viernes, 29 de febrero de 2008

NAFTA pone a prueba la sinceridad de Obama

La cadena de televisión canadiense CTV destapó ayer que, en el último mes, la campaña de Barack Obama aseguró al Gobierno canadiense, a través de su embajador en EEUU, que la posición del candidato ante el NAFTA es pura retórica electoral, y que en ningún caso piensan reabrir el tratado de libre comercio para renegociarlo tal y como está prometiendo Obama a los electores. El episodio vuelve a generar dudas razonables sobre cuánto hay de verdad y cuánto de interpretación en el Senador por Illinois. Los portavoces del candidato se han limitado a declarar que "Barack Obama no hace promesas que no piensa mantener", sin llegar a negar con claridad la información.

En Campaña: McCain carga contra Obama por Iraq

El Senador John McCain ya ha comenzado a poner en entredicho la posición de Barack Obama sobre Iraq. En un discurso en la Rice University, en Houston, acusó al Senador por Illinois de que su única estrategia para Iraq es repetir que se opuso a la intervención en 2002. "Eso es historia, eso es el pasado. Eso es hablar de lo que ocurrió antes. De lo que debieramos estar hablando es de lo que vamos a hacer ahora." Volvió a defender los progresos en la nueva estrategia.

En Campaña: Obama en Beaumont (28-02-08)

El Senador Barack Obama visitó ayer la ciudad de Beaumont, situada en el Sureste de Texas, que sufrió una importante explosión demográfica a principios del Siglo XX gracias al descubrimiento de petróleo. Obama se ha convertido en el primer candidato presidencial que ven por Beaumont desde hace treinta años. El candidato confía en que la participación de independientes -la primaria será abierta- le otorgue la victoria en Texas el próximo martes.

"Dos veces"

La Senadora Hillary Clinton hace un nuevo llamamiento a los hispanos de Texas para que salven su candidtaura presidencial. El spot recuerda que la candidata trabajó en 1972 en Texas registrando nuevos votantes para el Partido Demócrata, y explica a los electores el complicado sistema electoral de Texas. La primaria del estado de la estrella solitaria es la única que permite votar dos veces en la misma elección sin ir a la cárcel.

jueves, 28 de febrero de 2008

1980 Republican National Convention

El Miller Center of Public Affairs de la Universidad de Virginia ha puesto online, a disposición de los internautas, el discurso de Ronald Reagan en la Convención Nacional Republicana de 1980. Celebrada en el Joe Louis Arena de Detroit, Michigan, entre los días 14 y 18 de julio de 1980. "Make America Great Again" fue el lema de la Convención. Pronto dedicaré una entrada a aquellos días que dieron lugar al exitoso ticket Reagan-Bush. De momento disfrutar del video.

Abajo he colocado un extracto del discurso. Lo podéis ver completo aquí. Es posible que no se abra. Si no se abre, abrir vosotros vuestro reproductor de Real Player, y pegar la dirección allí mismo. Tardará pero se abrirá.

Razones de la pérdida de poder de los Clinton en el partido

Daniel Henninger, del Wall Street Journal, nos da algunas claves para entender por qué la Senadora Hillary Clinton ha ido perdiendo terreno en favor de un Senador novato como Barack Obama. Estima que la aventura de Howard Dean en 2004 revitalizó las actividades de base de los demócratas, y las mismas fuerzas que pusieron en apuros la reelección de Joe Lieberman como Senador en 2006 retándolo en las internas, serían las que estarían ahora poniendo su maquinaria de reclutar fondos y votos a disposición de Obama a nivel nacional. Hillary's Close-Up

(...) Has anyone else out there begun to find that it is easier to make sense of the struggle between Hillary and Barack if one thinks in terms of film tragedies? Several have been unspooling in my mind these days: "All About Eve," "Sunset Boulevard," "A Star Is Born," even "Bonnie and Clyde," if one assumes the Clintons are going to either pull off this heist or go down in a blaze of bullets.

Hillary's star is being eclipsed. Why?

