miércoles, 22 de octubre de 2008

Battleground States: Missouri - 11 EV


Missouri. Es un estado del Centro Suroeste del país, atravesado de Este a Oeste por el río Missouri, y bordeado al Este por el río Mississippi, que marca el límite con Illinois y Kentucky. Más de la mitad de su población se concentra en las áreas metropolitanas de Kansas City, en el extremo Oeste, y Saint Louis (en la imagen junto al río Mississippi), en el extremo Este. Cuenta con importantes industrias mecánicas, aeroespaciales, eléctricas, de productos cárnicos o de cemento, pero el sector agrícola sigue teniedo mucho peso en todo el área central del estado, dado que es uno de los principales productores de cereales de la Unión. Después de Texas, Missouri es el estado con mayor número de granjas.

Se dice que el estado mantiene un equilibrio casi perfecto entre áreas urbanas y rurales, lo que lo convierte en un buen reflejo a pequeña escala de lo que son los Estados Unidos económica y demográficamente. Siempre ha sido un efectivo termometro en cualquier elección presidencial, por su tendencia natural a votar por el ganador nacional. Ha apoyado a cada uno de los candidatos que han llegado a la Casa Blanca en los últimos 108 años, con una sóla excepción -en 1956 votó por Stevenson.

El Presidente George W. Bush se llevó el estado por siete puntos en 2004, con unos 197,000 votos más que el Senador John Kerry, de un total de algo más de dos millones y medio de votos emitidos. Y este año se han incorporado al registro unos 250,000 nuevos votantes entre demócratas, republicanos, e independientes.

Obama competirá en casa en condados como St. Louis, Ste. Genevieve, o Jefferson, que comparten algo más que límite con Illinois. También arrasará en el condado de Jackson, que incluye la mayor parte de la ciudad de Kansas City, la más populosa del estado. En las primarias demócratas ganó sólo 5 de los 114 condados, y le bastó para llevarse el estado por los pelos. Pero en la elección general rara vez las áreas urbanas juegan un papel decisivo en Missouri. Las victorias de Bill Clinton en los 90 se construyeron en condados interiores como Crawford, que en esta década han apoyado a Bush.

Si un demócrata quiere ganar Missouri, tendrá que repetir la estrategia de Claire McCaskill. Hace dos años, la hoy Senadora, llevó la contraria a muchos estrategas del partido y decidió hacer campaña hasta el último día en áreas rurales que todo el mundo daba por hecho irían para el candidato republicano. Con ese esfuerzo, McCaskill no evitó la victoria republicana en la mayoría de esos condados conservadores de la sección Suroeste, pero sí redujo los márgenes de su derrota, y aseguró su victoria a nivel estatal. Pero McCaskill se pasó todos los días de todo el año 2006 recorriendo el estado. Para Obama puede ser demasiado tarde. Nadie en esos pueblos lo ha visto en todo el año. Sólo le queda confiar en que la crisis económica haga campaña por él.

La estrategia del Senador McCain empieza por llevar a las urnas a todos los evangélicos, que conforman un 37% de la población total del estado. Son la base para ganar. Deberá asegurar las ventajas logradas por Bush hace cuatro años en toda la zona central, y evitar pérdidas en las comunidades rurales del norte que limitan con Iowa. Si su mal desempeño en Iowa le supone pérdidas de votos en el norte de Missouri, tendrá que compensarlo destrozando a Obama en todo el Suroeste, que limita con Kansas, Oklahoma y Arkansas. Cuanto más al Sur y más al Oeste, más conservador es Missouri.

La noche electoral os aconsejo echar un vistazo al escrutinio de los votos en el condado de Buchanan, que limita con Kansas en el Noroeste. Buchanan suele funcionar a veces como un microcosmos de Missouri, porque combina un electorado moderadamente rural con una importante masa de votantes urbanos en la ciudad de Saint Joseph, que cuenta con un buen número de universitarios. Hace ocho años, Gore ganó el condado por 663 votos. Kerry lo perdió en 2004 por cinco puntos, 2,000 votos. Lo hizo dos puntos mejor que a nivel estatal. Obama está obligado a ganarlo por una diferencia importante si quiere hacerlo bien en otras plazas más complicadas, y llevarse los 11 votos electorales de Missouri.

