martes, 13 de enero de 2009

Una aproximación a la liturgia inaugural

Falta apenas una semana para que el Juez John Roberts, Presidente del Tribunal Supremo, tome juramento al Presidente-electo Barack Obama, en el lado Oeste del Capitolio que da a la explanada conocida como el Paseo Nacional.

Las 39 palabras que le convertirán en Presidente de los Estados Unidos, vienen especificadas en la Constitución, salvo el "...so help me God" final, que se desconoce cuándo se añadió, y se llevan repitiendo desde el primer juramento de George Washington:

"I do solemnly swear that I will faithfully execute the Office of President of the United States, and will to the best of my Ability, preserve, protect and defend the Constitution of the United States. So help me God."

"Yo solemnemente juro que ejecutaré fielmente el oficio de Presidente de los Estados Unidos, y en la medida de mis capacidades preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos. Con la ayuda de Dios."

Como siempre, el Presidente-electo tiene derecho a escoger la Biblia que él prefiera para el juramento, o prescindir de ella. El republicano Teddy Roosevelt en 1901, fue el último que no utilizó las Sagradas Escrituras -el asesinato del Presidente McKinley precipitó el juramento en Buffalo, Nueva York. Rutherford Hayes en 1877, y Chester Arthur en 1881, fueron los otros dos que no hicieron uso de la Biblia.

Este año, sabemos que el Senador Obama jurará sobre la Biblia que utilizó el Presidente Abraham Lincoln en 1861. Aunque parezca mentira, ningún otro Presidente se ha atrevido a utilizar la Biblia de Lincoln, que forma parte de las colecciones de la Biblioteca del Congreso. El respeto extremo a una figura mitificada, casi santificada, así como la superstición al tratarse de un Presidente asesinado, ha evitado hasta ahora que nadie haya osado hacer un uso profano de una pieza tan sagrada.

No era esa la pieza que Abe Lincoln quiso utilizar en su juramento; su intención original era jurar sobre una Biblia familiar, pero esta no llegó a tiempo desde Illinois, por lo que se vio obligado a utilizar una Biblia adquirida por el Juez William Thomas Carroll, una Edición Oxford de 1853, que es la que utilizará Obama. La cita sobre la que coloque su mano izquierda, si le permiten abrir una Biblia tan valiosa, será la primera pista de lo que espera el propio Obama de su Presidencia.

4 de marzo de 1933: el Gobernador Franklin D. Roosevelt, de Nueva York, prestó juramento ante el Juez Charles Hughes, el antiguo candidato presidencial, sobre una Biblia familiar que ya había utilizado en su juramento como Gobernador de Nueva York en 1929. Colocó la mano sobre el pasaje I Corintios 13:13 del Nuevo Testamento, sobre el verso que decía, "Ahora, pues, permanecen la fe, la esperanza y la caridad, estas tres; pero la mayor de ellas es la caridad."



20 de enero de 1961: el Juez Earl Warren tomó juramento al Senador John F. Kennedy, de Massachusetts. La ceremonia se celebró en el Pórtico Este del Capitolio. Como católico, Kennedy se convirtió en el primer Presidente en jurar sobre un misal católico versión Douay-Rheims.



22 de noviembre de 1963: la Jueza Sarah T. Hughes, una desconocida jueza del Distrito Norte de Texas, tuvo que ser la encargada de administrar de manera improvisada el juramento presidencial al Vicepresidente Lyndon Johnson. El acto tuvo lugar a bordo del Air Force One, en el aeropuerto de Dallas, 99 minutos después de que se certificara oficialmente la muerte del Presidente Kennedy. Ha sido la primera y única vez que el juramento ha sido administrado por una mujer.

Johnson, un protestante restauracionista de los Discípulos de Cristo, tuvo que jurar sobre una versión católica de la Biblia, que era lo que más a mano había en el Air Force One.



20 de enero de 1977: el ex Gobernador Jimmy Carter, de Georgia, utilizó una Biblia familiar, para jurar el cargo en el Pórtico Este del Capitolio. Colocó su mano izquierda sobre la cita de Miqueas 6:8 del Antiguo Testamento, que dice así, "se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor: nada más que practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con tu Dios."