A year ago, Hillary Clinton assumed the effort would bring her the prize. Instead, it has brought her to the precipice. What happened? What was supposed to be triumph has turned to tragedy. Who rewrote the plot?

The first revision came at the hand of Howard Dean. The Vermont governor's quixotic 2004 presidential run did one big thing: It let the netroots out. It empowered the Democratic Left. Web-based "progressives" proved they could raise lots of political money and bring pressure, especially when allied with labor unions.

They didn't defeat centrist Joe Lieberman in 2006, but they drove him out of the party. They pushed the party's Iraq policy under Harry Reid and Nancy Pelosi into total, rejectionist opposition. In this world, the Petraeus surge is a failure, period. Thus, Obama calmly gives the surge little or no credit. Also in this world, trade and Nafta are anathema, as seen in the House refusal to pass the trade agreement with Colombia, the U.S.'s strongest ally in South America.

What the netroots has done is bunch up the party ideologically. While the Republican Party slices conservative ideology as thinly as aged prosciutto, the Democrats, in Congress and on the presidential campaign trail, are all swinging a populist anvil -- with the left hand.

This pushed Hillary out of the Clinton comfort zone. She established her Senate career as a reasonable person, winning public compliments from GOP colleagues. Came the campaign and she finds herself onstage with wall-to-wall men of the ascendant populist left. (...)

Pawlenty en entredicho

Robert Novak cuestiona el historial del Gobernador Tim Pawlenty en materia energética. Para algunos conservadores, su conciencia ecológica podría ser demasiado poco comprensiva con los intereses de los productores de petróleo, aliados tradicionales del partido. How Not to Run for Vice President

(...) Minnesota's Republican Gov. Tim Pawlenty carefully prepared his plan for controlling greenhouse gas emissions to present it at the annual Washington winter meeting of governors. That effort coincided with Pawlenty's fast-rising prospects to become Sen. John McCain's choice for vice president. But behind closed doors, his fellow governors from energy-producing states complained so vigorously that the scheme was buried.

Pawlenty's position as chairman of the National Governors Association (NGA) may prove his undoing. While party insiders sing his praises as ideal to be McCain's running mate, leading conservative Republican governors have been less than pleased with him. Pawlenty has collaborated with the NGA vice chairman, Pennsylvania Gov. Edward G. Rendell, in a fat economic stimulus package, as well as the energy proposal.

Hours after Pawlenty's energy plan was derailed, McCain himself was urged in private by GOP governors not to appear to be anti-coal or anti-oil. The upshot of a busy Saturday at the J.W. Marriott Hotel in downtown Washington was that Pawlenty came over as somebody considerably different from what McCain needs to calm conservatives. He left the nation's capital as a less attractive vice presidential possibility than he was when he arrived. (...)

Buenos síntomas de McCain

El Senador John McCain mantiene unos números envidiables en casi todas las áreas del debate político nacional. A ocho meses de las elecciones, estos datos pueden ser más significativos que las encuestas sobre intención de voto. Los números de McCain parecen más fuertes que los del Presidente Bush ocho meses antes de su reelección. Si mantiene estos números y consigue acelerar la recaudación de fondos, no debería escapársele la Presidencia. McCain Trusted More than Obama on National Security, Iraq, and the Economy

En general, el Senador Barack Obama es visto de forma favorable por un 51% de los votantes, y de forma desfavorable por un 46%. John McCain presume de una opinión favorable del 55% del electorado, y desfavorable del 42%. Hillary Clinton es la peor parada: 47% de favorabilidad, frente a un 52% que la ven de forma negativa.

En materia de Seguridad Nacional, McCain es el candidato en el que más confía un 55% del electorado. En Obama sólo el 30%. Los votantes independientes confían más en McCain en este terreno con diferencias de 2 a 1. Y sólo un 51% de los demócratas confía más en Obama que en McCain cuando se habla de Seguridad Nacional.

En cuanto a Iraq, el asunto que mejor le está funcionando a Obama con el electorado demócrata, un 49% del electorado general confía más en McCain, frente a un 39% que prefiere a Obama. En terreno económico hay mayor igualdad aunque también vence McCain: un 45% prefiere a McCain frente a un 39% que prefiere a Obama.

