sábado, 6 de diciembre de 2008

William Raborn: Director de la CIA (1965-1966)


William Francis Raborn (n. 8 de junio, 1905 - m. 6 de marzo, 1990) Militar estadounidense. Fue Director de la Agencia Central de Inteligencia (1965-1966).

Carrera militar

Nació en Decatur, Texas, y se graduó por la Academia Naval de los Estados Unidos en 1928. Durante la Segunda Guerra Mundial dirigió la Sección de Entrenamiento de Artillería de la Oficina Aeronáutica, una organización de apoyo de material de la Marina. También sirvió en portaaviones en el Océano Pacífico: fue oficial ejecutivo del USS Hancock cuando su cubierta fue dañada por un ataque kamikaze, y logró repararla en cuatro horas, por lo que fue distinguido con la Estrella de Plata. Más tarde comandó el USS Bairoko y el USS Bennington.

En 1955 fue nombrado Director de Proyectos Especiales de la Oficina de Armamento. Desde ese puesto lideró el proyecto de desarrollo del misil Polaris, un misil balístico de cabeza nuclear lanzado desde submarino, e informaba directamente al jefe de Operaciones Navales, el Almirante Arleigh Burke, y al Secretario de la Marina Charles Thomas. El USS George Washington, el primer submarino con misiles balísticos, fue puesto en servicio en 1959, y lanzó su primer misil de prueba en 1960. Raborn recibió la Medalla al Servicio Distinguido y fue ascendido a Vice Almirante. También le fue otorgado el Trofeo Collier por su labor en el proyecto Polaris.

En 1962 fue nombrado Adjunto del Jefe de Operaciones Navales, cargo que ocupó hasta su retirada de la Marina en 1963, tras 35 años de servicio. Se trasladó a California para ocupar puestos administrativos en la industria privada: entre 1963 y 1965 fue vicepresidente de Aerojet-General Corporation, una de las compañías líderes en el mercado aeroespacial.

Director de la CIA (1965-1966)

El Vice Almirante Raborn había sido ampliamente elogiado por completar el desarrollo del proyecto Polaris tres años antes de la fecha prevista, gracias a su metodología de trabajo, procurando que todo el equipo fuese responsable de cada etapa en los prorgesos del proyecto. Se había ganado la reputación de hábil y cualificado organizador entre sus colegas, y llamó la atención del Presidente Lyndon Johnson, que en abril de 1965 le nombró Director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Su etapa al frente de la CIA fue difícil. Su predecesor, John McCone, ya había comprobado la dificultad de trabajar con Johnson, que no aceptaba consejos que cuestionaran la viabilidad de sus políticas. McCone había tenido fuertes desacuerdos con el Presidente en asuntos de Inteligencia relacionados con la expansión de la Guerra de Vietnam. William Raborn, formado en la jerarquía militar, adoptó un papel diferente: actuó siempre para satisfacer las demandas del Presidente Johnson de intensificar las operaciones clandestinas de la CIA en Vietnam, y se unió a otros consejeros en la labor de blindar al Presidente de la realidad.

Pero Raborn, que carecía de experiencia en la comunidad de Inteligencia, nunca entendió el funcionamiento de la Agencia y el negocio de la Inteligencia. No se ganó el respeto de sus subordinados y, a pesar de haber entrado como un reformador, no pudo cumplir con las demandas de actualizar la organización de la CIA. Dimitió el 30 de junio de 1966, tras sólo catorce meses en el cargo.

Últimos años

Tras abandonar la CIA, volvió a la Aerojet-General Corporation. Entre 1970 y 1986, dirigió su propia empresa, la W. F. Raborn Company, con sede en McLean, Virginia.

Murió el 7 de marzo de 1990, a los 84 años de edad. Está enterrado en el cementerio de la Academia Naval de los Estados Unidos en Annapolis, Maryland.