lunes, 19 de marzo de 2007

Team Barack

Al venir esta mañana temprano hacia aquí, me he encontrado una vez más con el viejo Cornelius pescando en el río Cumberland. Es un afroamericano septuagenario muy orgulloso, al que le chifla pasarse las mañanas pescando aunque es alérgico al pescado y regala todo lo que pesca. De un tiempo a esta parte, sólo hay un tema de conversación cada vez que me lo encuentro: Barack Obama.

Las primeras palabras que me dijo Cornelius sobre el senador de Illinois: "Ese hombre no es negro, yo no puedo sentir por él, el amor a un Hermano". Quedé sorprendido. Yo esperaba muestras de ilusión por parte de la comunidad negra de Nashville. Pero nada más lejos de la realidad. Después comprendí que negro significa en la realidad política y social de esta comunidad, alguien que desciende de los esclavos africanos. No es el caso de Obama.

He podido observar que esta opinión de Cornelius es la postura generalizada también entre los afroamericanos más notorios de la vida cultural del país. Mientras los analistas blancos ven en Obama un símbolo de unión en un país heterogeneo, hace poco leí en la revista Salon a la autora negra Debra Dickerson mantener la misma postura de desconfianza que veo en Cornelius cada mañana. "Black" no se refiere al color de piel sino más bien a unos orígenes, una filosofía, una herencia cultural.

Coincide esto con la encuesta que presentó el Washington Post al poco tiempo de que el Senador Obama anunciase su candidatura. El 60 % de los afroamericanos apoyaban a su rival blanca, Hillary Clinton. Obama conseguía solamente el 20 % de apoyo entre el electorado negro. La campaña es larga y Obama tiene menos reconocimiento de nombre que Clinton. Aún debe tratar de convencer a aquellos que son como él, pero que desconfían de él. Objetivo que no le será fácil.

Para tal empeño contará con un equipo de campaña que aún se encuentra en construcción. No es un equipo de perfil afroamericano, lo cual puede indicar que el verdadero objetivo de Obama es atraer el voto moderado y algo apolítico, así como el dinero de las grandes corporaciones que jamás financiarían a un candidato negro que no fuera capaz de traspasar las barreras raciales y culturales.

Aunque el equipo aún está abierto a cambios, dos de sus hombres de confianza manejarán la campaña. El director será David Plouffe. El mismo que dirigió su campaña para el Senado en 2004. Plouffe tiene sobrada experiencia en campañas electorales. En el año 2000 fue director ejecutivo del Democratic Congressional Campaign Committee para las elecciones al Congreso de ese año.

Anteriormente, fue subjefe de gabinete del congresista Dick Gephardt (D - Missouri) cuando este era Líder de la Minoría en la Cámara de Representantes; dirigió en 1996 la exitosa campaña de Bob Torricelli (D - New Jersey) al Senado; dirigió en 1994 la campaña del demócrata Charles Oberly al Senado por Delaware, esta no tan exitosa debido a que aquel año fue muy malo para los demócratas; dirigió en 1992 la campaña de reelección del congresista John Oliver (D - Massachusetts); y ese mismo año trabajó en la campaña presidencial del senador Tom Harkin (D - Iowa).

David Axelrod, de Chicago, otro hombre de total confianza de Obama, será el encargado de la propaganda, la publicidad televisiva y las relaciones con los medios de comunicación. Axelrod fue columnista del periódico conservador Chicago Tribune, hasta que decidió ser consultor político y fundó la consultoría Axelrod and Associates, ahora llamada AKP Message and Media. Axelrod trabajó para la campaña presidencial de John Edwards en 2004.

También estarán en el equipo de Obama algunos que pertenecieron en su día al staff del senador Tom Dashle (D - Dakota del Sur) cuando este era Líder de los demócratas en el Senado. Es el caso de Juliana Smoot, quien será jefa de finanzas de la campaña de Obama, y Dan Pfeiffer, que será el portavoz del candidato en sus desplazamientos por el país. El portavoz viajero que llaman allí.

El secretario de Prensa de la campaña, el que no viaja con el candidato, el que suele estar donde están los headquarters -cuartel general de la camapaña, en Chicago en este caso- encargado de coordinar todas las informacioens de la campaña, será Bill Burton. Burton ya trabajó en 2004 para la campaña presidencial de Dick Gephardt.

Cassandra Butts, quien durante años trabajó en la oficina del congresista Dick Gephardt, será la encargada del programa político del candidato. Los encargados de los sondeos de opinión y análisis del electorado, serán Paul Harstad y Cornell Belcher. Hastard trabajó el año pasado para la exitosa campaña al Senado de Claire McCaskill (D - Missouri), y Belcher es un experto en electorado afroamericano que trabajó para el Comité Nacional Demócrata en las elecciones del pasado año.

Otros nombres conocidos que trabajarán para Obama 2008 serán Devorah Adler, veterana oficial del DNC, y Alyssa Mastromonaco que hasta ahora ha sido directora del comité de acción política del senador.

También ha fichado a Matt Rodríguez para que sea su estratega para la primaria de New Hampshire. Rodríguez ya hizo ese mismo trabajo para el ex senador Bill Bradley en 2000, y para el ex congresista Dick Gephardt en 2004.

Dentro de unas horas hablaré con un amigo de Salt Lake City que me dará detalles sobre el equipo de campaña del republicano Mitt Romney. Team Mitt. A él le dedicaré mi próximo post. Ahora voy a tomarme el hamaiketako, el "aperitivo de las 11" en la cultura euskaldun. Chorizo frito con un buen trozo de queso. También algo de pollo frito para no desentonar.