Bloomberg se autodescarta

"I am not — and will not be — a candidate for president". Con esas palabras, escritas en un artículo para el New York Times, el Alcalde Michael Bloomberg descarta su candidatura para la Presidencia de los Estados Unidos. I’m Not Running for President, but ...

(...) I believe that an independent approach to these issues is essential to governing our nation — and that an independent can win the presidency. I listened carefully to those who encouraged me to run, but I am not — and will not be — a candidate for president. I have watched this campaign unfold, and I am hopeful that the current campaigns can rise to the challenge by offering truly independent leadership. The most productive role that I can serve is to push them forward, by using the means at my disposal to promote a real and honest debate.

In the weeks and months ahead, I will continue to work to steer the national conversation away from partisanship and toward unity; away from ideology and toward common sense; away from sound bites and toward substance. And while I have always said I am not running for president, the race is too important to sit on the sidelines, and so I have changed my mind in one area. If a candidate takes an independent, nonpartisan approach — and embraces practical solutions that challenge party orthodoxy — I’ll join others in helping that candidate win the White House.

The changes needed in this country are straightforward enough, but there are always partisan reasons to take an easy way out. There are always special interests that will fight against any challenge to the status quo. And there are always those who will worry more about their next election than the health of our country. (...)

William Buckley Jr. (1925-2008)















Las tres corriente del movimiento conservador estadounidense, social, fiscal y militar, luchaban dispersas en sus orígenes, incomunicadas y desmovilizadas, hasta que William Buckley, un periodista católico, unificó sus voces en 1955 en la revista National Review. Contribuyó a que una serie de filosofías dispersas se convirtieran en un movimiento ideológico unido, e hizo del National Review una plataforma para el desarrollo orgánico del movimiento conservador que años después se impondría en la política nacional.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Running-mate para McCain

Tras descartar la mayoría de nombres de la primera lista, esta sería, a día de hoy, mi selección de vicepresidenciables republicanos. El Senador John McCain cuenta básicamente con tres puntos débiles: la desconfianza del activismo conservador, su falta de experiencia contrastada en materia económica, y su edad. Basándome en ello he elaborado mi lista de los cinco mejor situados, en orden de preferencia, para completar el ticket republicano.

Puede que termine escogiendo a alguien que no aparezca en mi lista. No os puedo asegurar que las conclusiones del entorno del candidato coincidan con las mías. Pero esta es mi lista después de descartar a unos por edad, Fred Thompson, Kay Bailey Hutchison o Bill Bennett, a otros por no aportar nada nuevo al candidato, caso de los Generales retirados, u otra serie de consideraciones siempre sujetas a esos tres factores que han guiado mi selección.

Mark Sanford (48 años) - Gobernador de Carolina del Sur


Joven pero experimentado, sureño pero con toques libertarios, conservador pero más rebelde que McCain. Antes de ser Gobernador de Carolina del Sur, sirvió durante seis años en la Cámara de Representantes de EEUU, donde fue conocido como el "legislador de los ciudadanos", y destacó por votar en numerosas ocasiones de forma diferente a la mayoría de sus compañeros de cámara. Votó contra cualquier proyecto de gasto público que tuviera una motivación política, incluso cuando esas asignaciones beneficiaban a su distrito electoral. Y cumplió de forma escrupulosa con su promesa de no permanecer más de tres legislaturas de dos años en el Congreso.

Como Gobernador de Carolina del Sur -elegido en 2002 y reelegido en 2006- destacó por su resistencia frente a la legislatura estatal, controlada por su propio partido. Llegó a meter a dos cerdos vivos en el Capitolio estatal para expresar su rechazo a los pork-projects -proyectos de gasto público cuya principal finalidad es beneficiar a quienes han contribuído a las campañas electorales de los legisladores. Llegó a vetar en varias ocasiones el proyecto de presupuesto de la Asamblea Estatal.

