viernes, 13 de febrero de 2009

Samuel Skinner: Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1991-1992)


Samuel Knox Skinner (n. 10 de junio, 1938) Abogado estadounidense. Fue Secretario de Transportes (1989-1991) y Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1991-1992).

Primeros años

Nació en Chicago, Illinois. Se graduó en Ciencias por la Universidad de Illinois en 1960. Tras su graduación, se alistó en las Fuerzas Armadas alcanzando el rango de Teniente. En 1966, completó sus estudios graduándose en Derecho por la católica DePaul University de Chicago.

Entre 1960 y 1968, se desempeñó en varios trabajos para la corporación IBM, siendo seleccionado en 1967 como el "vendedor del año" de la compañía. En 1968, dirigió su carrera profesional hacia el servicio público, sirviendo como asistente del fiscal del Distrito Norte de Illinois (1968-1975), y como fiscal federal para el Departamento de Justicia (1975-1977).

Entre 1977 y 1989, practicó la abogacía en la firma legal Sidley & Austin de Chicago, compaginando ese trabajo con su participación en diferentes organismos públicos. Entre 1984 y 1989, presidió la Autoridad Regional de Transportes en el Noreste de Illinois, en el área metropolitana de Chicago, el segundo distrito más grande del país en el transporte de masas, y fue vicepresidente de la Comisión Presidencial sobre Crimen Organizado.

Secretario de Transportes (1989-1991)

Ampliamente reconocido por su buena labor como responsable del transporte público de Chicago, el Presidente George Bush lo seleccionó en 1989 para convertirse en Secretario de Transportes de su Gobierno. Como Secretario de Transportes, lideró un departamento con 30,000 millones de dólares de presupuesto y un personal de 105,000 empleados repartidos por toda la Unión.

Skinner fue instrumental desarrollando la Política Nacional de Transportes del Presidente Bush, y en la aprobación del Acta de Eficiencia del Transporte Intermodal, y la histórica legislación sobre transporte aéreo y de superficie. También desarrolló la política de "cielos abiertos", que liberalizó la política internacional de transportes, e incrementó significativamente el número de vuelos internacionales con origen y destino en EEUU.

Adicionalmente, Skinner actuó como el hombre clave del Presidente en las negociaciones para resolver numerosas situaciones de crisis o emergencia nacional, incluídas la huelga de la Eastern Air Lines, el vertido del petrolero Exxon Valdez en las costas de Alaska, el terremoto del norte de California, el impacto del Huracán Hugo en Carolina del Sur, o la huelga nacional de ferrocarriles de 1991. La revista Washingtonian otorgó dos veces la más alta puntuación a la labor de Skinner al frente del Departamento de Transportes.

Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1991-1992)

En diciembre de 1991, a petición del Presidente Bush, Skinner sucedió a John Sununu como Jefe de Gabinete de la Casa Blanca. Su prestigio como administrador eficaz, ausencia de ideología, y buen trato con los líderes del Congreso, decidió al Presidente a escoger a Skinner antes que al Secretario de Defensa Dick Cheney, o el antiguo colaborador de Richard Nixon, Fred Malek, los otros dos nombres que sonaban para sustituir a Sununu.

(hacer click para ver más grande)

En la imagen: el Presidente Bush conversa en el Despacho Oval con el Secretario de Defensa Dick Cheney, en presencia de Samuel Skinner (Jefe de Gabinete) y Brent Scowcroft (Consejero de Seguridad Nacional), en 1992.

Cuando Skinner asumió la dirección de la Casa Blanca, la popularidad del Presidente Bush se situaba en el 47%, a menos de un año para las elecciones presidenciales. Esa cifra suponía una caída de 15 puntos en el último mes de 1991, y una reducción hasta casi la mitad respecto a la popularidad que había alcanzado durante la Guerra del Golfo. A Skinner le correspondió la difícil tarea de hacer posible transmitir a la opinión pública la impresión de que se trabajaba en la solución de los problemas económicos.

Trazó un cambio de estrategia de cara a la opinión pública, que pasaba por reconocer públicamente la gravedad de la crisis, en contraste con los anteriores intentos de quitarle importancia a la situación. Sununu había creído que Bush podía ser reelegido sin ningún programa concreto para política doméstica; Skinner trató de establecer un equipo especial para formular nuevas políticas domésticas, pero se encontró con que la mayoría de hombres en la oficina de asuntos políticos de la Casa Blanca, seguían siendo gente de Sununu.

La única propuesta que se acordó para hacer frente a la crisis fue una reducción de impuestos que permitiría a cada ciudadano un ahorro de un dólar diario en el pago de sus contribuciones, que fue recibida con escepticismo porque contribuiría a elevar el déficit público. El bache de popularidad del Presidente siguió profundizándose ante la falta de resultados, y el candidato demócrata Bill Clinton se colocó 26 puntos arriba (61% contra 35%) en el mes de agosto de 1992, a sólo tres meses de las elecciones. En un intento desesperado por cambiar la situación, Skinner fue reemplazado por James Baker.

Últimos años

Samuel Skinner ha sido presidente de Commonwealth Edison y US Freightways; ha formado parte de los consejos de administración de Odetics ITS y Dade Behring. Volvió a practicar la abogacía en la firma legal Hopkins & Sutter, de Chicago, y es socio de la firma de abogados Greenberg Traurig, LLP. Es profesor adjunto de Dirección y Estrategia en la Northwestern University.

Su hija Jane Skinner es reportera de Fox News.

No hay comentarios: