lunes, 9 de febrero de 2009

Howard Baker: Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1987-1988)


Howard Henry Baker, Jr. (n. 15 de noviembre, 1925) Político estadounidense. Miembro del Partido Republicano. Fue Senador por Tennessee (1967-1985) y Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1987-1988).

Primeros años

Nació en Huntsville, Tennessee, en una familia de tradición política. Su padre representó al 2º Distrito de Tennessee en la Cámara de Representantes de EEUU durante doce años. Tras cursar estudios de Ingeniería Eléctrica por la Tulane University de Nueva Orleans, y por la University of the South, y servir durante tres años (1943-1946) en la Armada, se graduó en Derecho por la Universidad de Tennessee en 1949.

Nada más graduarse, fue admitido en el Colegio de Abogados de Tennessee, y empezó a trabajar como abogado en las ciudades de Huntsville y Knoxville. Mientras practicó la abogacía, participó en actividades cívicas que lo convirtieron en un hombre conocido en la comunidad de Huntsville. En 1950, ejerció como campaign manager en la campaña electoral de su padre para la Cámara de Representantes, y un año más tarde se casó con Joy Dirksen, la hija del Senador Everett Dirksen, de Illinois.

Senador por Tennessee (1967-1985)

En 1964, decidió presentar su candidatura al Senado, en una elección especial para cubrir la vacante creada por el fallecimiento del legendario Senador Estes Kefauver. Baker perdió la elección frente al demócrata Ross Bass, pero la experiencia le sirvió para darse a conocer a nivel estatal. En 1966, Baker se volvió a presentar, y esa vez ganó la elección con el 56% del voto popular, convirtiéndose en el primer republicano elegido para el Senado por el estado de Tennessee en toda la historia. Fue reelegido en 1972 y 1978.

Mantuvo posiciones conservadoras en materia de jueces y tribunales, y fue un fuerte partidario del incremento en el gasto militar y el fortalecimiendo de la Defensa nacional. Federalista convencido, ayudó a aprobar el Acta de Rentas Compartidas de 1972, una legislación que permitía al Gobienro federal compartir ingresos con los estados de la Unión.

En otros temas tomó posiciones más liberales. Por ejemplo, apoyó toda la legislación de derechos civiles que se sometió a votación en el Senado, y tuvo un significado interés por las cuestiones medioambientales. Como miembro del Comité de Obras Públicas del Senado, participó en la redacción del borrador del Acta de Aire Limpio de 1970, pero también apoyó concesiones a la industria para la construcción de un gasoducto entre Alaska y el EEUU continental.

Como miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, generalmente apoyó las políticas de las diferentes administraciones republicanas: favoreció el desarrollo de misiles anti-balísticos, y se opuso a la retirada de tropas del sudeste asiático a finales de los años 60 y principios de los 70, pero se opuso de forma severa a los bombardeos de Camboya y Laos en 1973.

Comité Watergate (1973)


En la imagen: los Senadores Howard Baker (izquierda) y Sam Ervin durante una audiencia del Comité del Senado sobre Actividades Presidenciales, en 1973.

El Senador Baker se ganó el reconocimiento nacional en 1973, cuando fue nombrado, junto con el Senador demócrata Sam Ervin, co-presidente del Selecto Comité del Senado sobre Actividades Presidenciales, que se encargaría de investigar el escándalo Watergate. En años previos, Baker había llegado a entablar una buena amistad con el Presidente Richard Nixon, pero lideró el comité de una manera objetiva e imparcial, y determinado a llegar hasta las últimas consecuencias en sus investigaciones.

Durante las audiencias del comité, televisadas en directo para todo el país por ABC, CBS, y NBC, y radiadas por las estaciones de la National Public Radio, Baker se hizo famoso por repetir ante el desfile de testigos que pasaba por la sala, la pregunta "¿qué sabía el Presidente... y cuándo lo supo?" Inicialmente, Baker pensó que Nixon era inocente, pero las evidencias que se fueron descubriendo hicieron cambiar su punto de vista. A pesar de que enfureció a muchos miembros de su partido contribuyendo a la dimisión del Presidente Nixon, su destreza, impecable honestidad y persistencia en la búsqueda de la verdad, terminaron valiéndole el respeto de demócratas y republicanos por igual.

El trabajo del comité llevó a la acusación contra cuarenta oficiales de la Administración Nixon, y la condena de varios oficiales de la Casa Blanca por obstrucción a la justicia y otros delitos. Las revelaciones del Comité Baker-Ervin sirvieron para poner en marcha el proceso de impeachment contra el Presidente en la Cámara de Representantes, que en última instancia condujo a la dimisión precipitada de Nixon.

Candidatura a la Presidencia de EEUU (1980)

Su protagonismo en la investigación del Watergate, lo convirtió en el político republicano más popular del país, en un momento de descrédito general para el partido. En 1976, con su prestigio por las nubes, fue seleccionado para dar el Keynote Address en la Convención Nacional Republicana que nominó a Gerald Ford, y en 1977 fue elegido nuevo Líder de los republicanos en el Senado.

Pronto empezó a sonar como presidenciable republicano para las elecciones de 1980. Tras pensárselo mucho, anunció oficialmente su candidatura presidencial el 1 de noviembre de 1979, en una conferencia de prensa en la sala de caucus del Senado. Se presentó como el hombre idóneo para liderar una "nueva generación de confianza."