Firme partidario del gobierno limitado, defiende eliminar el impuesto estatal sobre la renta y, a nivel nacional, reformar las prestaciones sociales, es partidario de expandir la opción escolar, y aboga porque los gobiernos locales aprueben sus propias ordenanzas de inmigración. Es el Gobernador favorito de los conservadores fiscales, y su pertenencia a la cultura conservadora del Sur lo hace también del agrado de los conservadores sociales.

Graduado en Administración de Empresas, carismático, buena imagen, y buen campaigner, ofrece a McCain todo lo que necesita para fortalecer sus debilidades. Ticket Senador-Gobernador; Veteranía-Juventud; Política Exterior-Agenda Doméstica; Terrorismo-Economía; Oeste-Sur; Moderación-Fidelidad a los Principios Conservadores...

John Thune (47 años) - Senador por Dakota del Sur


Senador por Dakota del Sur desde 2005, estamos ante uno de los miembros más carismáticos de la minoría republicana en el Senado. Junto con Barack Obama, fue la gran estrella de las elecciones al Senado en 2004. Derrotó al entocnes líder de los demócratas, Tom Dashle, lo que lo convirtió en una referencia a tener en cuenta entre los republicanos de todo el país.

Ofrecería a McCain imagen, juventud y vitalidad por una parte, y fuertes principios conservadores por la otra. Cristiano evangélico para los conservadores sociales, una de sus grandes causas en la última legislatura ha sido la lucha contra la inmigración ilegal. Tuvo un importante protagonismo en el fracaso del proyecto de reforma migratoria en el Senado. Fue una de las voces más escuchadas durante los debates.

Fue integrante del reducido grupo de jóvenes conservadores del GOP que, con la inestimable ayuda de las bases y una terrible campaña de presión a través de internet, humillaron a la vieja guardia del liderazgo de la cámara alta, tanto republicanos como demócratas, que contaba con el apoyo de la Casa Blanca y la Fox News. El proyecto de reforma migratoria obtuvo 14 votos menos de los 60 necesarios para poder avanzar hacia una votación final. Chocó con McCain en ese tema, pero a pesar de ello manifestó su apoyo a la campaña presidencial de este por considerarlo un héroe.

Es uno de los pocos Senadores que resultaría aceptable emparejar con John McCain. Los largos años del candidato en el Senado, hacen desaconsejable que seleccione a un Senador, pero Thune aporta lo que el candidato necesita para enfrentar la vitalidad de Obama -si es el rival- y contentar a los conservadores. Sus tres años de servicio en el Senado no lo convierten en un insider.

3ª Sarah Palin (44 años) - Gobernadora de Alaska


Gobernadora de Alaska desde 2006, la señora Palin sea probablemente el Gobernador más popular de la Unión. A la derecha en todos los asuntos: oposición al aborto, defensa de la segunda enmienda, visión de libre mercado. Miembro destacado de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). Su imagen y estética liberal contrasta con el estereotipo de político conservador, lo que lleva a la fascinación, y le garantiza portadas y reportajes en los más diversos medios.

Su corta experiencia deja de ser un problema insalvable con John McCain como candidato a Presidente. Puede ser una virtud para descargar al candidato de sus dos décadas de experiencia en Washington DC. Como antigua Comisionada de Gas y Petróleo del Estado de Alaska, Palin aporta también experiencia en políticas energéticas. Y la concienciación por la naturaleza propia de Alaska.

Joven, enérgica, articulada, combativa y fotogénica, a la vez que madre de cuatro hijos, podría convertirse en la otra sensación de esta campaña y enfrentar el poder mediático de Obama. Su inclusión, podría además forzar a Obama -en caso de ser este el candidato demócrata- a optar también por una mujer, dejando sin cubrir sus debilidades en Seguridad Nacional y Defensa, y un ticket demócrata sin un varón blanco.

No es un nombre conocido a nivel nacional, y los activistas conservadores pueden exigir un nombre rodado en enfrentar las ideas liberales a nivel nacional. Algunos pueden acusarla de no estar aún preparada para tener que asumir la Presidencia en caso de que algo le ocurriera al Presidente. Aunque es cierto que eso nunca ha decantado el voto de los electores. Está más que capacitada para defender su candidatura. Otro argumento en su contra sería que Alaska no aporta nada al mapa electoral, pero su condición de mujer aporta un fácil acceso a un colectivo que compone la mitad del electorado.

