domingo, 2 de noviembre de 2008

Escenarios ganadores (para Obama)


En el peor de los casos, el Senador Obama confía en ganar un mínimo de dos estados que en 2004 votaron por Bush: Iowa (7) y New Mexico (15). Son los dos únicos estados que Obama podría ganar incluso perdiendo el voto popular nacional. Sumando esos dos y evitando la fuga de estados azules, tendría una base mínima de 264 votos electorales. Para llegar a los 270 sólo necesitaría ganar uno más de los Colorado, Virginia, Nevada, Ohio, Florida, Carolina del Norte, Missouri, o Indiana. Si perdiera New Hampshire, le bastaría con sumar cualquiera de estos ocho -salvo Nevada- a Iowa y New Mexico. Y si perdiera Pennsylvania, necesitaría asegurar alguno de los premios gordos o la suma de dos medianos.

Sobra decir que Team Obama no contempla derrotas en NH y PA, y espera una victoria en el voto popular nacional, lo que los lleva a incluir Colorado (9) y Virginia (13) en la misma categoría que Iowa y New Mexico. Si su candidato gana los cuatro manteniendo la base de estados demócratas de hace cuatro años, tendría una victoria de 286-252 en el Colegio Electoral. Idéntica a la de Bush sobre Kerry. En ese punto, que le otorga un considerable margen de maniobra, al poder no ser los cuatro de obligado ganar, ha establecido su colchón de seguridad.

Creen que Virginia plantea más dificultades que Colorado. No creen que su candidato tenga una ventaja superior a los cuatro puntos en el Old Dominion, y lo dejan entrever con las numerosas visitas al estado en las últimas horas. Saben que Virginia es algo más que sus votos electorales este año; será uno de los primeros battleground states en liberar resultados, y su tendencia puede marcar el ánimo de la noche. Todo el país se fijará en Virginia horas antes de empezar a fijarse en Colorado. Es una prioridad. Si lo pierden se desatará el pánico, y tendrán que ordenar a su gente de Colorado que, aunque sea a punta de pistola, saquen de sus casas a los que no hayan votado en la última hora del Oeste.

Una segunda categoría de estados republicanos marcados por Team Obama como objetivos asequibles, serían Florida (27), Nevada (5), y Ohio (20). Creen que aquí pueden perder si más indecisos se inclinan a favor de McCain a última hora, pero consideran que a día de hoy las ventajas de Obama se moverían entre mínimos de dos puntos y máximos de cinco puntos, estando Florida más difícil que Nevada y Ohio. Calculan que Obama se llevará los tres, si gana a nivel nacional por cinco puntos o más; si su victoria nacional baja de ahí, no descartan perder Florida.

Después tienen otros tres estados en una tercera categoría de objetivos más complicados: Carolina del Norte (15), Indiana (11) y Missouri (11). El más difícil Indiana, y el más fácil Missouri. No se han dado cuenta hasta esta última semana que en Missouri podían tener más opciones que en Carolina del Norte. Ha sido el mayor error de una campaña que ha cometido pocos errores. Ahora creen que si hubieran fijado antes su atención en Missouri, ese estado estaría hoy en el grupo de Virginia, y sería mucho más agradecido que Carolina del Norte que, a pesar de todos los esfuerzos y la gran movilización de votantes afroamericanos, no sale del empate técnico.

Con una victoria nacional moderada de unos cinco puntos, perderían Indiana y podrían perder Carolina del Norte, pero ganar en Missouri. Esto lo dejaría en los 349 votos electorales, dando por hecho que todos los estados incluídos en las categorías anteriores caerían si cae alguno de estos. Pero Missouri es un estado que tienen poco trabajado. Si le restamos Missouri y le añadimos Carolina del Norte, quedaría en los 353. Y si se lleva los dos estados, alcanzaría los 364, dejando a McCain en los 174. Esa es la diferencia máxima que contemplan los hombres de Obama en el Colegio Electoral, con una ventaja de unos seis puntos en el voto popular nacional -por encima del 52% del total. Creen que ganar Indiana sería un regalo, y todo lo demás sería una sorpresa.

8 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Mañana McCain.

Anónimo dijo...

Que difícil todo para John, es como si nada de lo que pueda hacer tuviera consecuencias, solo espera que se den variables casi demográficas o culturales.

Lo de Misuri es raro, a cualquiera le resulta atractivo. Mas cuando ya ha votado a los democratas sin prejuicio. Pero Carolina tiene negros y juventud, es un error perdonable.

Francisco

Anónimo dijo...

Era mas facil Montana que Indiana, para Rasmussen. Obama unca piso Montana, casi, y tiene numeros similares a Indiana donde si puso empeño.
Tal vez serian solo 3 votos electorales pero seria todo un dato.

Francisco

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo que pasa que Indiana tiene frontera (o límite, que si no me echan la bronca) con Illinois, y le resulta mucho más fáicl enviar personal y voluntarios a trabajar sorbe elt erreno.

Anónimo dijo...

y como estan los candidatos para maniana??

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Luego hablaré de los itinerarios del último día de campaña.

Anónimo dijo...

Posts como estos hacen de este blog un referente imperdible en estas elecciones, joder tío te has fajado, oye Vasco recomiendame libros sobre Americanismo, o textos, me interesa mucho el tema, un abrazo.

Abur.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Hoal Abur. Pues no sé. Sobre todo empieza por libros sobre Presidentes, tipo "The Complete Book of the Presidents of the USA", y otros parecidos.