domingo, 1 de febrero de 2009

Hamilton Jordan: Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1979-1980)


William Hamilton McWhorter Jordan (n. 21 de septiembre, 1944 - m. 20 de mayo, 2008) Fue Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1979-1980) durante la presidencia de Jimmy Carter.

Primeros años

Nacido en Charlotte, Carolina del Norte, donde su padre había sido destinado durante la Segunda Guerra Mundial, creció en Albany, Georgia, el estado originario de su familia. Siempre mostró aptitudes para la política -sus compañeros de clase lo votaron como el más probable aspirante a ser Gobernador en un futuro. Se graduó en Ciencias Políticas por la Universidad de Georgia, en 1967.

Después de ser declarado no apto para el servicio militar, por unos problemas físicos en su rodilla, decidió ir a Vietnam como voluntario civil para asistir a los refugiados. Tuvo que regresar a los 10 meses, aquejado de una fiebre hemoglobinúrica.

Mano derecha del Gobernador Jimmy Carter

Su primer contacto con la política tuvo lugar con sólo 18 años, cuando en 1962 fue voluntario en la exitosa campaña del demócrata Carl Sanders para Gobernador de Georgia. Y durante sus años universitarios realizó prácticas trabajando por breve tiempo para el veterano Senador Richard Russell, de Georgia.

En la primera etapa de su vida, Jordan fue un segregacionista más, como toda su familia, al igual que la gran mayoría de blancos de la adormilada y segregada Albany, una ciudad del Sur de Georgia donde, según sus propias palabras, "no conocí a un católico o un republicano hasta que cumplí los 18 años." Su visión cambió al cumplir la mayoría de edad, cuando presenció una marcha de protesta encabezada por el reverendo Martin Luther King por las calles de Albany. "Ser testigo de aquella marcha aquella tarde, cambió mi forma de pensar para siempre. Por primera vez, sentí vergüenza en mi vida, observando callado mientras gente decente era metida en un callejón como animales. Más tarde, señalaría ese día como un momento de quiebra moral en mi vida."

Pronto se sintió atraído por Jimmy Carter, entonces un desconocido miembro del Senado estatal de Georgia que aspiraba a ser Gobernador algún día. Hamilton se sintió atraído por las posturas progresistas de Carter en los temas raciales, que diferían mucho de la de la mayoría de políticos demócratas de la época en el Sur. Lo escuchó por primera vez en una comida del Albany Elks Club, donde Carter participó como ordador invitado. A los pocos días, Jordan le escribió una carta en la que se ofrecía a trabajar para su campaña gubernatorial de 1966, en la difícil zona de Albany. Carter le respondió personalmente, y lo nombró coordinador de juventud de su campaña.

Carter quedó en tercer lugar en la primaria demócrata, por detrás de los más conocidos Ellis Arnall y Lester Maddox, pero la experiencia le sirvió para darse a conocer a nivel estatal. A pesar de la derrota del 66, Carter vio talento para la política en el joven Jordan, y en 1970 lo nombró campaign manager de su segundo intento por convertirse en Gobernador de Georgia. Con sólo 26 años, Jordan estuvo al cargo de la campaña, y esa vez ganaron las elecciones.

Instalados en la mansión del Gobernador en Atlanta, Jordan pasó a ser secretario ejecutivo del Gobernador Carter, jugando un papel central en el desarrollo de los ambiciosos planes de Carter para la reorganización del gobierno estatal.

Carter for President '1976

La gran aventura para hacer de Carter un líder nacional, empezaría en noviembre de 1972, a cuatro años de las presidenciales de 1976. Hamilton Jordan redactó un memorandum de 72 páginas para Carter, en el que exponía cómo tendría que ser la futura campaña presidencial. No iba a ser fácil; desde la Guerra Civil, la Presidencia parecía estar vetada para los Gobernadores del Sur Profundo.

El primer objetivo fue aprovechar el cargo para reformar la imagen del político demócrata del Sur Profundo. Se atrajo la atención nacional con comprometidos alegatos del Gobernador Carter en contra de la discriminación racial en Georgia, que ganaron hueco en las páginas de la prensa nacional, y la designación de afroamericanos para importantes cargos de la administración estatal.

El segundo objetivo fue anunciar su candidatura presidencial mucho antes que los demás, en diciembre de 1974, casi dos años antes de las elecciones. Jordan sabía que con el Watergate reciente, no pertenecer a la clase política de Washington DC suponía una ventaja real para Carter. El candidato pronto se daría a conocer en Iowa y New Hampshire. Recorrería el país y construiría un cuerpo de voluntarios y personal no profesionalizado que, si bien parecía amateur, resultaría eficaz.

En la imagen: Hamilton Jordan y Jody Powell en la portada de la revista Rolling Stone.

El memorandum de Jordan también aconsejaba al Gobernador que escribiera un libro explicando su filosofía política; y que se reuniera con líderes extranjeros, encabezara misiones comerciales, y abriera oficinas comerciales del estado de Georgia en ciudades como Bruselas y Tokio. También le aconsejaba ganar notoriedad en el Comité Demócrata Nacional, consejo que se tradujo en la elección de Carter como presidente de la campaña nacional del partido, que le permitió recorrer el país apoyando a varios candidatos demócratas al Congreso. Simultáneamente, Jordan dejó su cargo como secretario ejecutivo del Gobernador en 1974, para trasladarse a Washington DC, e instalarse en un despacho cercano al Capitolio para promocionar a su jefe entre la clase política de la capital.