4º Mitt Romney (60 años) - ex Gobernador de Massachusetts


Romney ha representado en este año electoral el caso contrario al de Fred Thompson. El ex Senador hubiera sido un excelente candidato a la Vicepresidencia si no hubiera cometido el error de entrar en la carrera presidencial y echar por los suelos su fama de político carismático y buen campaigner. Por contra, al Gobernador Romney le ha servido su campaña presidencial para hacerse un nombre en la escena nacional, y dejar constancia de su voluntad incansable para madrugar y recorrerse todo el país.

Como Gobernador tuvo que trabajar con una Asamblea Estatal controlada por los demócratas -algo que seguramente tendrá que hacer el "Presidente McCain"- y logró acabar con el déficit presupuestario y labrar un sostenido periodo de expansión económica en Massachusetts sin aumentar los impuestos, conteniendo el gasto y reorganizando el gobierno estatal. A eso se le une, cómo no, su amplia experiencia en el sector privado.

Parece el acompañante ideal para dar carga económica al discurso de John McCain. Ofrece además su influencia en el estado de Michigan, electroalmente variable y rico en delegados. Es eficiente, fotogénico y cuenta con una familia ejemplar. Tiene todo lo que hay que tener. Las alarmas se disparan cuando observamos que en las primarias nada de eso fue suficiente para que se impusiera a un grupo de candidatos peor financiados que él.

Esto nos lleva una vez más al complicado asunto del mormonismo, y al flip-flopping en temas conservadores claves como el aborto o la inmigración. Su inclusión también supondría profundizar en los tópicos generalizados: el GOP es un partido de viejos -McCain- y millonarios -Romney.

5º Tim Pawlenty (47 años) - Gobernador de Minnesota


Exitoso Gobernador del único estado que no ha votado nunca por un candidato presidencial republicano en las últimas nueve elecciones -Minnesota. Un buen acompañante para ser competitivos en los estados menos republicanos del Medio Oeste -Minnesota, Iowa y Wisconsin. Miembro de una familia obrera, su historia puede llegar a los blue-collar workers de grandes estados como Ohio, Pennsylvania y Michigan.

Como Gobernador de Minnesota ha destacado por sus políticas de austeridad y control del gasto de los fondos del estado, que en su primer mandato condujeron al equilibrio presupuestario después de haber heredado un déficit de 4,000 millones de dólares de la administración anterior. Comparte con McCain su conciencia ecológica. Aceptable también para los conservadores sociales por no haber renunciado a su oposición al aborto a pesar de tener que competir en un estado liberal.

Juega en su contra el no ser conocido a nivel nacional, y el haber funcionado siempre sin el padrinazgo de ninguna organización poderosa que haya promovido su nombre en círculos conservadores. Con su imagen de buen chico, es una incógnita si está o no preparado para una exigente batalla en la televisión nacional en defensa de los principios conservadores.

-----------------------
A continuación coloco, en orden alfabético, otras opciones que he descartado pero también podrían ser incluídas.

Charlie Crist - Gobernador de Florida desde 2007, toda su experiencia anterior se limita a Florida. Su nombre no estaría bajo consideración si no fuese por el importante favor que hizo al Senador McCain el mes pasado. Cuando algunas encuestas señalaban que el discurso económico de Mitt Romney estaba calando entre los votantes de la soleada Florida, el Gobernador Crist se apresuró a dar su apoyo público al viejo Senador y asegurar así su ajustada victoria en la primaria del 29 de enero. Fu un movimiento decisivo en las aspiraciones de McCain.

A eso se une la importancia de Florida en noviembre. Llevar al Gobernador de uno de los cinco grandes estados de la Unión siempre es una ventaja. Pero no podemos huir de la realidad: la gran estrella del partido en Florida es Jeb Bush. El peso de Crist es muy limitado dentro del entremado cosnervador. No es el favorito de ninguna organizaicón puntera del movimiento, ni la NRA, ni el Club for Growth, ni los grupos por-vida tienen vículos demasiado estrechos con el todavía novato Gobernador.