Cultura Popular: la primera referencia que tuve de Missouri fue gracias a los westerns o a aquella película de Vincente Minnelli y Judy Garland, en que la vida de una feliz familia de Saint Louis se veía alterada ante la idea de tener que mudarse a Nueva York. Más tarde supe que así se llamaba el acorazado en el que el General Douglas MacArthur aceptó la rendición de los japoneses en la bahía de Tokyo el 2 de septiembre de 1945. Y no fue hasta la edad adulta cuando me contaron que en USA decir "soy de Missouri" es como decir "soy escéptico" o " a mí no me vas a convencer/engañar tan fácilmente, hombre... (que soy de Missouri,)."

En Missouri ha nacido o crecido gente como Chuck Berry, Vincent Price, Ginger Rogers, Betty Grable, Jean Harlow, Dick Van Dyke, Josephine Baker, John Huston, Robert Altman, o John Milius. Pero el más ilustre es el Presidente Harry S. Truman, que representó durante diez años al estado en el Senado federal. Está enterrado en el patio de la Harry S. Truman Presidential Library, en la ciudad de Independence, condado de Jackson.

18 comentarios:

francisco dijo...

No creo que Obama haga un rally que le llevaría 2 días por áreas rurales para ir a ganar un estado muy cuesta arriba y que aporta menos que Virginia o Carolina del Norte.

McCaskill tendra seguramente un puesto en la administración Obama, por lo menos algo jerarquico en el congreso, la senadora es muy liberal y siempre aposto por Obama.

Es un Estado con mucho blues, es mas cuando se habla del blues de Chicago, hay errores ya que muchas veces es de Saint Louis.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

McCaskill en 2006 ganó porque fue un mal año para los republicanos, y fueron pocos a votar. En 2004 perdió las eleccioens a Gobernador, cuando coincidieron con las elecciones presidenciales. Su detsino está unido al de Obama. Si Obama llega a 2012 con buenos índices de popularidad en Missouri, será reelegida, si Obama llega mal o regular, McCaskill puede ser derrotada.

francisco dijo...

Harry S Truman, va sin el punto ya que la S es el nombre y no la inicial.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Si en su biblioteca presidencial lo ponen con punto, debe ser con punto. Lo siento.

mmmm dijo...

Firmaba con S.

francisco dijo...

Si es un error que provocó la costumbre.

Charles Wild dijo...

Tiene elecciones a Governador que me llamaron la atención porque el candidato demócrata se llama Nixon, más concretamente Jay Nixon. Fue Fiscal general del Estado y como el governador actual no se presenta parece que lo tiene bien.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Qué lindo apellido. NIXON. Sólo por el nombre yo le votaría.

francisco dijo...

Jay Nixon va a ganar, pero deberia cambiarse el apellido, es mas deberian abolir ese apellido desde la organizaciones de derechos humanos.
No le cuesta nada ser Dixon

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Anda cállate. Ya quisiera Obama llamarse Jay y apellidarse Nixon.

francisco dijo...

Ja lo has interpretado para otro lado. No hablo del nombre y a Obama le gustaria llamarse Fred Donahue o James Donovan.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Carter es un apellido que siempre me ha gustado. Es perfecto como marca. No lodigo por Jimmy, lo digo en general. Si tuviera un nombre de ese tipo Obama ganaría más votos y estados.

francisco dijo...

Carter tambien es un nombre y quedaria bien con un apellido tipo Long o Mandrake.
Seria algo asi como Carter Mandrake pero para senador de Connecticut.

Igual Obama es un feo apellido pero Barack es muy lindo.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

De nombre es mejor un john, jim, bill, joe, larry, bob....

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Tom, Jerry, Ted, Sam....

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Y Barack será bonito para ti. A mí me parece un nombre espantoso.

Anónimo dijo...

Pues a mi si me parece que en estas elecciones vende más Barack u Obama que John o McCain o Joe, eso es obvio, es que el país cambia. Eso de querer lo de siempre no es algo a lo que anclarse. A mi me parece novedoso Barack, no me gusta, pero quien soy para juzgar a alguien por su nombre.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No digas bobadas, si Obama gana no será por su nombre, y el mismo personaje ganaría mejor con un nombre como el de John McCain. O en el peor de los casos que se llamase Nelson Mandela o algo así, que suena mucho mejor que Barack Obama, que suena realmente mal. Ahora es que lo hemos escuchado ya tanto, que se nos hace muy familiar, igual que lo de Dukakis, que ya es un nombre super-americano aunque no lo sea, pero es que el Obama suena realmente mal. Aún recuerdo la primera vez que leí su nombre en 2003, sin todavía ponerle cara. No sabía si era un hombre o una mujer o qué.