La sorprendente victoria de Carter en Iowa, muy trabajada en el contacto cercano con los votantes del lugar, lo catapultó a las portadas de la prensa, y, a su vez, esa cobertura mediática lo catapultó a la victoria en la siguiente primaria en New Hampshire. Se creó así gradualmente una especie de círculo ganador alrededor de su candidatura, que le llevó en última instancia a hacerse con la nominación demócrata, y la Presidencia. Se consumaba así lo que los analistas siguen considerando "el más espectacular ascenso político que ha conocido la historia moderna americana."

Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1979-1980)

Las cosas resultaron más complejas una vez instalados en la Casa Blanca. Poner en práctica sus promesas de reorganización del Gobierno, intentando hacer las cosas a la manera de Georgia, empezó a parecer una utopía. El Time de la época expresaba de esta manera la confusión en torno a las verdaderas funciones de Jordan: "Está en todas partes por su acceso al Presidente. No está en ninguna parte porque no tiene una línea de responsabilidad y puede situarse o apartarse de cualquier lugar cuando él o el Presidente quiera."

En sus primeros dos años de Presidencia, Carter se negó en redondo a contar con un Jefe de Gabinete. Pensaba sinceramente que no le hacía falta. Hamilton Jordan era oficialmente el principal asesor del Presidente para la política doméstica. Formaba junto a Jody Powell (Secretario de Prensa) y Bert Lance (director de la Oficina de Presupuesto), lo que la prensa bautizó como "la mafia de Georgia", un pequeño grupo de jóvenes georgianos del entorno presidencial, que otorgaron cierta imagen pop a la Administración Carter entre los jóvenes, pero no fueron bien encajados en la élite política de Washington DC.

El historiador Douglas Brinkley lo resumió en pocas palabras: "Había una especie de cultura juvenil alrededor de la figura paternal de Jimmy Carter, que fue ganando adeptos para su campaña. Pero ese estilo no funcionó en una ciudad gobernada por estrictas normas no escritas. Chocaron con la escena social de Washington, la gente de las sofisticadas cenas y fiestas del barrio de Georgetown buscaba tener contacto e influencia sobre el Presidente. Pero ahí estaban aquellos georgianos que eran más felices vistiendo tejanos azules y acudiendo a conciertos de Willie Nelson. No encajaban en la escena social de Georgetown."

En 1979, cuando la política exterior y la crisis energética comenzaron a ganar terreno a la política doméstica, Carter decidió otorgarle mayores responsabilidades a Jordan y darle el título oficial de Jefe de Gabinete de la Casa Blanca. En época pre-electoral, ayudó a articular con éxito la llamada Rose Garden Strategy, manejando el calendario de las negociaciones internacionales y los discursos presidenciales a la Nación en función de las futuras necesidades electorales del Presidente Carter, amenazado por la candidatura alternativa del Senador Ted Kennedy en las primarias demócratas de 1980.

Pero su desdén hacia los formalismos, sólo profundizó las diferencias entre la Casa Blanca y los líderes legislativos demócratas encabezados por el Speaker of the House Tip O'Neil. Se le adjudicó una mala reputación de amante de la diversión y la informalidad, que fue utilizado por el cada vez mayor número de críticos que tenía el Presidente en la prensa y el espectro político.

Una vez, la Casa Blanca tuvo que emitir un comunicado nengando que Jordan hubiera escupido a una mujer en un bar; en otra ocasión, fue acusado de haber hecho unos comentarios de mal gusto sobre los pechos de la esposa del Embajador egipcio durante una cena de estado; pero lo peor fueron las acusaciones de haber esnifado cocaína durante una visita a la discoteca Studio 54 de Nueva York.

Dimitió como Jefe de Gabinete en junio de 1980, para dedicarse a tiempo completo a preparar la estrategia de Carter para la Convención Nacional Demócrata de aquel verano, y trabajar en la recta final de la campaña de reelección del Presidente.


En la imagen: el ya ex Presidente Jimmy Carter brinda con Hamilton Jordan (con corbata) y otros asesores, en el avión que le llevaba de vuelta a Georgia, en enero de 1981.

Últimos años

Dos años después de abandonar la Casa Blanca, publicó el libro Crisis: The Last Year of the Carter Presidency, donde narró el último año de la presidencia de Jimmy Carter. En 1986, intentó hacer carrera política, presentando su candidatura al Senado por Georgia. Pero fue derrotado en la primaria demócrata por el Congresista Wyche Fowler.

Entre 1987 y 1990, fue presidente ejecutivo de la Association of Tennis Players. En 1992, se integró como asesor en la campaña presidencial del multimillonario independiente Ross Perot. Y en años posteriores, fue uno de los co-fundadores de la organización Unity08, que agrupó a figuras de los dos grandes partidos, partidarios de reformar el sistema bipartidista.

Murió el 20 de mayo de 2008, a la edad de 63 años, a causa de un mesotelioma. Antes había sobrevivido a otras formas de cáncer, incluídos un linfoma, un melanoma y un cáncer de próstata.

2 comentarios:

Jordi Coll dijo...

Hamilton Jordan estuvo muy encima del asunto de los rehenes de Teherán. El 20 de enero del 81, cuando Reagan ya había tomado posesión, llamó desde Andrews a la Situation Room para saber si los habían soltado. El oficial que contestó al teléfono le dijo: 'President Carter is no more the current president. I can't give you that information.'

maicher dijo...

changan250
lingmu300
changhe100
dazhong3000
passt130