Pero la principal amenaza a su postulación se observa en su vida privada. Su condición de soltero llevó hace dos años a especulaicones sobre su orientación sexual durante la campaña a Gobernador. Simples rumores no demostrados, pero sería arriesgado exponerse a que fueran demostrados en los próximos meses.

Mike Huckabee - Si McCain quiere satisfacer a los conservadores sociales por encima de todo, Huckabee es la opción lógica. Su campaña presidencial lo ha convertido en un personaje popular entre los activistas de toda la Nación, y también le ha permitido demostrar que no carece de espíritu competitivo. Relativamente joven, carismático, incansable y convencido de sus ideas, sabe debatir en la televisión nacional, y es un valor seguro para no tener que gastar tiempo ni dinero en el Sur Profundo.

En el lado correcto en aborto, armas, y matrimonio homosexual; no tanto en impuestos y gasto público. Tenemos la certeza de que los acorazados del conservadurismo fiscal, como el Club for Growth, desafiarían su selección de la peor manera. También se le asocia a organismos vinculados a los demócratas del big-government como la National Education Association. Graduado en teología, carece de cualidades que aporten confianza al ticket en la resolución de los conflictos económicos.

Bobby Jindal - Probablemente el más atractivo del grupo. Impecable historial académico, hombre de ciencias y letras. Ha trabajado como experto en el Departamento de Sanidad, ha presidido una universidad. Ha sido miembro del Congreso de los EEUU, y recién elegido Gobernador de Louisiana. Todo ello lo ha hecho antes de cumplir los 36 años, y sin emitir ni una sóla queja por la desventaja de pertenecer a una minoría tan poco considerada como la indú.

Conservador cultural y fiscal, otorgaría al ticket juventud, brillantez, y un novedoso componente racial. Pero dedicarse los próximos meses a una campaña nacional, supondría romper su promesa de dedicarse en cuerpo y alma a reflotar el estado de Louisiana. No sería aceptable ver al Gobernador de un estado tan necesitado, pasando más días fuera que dentro de ese estado que le otorgó su confianza hace apenas cinco meses. Podría volverse en su contra.

Rob Portman - Edad, Ohio y economía. Son los tres factores que traen a Portman a esta exclusiva lista. Portman es un hombre joven, con dominio de la política económica, y de un estado siempre decisivo, Ohio. Ha sido Representante de Comercio Exterior de EEUU, y director de la Oficina Presupuestaria de la Casa Blanca, un puesto que ha puesto a prueba su talento para relacionarse con los líderes del Congreso. Tuvo que lidiar con el déficit presupuestario surgido de la fuerte expansión de los gastos públicos en el primer mandato de Bush.

También tiene experiencia como cargo electo. Estuvo más de una década representando a su distrito de Ohio en la Cámara de Representantes. Se le supone talento para el debate; actuó como contraparte del Presidente Bush en los ensayos para los debates electorales de 2004. Su perfil de potencial Vicepresidente contrasta con su discutible experiencia como campaigner. No es un nombre conocido fuera de los círculos de Washington DC y Ohio, y, a pesar de ser un conservador, no es el tipo de persona que haría vibrar o apasionarse a los conservadores.

Condoleezza Rice - Sólida experiencia en Política Exterior, Seguridad Nacional y Defensa. Eso no sería suficiente para ser running-mate de un candidato que no necesita a nadie para cubrir esas áreas. La oferta de Rice es otra. Es un nombre conocido a nivel ancional, que goza de altos índices de popularidad y no se ve afectada por la pérdida de apoyos de la política exterior de la Administración Bush. Proyección mediática. Su estética rompe con la monotonía, y su pertenencia a una minoría abre nuevos campos a los republicanos. Atractiva entre los independientes.

