lso que un goebrnador no tiene experiencia. Romney sería el candidato ideal en una campaña en la que la mayor y casi única preocupación de los ciduadanos fuese el estado de la economía o la buena gestión. De tdoas formas no hay que descartarlo. Es un hombre inteligente y capaz de decir cualqueir cosa por ganar, en eso mer ecuerda a Clinton.

Cormac Milius dijo...

Y luego està la importancia de haber sido gobernador(Carter, Reagan, Clinton, Bush jr) y del sur/suroeste(Johnson, Nixon, Carter, Reagan, Bush sr a medias, Clinton y Bush jr).

octopusmagnificens dijo...

Sí Milius, en verdad el señor Garrogerrikabeitia es una enciclopedia humana en lo que a conocimientos de la política americana se refiere.

Pero digo yo que el mejor candidato que los republicanos podrían tener es precisamente el que la Constitución no les deja tener…

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es evidente el mejro carteld e lso gobernadores. Ningún senador ha sido elegido desde 1960. Y nadie del noreste. Si aplicamos esa lógica, en 2008 la presidencia podría quedar vacante xD Porque el que no es una cosa, es la otra.

¿Schwarzenegger el mejor candidator epublciano? xD No sé, no sé... no le tienen mucha estima en la blogosfera conservadora. tendrías serias dificultades para unir entorno a suc andidatura a todos los sectores de la derecha americana, y está por evr cuánto atractivo pudiera tener entre los demócratas fuera de California.

California se ha convertido en unod e lsoe stados más freakys de la unión. No es un buen campo de experimentación como lo fue en su día. Es difícil saber si una historia de éxito en California pudiera tener hoy éxito a nivel nacional.

Dicho esto, he de decir que a mí Schwarzenegger me cae muy bien.

Cormac Milius dijo...

A mí también,siempre he defendido la mayor parte de su carrera,es muchísimo màs sólida que la de Stallone,por ejemplo.Y es verdad que no lo tendría fácil como candidato a no ser que haya conseguido potenciales votos demócratas con sus decisiones ecologistas y tal.Creo que està siendo un buen gobernador,en Europa se tiene de él una imagen simplona,el forzudo sin cerebro de la pena de muerte,etc.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Empezó muy mal, con medidas muy impopulares, y muy chulo, enfrentándose al congreso estatal. Pero ya el año apsado empezó su recuperación con una sabia estrategia de asimilación de las políticas del congreso estatal para desactivar así el monopolio de la mayoría demócrata en temas como la educación.

Y no hay Estado más difícil de gobernar que California. Pero a nivel ancional, para muchos republicanos Schwarzenegger es un RINO (Republican In Name Only). Alguien que ha renunciado a sacar adelante una agenda conservadora, y ha buscado un compromiso de colaboración con sus rivales para sobrevivir políticamente.

octopusmagnificens dijo...

Esas medidas impopulares yo creo que eran buenas… pero en fin, Arnold ha sabido adaptarse a las circunstancias y salir airoso. En carisma y popularidad arrolla, las comparaciones con Reagan son inevitables. En mi opinión tendría muchas más posibilidades de salir elegido presidente en 2008 que cualquiera de los candidatos republicanos actuales.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No estoy de acuerdo en la comparación con Reagan. No tiene nada que ver salvo la condición de outsiders de la que gozan ambos y el cargo que han ocupado. Pero son dos estilos totalmente opuestos.

Reagan era un político sorbenatural. Sólo con su voz se comía al mundo. Se le acusaba mucho de utilizar el prompter, pero no importaba, porque esa manera que tenía de girar la cabeza mientras hablaba balanceando el peso del cuerpo.... Cuántas veces he intentado hacer esod elante de un espejo y es imposible xDDD

Aquí un discurso largo de Reagan, posiblemente en su mejor momento, en Dallas, en agosto de 1984:
rtsp://video.c-span.org/project/c04/c04072904_reagan84.rm

Anónimo dijo...

Gallardón......¿El Giuliani Español?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Esa comparación la he leído mucho últimamente. Aunque no la veo. Gallardón parece un oportunista hijo de papá. Giuliani es un hombre hecho a sí mismo, de familia humilde, y que no fue a Harvard ni a Yale. Eso indudablemente marca elc aracter de las personas y las hace diferentes.

Cormac Milius dijo...

Gallardón parece màs un político de la derecha francesa antes del modelo Sarkozy, aunque como es a man for all seasons terminará si hace falta imitando también a Nicolás.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sí. Gallardón es Chirac.