Opuesto al concepto de "gran Gobierno," se presentó como un conservador fiscal, pero centrista en la retórica, con una plataforma que defendía limitar los controles del Gobierno, y opuesto al control de salarios y precios. Propuso un plan de cuatro años para recortar impuestos sobre la renta, imponer límites al gasto federal, y un impuesto para las ganancias inesperadas de la industria petrolera. En política exterior, apoyó el tratado SALT I, pero se opuso a la ratificación del tratado SALT II, e hizo campaña en contra de los acuerdos de limitación de armas estratégicas impulsadas por la Administración Carter.

El cargo de Líder de la Minoría en el Senado, le supuso importantes apoyos entre sus colegas republicanos, pero también le restó tiempo para hacer campaña intensa sobre el terreno. Tras quedar tercero en el Caucus de Iowa, y verse superado nuevamente por Ronald Reagan y George Bush en la primaria de New Hampshire, decidió abandonar la competición. El 23 de abril de 1980, apareció con Ronald Reagan en un acto de campaña en los suburbios de Philadelphia, para apoyar oficialmente al ex Gobernador de California en su enfrentamiento con George Bush.

Líder de la Mayoría en el Senado (1981-1985)

Por primera vez desde 1954, los republicanos recuperaron el control del Senado en noviembre de 1980, después de ganar doce nuevos escaños, y el Senador Howard Baker pasó a ser Líder de la Mayoría en la cámara alta. Con Ronald Reagan en la Casa Blanca, Baker se reveló como un importante activo para el Presidente a la hora de lograr los apoyos suficientes para llevar a buen término su principal promesa electoral, la reforma fiscal de 1981. También ayudó a la Administración en la aprobación de la polémica venta de aviones de control y vigilancia aérea AWACS a Arabia Saudí, en lo que fue la mayor venta de armas al extranjero hasta ese momento.

Pero a partir de 1982-1983, y ante el incremento del déficit, el Senador Baker chocó con la agenda presupuestaria de la Casa Blanca y con los Senadores más conservadores, al apoyar la inclusión de un incremento de impuestos en el Acta de Equidad y Responsabilidad Fiscal de 1982, priorizando la necesidad de equilibrar el presupuesto federal. También chocó con la Administración Reagan por su apoyo a la ratificaicón de los Tratados del Canal de Panamá, y su escepticismo frente a la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI).

En 1984, decidió no presentarse a un cuarto mandato como Senador. Dejó el Senado en enero de 1985. Fue condecorado con la Medalla Presidencial de la Libertad.

Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1987-1988)

En febrero de 1987, el Presidente Ronald Reagan pidió a Howard Baker que aceptara el cargo de Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, para sustituir al dimitido Donald Regan. En el momento de recibir la oferta, Baker se encontraba de vacaciones con su familia en Florida, sopesando seriamente la posibilidad de presentar su candidatura a las elecciones presidenciales de 1988. Aceptando convertirse en Jefe de Gabinete, renunció a sus ambiciones presidenciales.


En la imagen: el Presidente Ronald Reagan observa cómo su Jefe de Gabinete Howard Baker bromea con un muñeco del Presidente, el 28 de agosto de 1987, en el Hotel Century Plaza de Los Angeles.

Baker llegó a la Casa Blanca con plenos poderes, para salvar la presidencia de Ronald Reagan, acosada por las investigaciones del fiscal especial y los comités del Congreso sobre el escándalo Iran-Contras. El nombramiento fue bien recibido por la prensa y el Congreso, y se interpretó como un síntoma de la nueva voluntad de la Administración para transigir con el establishment de Washington DC. La capacidad de Baker para buscar la conciliación, y su afinidad para el compromiso, fueron vitales para calmar las demandas de algunos legisladores demócratas que pedían la apertura de un proceso de impeachment contra el Presidente.

Emprendió una profunda renovación de personas en el staff de la Casa Blanca, colocando a uno de sus hombres, Thomas Griscom, como nuevo director de comunicaciones, convenció al Presidente para que retirase nombramientos polémicos como el de Robert Gates para director de la CIA, y recompuso los puentes de comunicación entre la Casa Blanca y el Capitolio. También fue reconocido por su papel en las negociaicones para la firma del Tratado INF con la URSS, de eliminación de misiles de medio alcance, y en el éxito de las cumbres entre Reagan y Gorbachev, en Washington DC y Moscú.

Decidió dimitir como Jefe de Gabinete en junio de 1988, y volver a Tennessee, por el agravamiento de la enfermedad de su esposa.

Últimos años

Volvió a Tennessee para trabajar como abogado. Su primera mujer, Joy Baker, falleció en 1993. En 1996, Howard Baker se casó en segundas nupcias con la Senadora Nancy Landon Kassebaum, de Kansas, hija del que fuera candidato presidencial republicano en 1936, Alf Landon.

En 2001, el Presidente George W. Bush lo nombró Embajador de EEUU en Japón, cargo que ocupó hasta 2005. En la Universidad de Tennessee, se creó la Howard H. Baker, Jr. Center for Public Policy en su honor.

Es miembro del Council on Foreign Relations (CFR), el Council of American Ambassadors, y el Center for Strategic & International Studies.

*PostData: Howard Baker jugó un papel importante durante las negociaciones para lograr el "Dream Ticket Reagan-Ford" en la Convención Republicana de 1980. El relato de ese episodio lo podéis leer aquí.

3 comentarios:

Jordi Coll dijo...

¿Kefauver era el que ganó casi todas las primarias en el 52 pero no consiguió la nominación?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sí. El mismo. Y cuatro años después, en 1956, candidato a VP.

CDC Sant Andreu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.