Después de la ceremonia, Carter se convirtió en el primer Presidente en trasladarse caminando con su familia por la calle, desde el Capitolio hasta la Casa Blanca. Algo ciertamente chocante, teniendo en cuenta que su antecesor había sido objeto de dos intentos de asesinato el año anterior.

Un dato curioso: el Gobernador Carter renunció a utilizar su nombre completo, James Earl, y juró como "Jimmy", es decir, como "Jaimito."

Esta sería la última vez que la ceremonia se celebraría en el Pórtico Este del Capitolio.



20 de enero de 1981: esta fue la primera ceremonia de toma de posesión que se celebró en la terraza del lado Oeste del Capitolio, el mismo lugar que se utilizará este año -si el tiempo acompaña. Es una localización mucho más espectacular que el antiguo Pórtico Este, y permite un mayor número de público, ya que hay delante una gran explanada.

Hijo de padre católico y madre presbiteriana, el ex Gobernador Ronald Reagan, de California, decidió utilizar una Biblia de su propiedad que le había regalado su madre de niño.



21 de enero de 1985: cuando el 20 de enero cae en domingo, la ceremonia se retrasa al día 21. Ese fue el caso en el 85. Debido a la tormenta de nieve y a las bajas temperaturas, la segunda ceremonia de inauguración del Presidente Reagan tuvo que realizarse en el interior, en la Rotonda del Capitolio. Reagan volvió a utilizar la Biblia que había pertenecido a su madre. Después del juramento, la Biblia fue colocada en una pequeña mesa de mármol que había sido utilizada en la segunda toma de posesión de Abraham Lincoln, en 1865.

Fue el quinto y último juramento presidencial administrado por el Juez Warren Burger.



20 de enero de 1989: el Vicepresidente George Bush se convirtió en el primer Vicepresidente, en 152 años, en jurar el cargo de Presidente en circunstancias completamente normales (sin muerte ni dimisión de su antecesor) después de haber ganado unas elecciones -el último había sido Martin Van Buren en 1836.

Utilizó la Biblia masónica que George Washington había utilizado en su juramento de 1789. Abierta al azar por la mitad. Esa misma Biblia la habían utilizado también los Presidentes republicanos Warren Harding y Dwight Eisenhower.


20 de enero de 1993: el Gobernador Bill Clinton, de Arkansas, juró sobre una Biblia inglesa versión del Rey Jaime I, que le había regalado su abuela. Durante el juramento, pidió que la Biblia estuviera abierta en el pasaje Gálatas 6:8 del Nuevo Testamento, que dice así, "porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna."



20 de enero de 2001: el Gobernador George W. Bush, de Texas, pidió utilizar la Biblia masónica en la que juraron George Washington, Warren Harding, Dwight Eisenhower, y su padre George Bush Sr. El Congreso dio su aprobación, y la Biblia fue trasladada de Nueva York a Washington DC con fuertes medidas de seguridad. Pero el mismo día del juramento, debido a la lluvia y el mal tiempo, se desaconsejó su utilización.

La Biblia de Washington estuvo hasta el último instante a pocos metros del lado Oeste del Capitolio, en el interior, custodiado por tres miembros de la logia de San Juan, por si mejoraba el tiempo, pero no pudo ser. Por lo que el Gobernador Bush tuvo que jurar el cargo sobre una Biblia familiar cerrada. Video

4 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Llevo varios días con la gripe, y tengo pocas ganas de escribir. Este texto ya lo tenía preparado desde hace tiempo.

Después de la toma de posesión volveré a escribir las biografías (lo próximo serán los Jefes de Gabinete). Ahora con la gripe no tengo muchas ganas.

alejandrodavila dijo...

Pues vaya que le llovió durante TODO su gobierno al pequeño Bush.

Que te mejores, Antxon. Saludo desde aquí.

Eduardo dijo...

Ponte bueno y gracias, como siempre.

Aletxu dijo...

Hola Antxon! Qué bueno tenerte de vuelta.
Que te mejores!