jueves, 11 de diciembre de 2008

Stansfield Turner: Director de la CIA (1977-1981)


Stansfield M. Turner (n. 1 de diciembre, 1923) Militar estadounidense. Fue Director de la Agencia Central de Inteligencia (1977-1981).

Carrera militar

Nació en Highland Park, Illinois. Ingresó en el Amherst College de Massachusetts en 1941, y se graduó en Ingeniería por la Academia Naval de los Estados Unidos en 1947. En la Academia Naval de Annapolis tuvo como compañero de clase al futuro Presidente Jimmy Carter. Más tarde atendió la Universidad de Oxford, logrando un Master en Filosofía, Política y Economía, en 1950.

En su carrera en la Marina, se convirtió en el segundo graduado de la Academia Naval después de la Segunda Guerra Mundial, en alcanzar el grado de Almirante. Estuvo al mando de varios buques en los mares de Indochina, durante la Guerra de Vietnam. Comandó el crucero con misiles guiados USS Horne, y las fuerzas navales estadounidenses en Japón y Corea. Posteriormente, fue destinado al mar Mediterráneo, coincidiendo con la crisis provocada por la presencia en este mar de la flota de guerra soviética.

Tras ocupar el puesto de director de la división de análisis de sistemas en el Pentágono, fue presidente de la Academia de Guerra Naval (1972-1974), destacando por reformar el sistema educativo de la institución y por invitar a conferenciantes opuestos a la Guerra de Vietnam. De allí pasó a ser Almirante en Jefe de la Segunda Flota de los Estados Unidos, y Comandante de la OTAN en el Sur de Europa (1975-1977).

Director de la CIA (1977-1981)

En 1977, el nuevo Presidente Jimmy Carter, antiguo compañero en la Academia Naval, lo nombró Director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Carter encontró en Turner a un hombre de confianza que podía ser bien recibido por los diferentes sectores: resultaba aceptable para los liberales por carecer experiencia anterior en los servicios de espionaje, y no estar viciado por las prácticas ilegales desarrolladas por la Agencia en los años anteriores; y su brillante carrera militar podía contrarrestar la desconfianza de los conservadores.

Llegó a Langley con una imagen de profesional innovador y transparente, siempre en estrecho contacto con políticos y militares de países aliados. Su trabajo al frente de la CIA estaría muy condicionado por su mentalidad naval. Creía que el territorio de EEUU se había mantenido seguro e impune durante años gracias al Océano Atlántico, y al papel de la Marina como escudo protector, pero las distancias oceánicas se habían convertido en las menos seguras del sistema norteamericano de Defensa, al sustituírse la guerra naval por ataques contra blancos terrestres. Turner se negaba a medir las capacidades propias y las amenazas soviéticas en términos cuantitativos, y otorgaba mayor importancia a las tendencias.


En la imagen: el Presidente Jimmy Carter se dirige a los empleados de la CIA en Langley, ante la mirada de Stansfield Turner (derecha), en 1977.

Desde un primer momento, trató de simplificar el sistema de múltiples niveles de la comunidad de Inteligencia, y continuó con el desmantelamiento de la vieja guardia de la Agencia. Eliminó 800 posiciones operativas, y despidió a casi un millar de veteranos agentes de operaciones encubiertas y jefes de estación. Esta decisión tuvo que ver con la promesa electoral de Carter de "limpiar" la Agencia, que el Presidente acabaría pagando caro porque muchos de los agentes despedidos se pondrían al servicio de los republicanos para operar contra Carter en las elecciones de 1980.

Bajo la dirección de Turner, la CIA enfatizó más en la Inteligencia Tecnológica y en la Inteligencia de Señales basada en la utilización de diferentes medios de comunicación para interceptar señales entre individuos o entre máquinas. Esto llevó a un evidente deterioro de la Inteligencia Humana, y de las técnicas de recolección de información por personal especialmente entrenado.

Los acontecimientos mundiales se encargarían de objetar gran parte de las innovaciones aplicadas en la Agencia en esta etapa. La necesidad de dar respuesta a la invasión soviética de Afganistán en 1979, descubrió a Turner la importancia de la Inteligencia Humana y la metodología clásica. Aceptó poner en marcha una operación encubierta de apoyo a las fuerzas anti-soviéticas en Afganistán, dictada desde el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Por primera vez en la historia, armas proporcionadas directamente por la CIA (a los muyahidines afganos) iban a servir para matar a tropas regulares soviéticas.

Dejó la dirección de la CIA en 1981, coincidiendo con la salida de Jimmy Carter de la Presidencia. Le fue otorgada la Medalla de Seguridad Nacional.

Últimos años

Tras abandonar la CIA, sirvió en los consejos de administración de varias corporaciones estadounidenses. Ha escrito varios libros: Secrecy and Democracy; The CIA in Transition in 1985, Caging the Nuclear Genie; An American Challenge for Global Security; y Burn Before Reading: Presidents, CIA Directors, and Secret Intelligence.

Es miembro del Council on Foreign Relations, y es investigador de política pública en la Universidad de Maryland. En los últimos años ha sido muy crítico con las políticas de la Administración Bush.

1 comentario:

Nestor dijo...

Hola Antxon,

he decidido distinguirte con un nuevo premio interblogs. Esta vez es el Symbelmine.