jueves, 26 de julio de 2007

CBS - Election Night 1980

Con este post inauguro el ciclo de videos históricos que iré colocando de vez en cuando en el blog. Empezamos con la noche electoral del 4 de noviembre de 1980. Ronald Reagan derrota a Jimmy Carter ganando en 44 de los 50 estados de la Unión y superando a su rival en 9 puntos porcentuales. Una victoria muy superior a la que se esperaba.

Dividida en 3 trozos, vemos parte del programa especial que hizo la CBS aquella noche con motivo de las elecciones. Podemos ver cómo el Presidente Carter concede su derrota en Washington DC, y el Gobernador Reagan acepta la victoria en el hotel Century Plaza de Los Angeles, así como la cobertura local de las elecciones en la zona de Cleveland.

Presentado por el histórico Walter Cronkite, "el hombre en quien confía América", acompañado por unos jóvenes Dan Rather y Leslie Stahl, entre otros.

CBS - Election Night 1980 (1ª Parte)



CBS - Election Night 1980 (2ª Parte)



CBS - Election Night 1980 (3ª Parte)

8 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

Jolín, al final Carter casi rompe a llorar. ¿Sabes qué? Yo creo que el Carter activista de mil causas ha hecho bueno al Carter presidente…

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No es para menos eh... que llore. Debe ser algo muy difícil de asimilar perder la Presidencia de los Estados Unidos. Pero en este caso lo fue particularmente, porque en aquel momento se convirtió en el primer presidente en funciones (desde Herbert Hoover en plena Gran Depresión) en perder unas elecciones.

Después de la caída en desgracia de Richard Nixon en 1974 el Partido Republicano sufrió un fortísimo descenso en afiliaicones, y eso unido a la victoria demócrata de 1976, que los colocó controlando tanto la presidencia como las dos cámaras del Congreso, se daba por hecho que se daba inicio a un largo periodo de gobierno demócrata con un GOP a la deriva incapaz de sacudirse del recuerdo de la corrupción y los pecados de Nixon.

Por eso fue un golpe durísimo, terrible, para los demócratas la derrota de Jimmy Carter. Derrota escandalosa, perdiendo prácctiamente todo el país, y no sólo eso, mayoría republicana en el Senado por primera vez en 25 años. Fue una hecatombe.

Y sí, es verdad que Carter ha mejorado su prestigio como ex presidente gracias a su Fundación. Dicen que ha sido mejor ex presidente que presidente. Desde que dejó la Casa Blanca ha dedicado todo su tiempo a intentar recuperar un poco de orgullo. Aunque, sinceramente, no creo que se mereciera el Nobel de la Paz.

octopusmagnificens dijo...

¡No no no! ¡Me he explicado mal! Quería decir que al menos para mí era mejor el Carter presidente que el Carter pacifista y mediador internacional. La presidencia lo moderaba.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sí, bueno, ha mejorado su prestigio en foros internacionales dodne nos e aprecia demasiado a un presidente de EEUU. Ha pretendido ir de Mandela por la vida. Su error es que, a diferencia de otros ex presidentes como Clinton, no le ha importado atacar frontalemnte al gobierno de su país. Y eso es lo que le ha hecho tan popular en Europa. Por eso le dieron el Nobel, por criticar a Bush. No por merecerlo.

Como Presidente yo creo que tuvo muy mala suerte. Le tocó gobernar en una época complicada, con un país que ya se encontraba en declive cuando él llegó. Sus primeros dos años de gobierno fueron bastante prometedores, superando la recesión de 1976, y logrando sacar adelante bastantes proyectos legislativos, adema´s de éxitos internaiconales como los acuerdos de Camp David (aunque en realidad estos fue frutos de la negociaicón que ya se había iniciado bajo la Administración Ford).

Pero en los dos años siguientes se le acumularon una serie de contratiempos que minaron su autoridad. La recesión económica de 1979-1980 hizo que los americanos olvidaran que Carter supo remontar la anterior recesión, la revolución islámica en Irán en noviembre de 1979 con el secuestro de funcionarios americanos y la operación militar para rescatar a estos que terminó con la muerte de varios soldados y los helicopteros americanos derribados en el desierto, la invasión soviética de Afganistán en las navidades de 1979... que ya evidenció que ninguno de los enemigos de EEUU se tomaba en serio la autoridad de Carter... el triunfo de los sandinistas en Nicaragua ese mismo año que supuso una gran victoria moral para los movimientos revolucionarios expansionistas en países muy cercanos geográficamente a USA que habían estado bajo control con administraciones anteriores...

Y todo eso unido a la debilidad personal del Presidente y su incapacidad para moverse en Washington. Pretendió gobernar sin jefe de Gabinete y con una serie de chicos casi amateurs de Georgia, que nunca conectaron con los jefazos del Congreso, aunque fuesen del mismo partido. Tuvo muchísimas dificultades en las relaciones con los líderes demócratas del Congreso que nunca llegaron a confiar demasiado en ese "cacahuetero" rústico que no se relacionaba con la sociedad de Washington.

Luego estaba el hecho de que en 1976 no ganó porque hubiera logrado construir una coalición electoral permanente., una base de votantes fieles. Ganó porque era la respuesta "outsider" contra todo lo que representaba Washington y el público odiaba. Su victoria del 76 fue consecuencia de una reacción del momento. Y aparte, no hace falta decir que nunca tuvo un carisma y una capacidad de liderazgo más allá de esa imagen de hombre común que podía hacerle atractivo al principio, cuando aún era una opción de futuro.

Yo creo que después de perder la reelección es como si se hubiera enfadado consigo mismo. Como si renegara de sí mismo y de su país. Carter siempre fue un demócrata conservador, en lo político y en lo moral. Su política exterior "débil", su preocupación por priorizar siempre los derechos humanos no respondía a una visiónd errotista o negativa hacia América, como tienen muchos demócratas. En su caso se debía a su gran sentido de la moralidad, a su educación baptista. Pero en los últimos años parece ma´s que se deba a ese "odio hacia todo lo que representa EEUU" que existe entre los activistas demócratas más radicales.

Javi dijo...

A mí me dijeron una vez, que cuando eligieron a Carter, no buscaban a un buen Presidente; sino a un buen Hombre.

Fue un buen Hombre, pero a lo mejor, para el americano medio, no fue un buen Presidente...

Odalric dijo...

Y todo el mundo "olvida" q Carter era mucho mas religioso q W Bush...

Anónimo dijo...

¿Para cuando el post prometido sobre Paul Laxalt?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pronto!