Juega en su contra que el compromiso del candidato con los principios conservadores esté en entredicho. Rice sería una magnífica opción para un candidato conservador con las manos libres para elegir a quien quisiera. Pero su falta de historial contrastable en asuntos como el aborto, las armas, o los impuestos, no ofrece garantías a los republicanos que desconfían de McCain. Otro punto débil en Rice es que jamás ha hecho campaña para un cargo electo.

John Lewis podría abandonar a Hillary













Lo dice el reverendo Joseph Lowery. El Congresista John Lewis, de Georgia, veterano héroe de la comunidad afroamericana por su activismo en el movimiento de los derechos civiles, podría anunciar que, en su condición de superdelegado, votará a favor del Senador Barack Obama en la Convención Naiconal Demócrata. Gran amigo del matrimonio Clinton, Lewis había hecho público hace tiempo su endorsement para Hillary Clinton, pero el aplastante triunfo de Obama en Georgia, y el apoyo general de los afroamericanos a su candidatura, le podrína hacer cambiar de opinión. Rev. Lowery: John Lewis will back Obama

(...) The Rev. Joseph Lowery said Tuesday he expects John Lewis to formally declare his support for Barack Obama, perhaps today.

Lowery, like Lewis a veteran of the civil rights movement, said he spoke with Lewis in the past few days and said the Georgia congressman was set to make an announcement today. Lowery said he "assumes" Lewis will announce his support of Obama.

Lewis spokeswoman Brenda Jones did not respond to an email message early Tuesday.

A report more than a week ago in The New York Times said Lewis would cast his superdelegate's ballot at the Democratic National Convention for Obama, despite his having endorsed Hillary Clinton.

The following day, Jones called that report inaccurate but neither she nor Lewis has responded to multiple calls for clarification. (...)

Vigésimo debate demócrata

Obama mocks HRC, accuses her of whining

(...) In the last scheduled debate of the Democratic primary season, an event that didn’t appear to change the direction of the hard fought race, Senator Hillary Clinton let loose her disdain for Senator Barack Obama's record and her frustration at the media’s coverage of the presidential contest.

Obama, in response, accused her of whining about losing political battles, and countered her attacks with mockery. (...)




Continúa: seguir viendo el debate

martes, 26 de febrero de 2008

¿Tom Ridge?











Mike Goldfarb, un tipo bien relacionado en los círculos republicanos, apunta en su blog del Weekly Standard a Tom Ridge como uno de los principales favoritos para acompañar a John McCain en el ticket republicano. Gobernador de dos mandatos en la competitiva Pennsylvania (1995-2001), y primer Secretario de Homeland Segurity de la historia (2002-2005), comparte con McCain su condición ex combatiente de Vietnam. Ridge se convirtió en 1982 en el primer veterano de la Guerra de Vietnam en ser elegido para el Congreso de los Estados Unidos. Sin duda ese dato debe atraer la atención del Senador McCain, que busca convertirse en el primer veterano de Vietnam en alcanzar la Presidencia -sí, resulta difícil de creer, pero todavía no ha habido un Presidente que haya luchado en Vietnam.

Elevaría más la autoridad moral de la candidatura a la hora de exigir sacrificios al pueblo en Iraq. Pero Tom Ridge tiene un punto débil que ya le hizo ser descartado por Bush en 2000, y al que McCain no puede exponerse en 2008: es pro-choice en aborto. Puede que esto no sea impedimento para los halcones del Weekly Standard y la sección militarista del partido, pero la rebelión de los conservadores sociales estaría garantizada. Y lo último que necesita el candidato son más rebeliones. Ridge for VP?

(...) I've heard from two different sources that Tom Ridge is at or near the top of the list to be VP.

This would not come entirely out of the blue, if it's true. McCain mentions Ridge frequently on the trail, and tactically it makes a lot of sense. Ridge was an extremely popular governor in Pennsylvania, and was widely believe to have been on the short list for the VP job in 2000. Also, Ridge is a combat veteran, like McCain. It would set up a strong contrast with a Democratic ticket that may not boast a veteran let alone a war hero.

I still think Fred Thompson makes the most sense, and regular readers will know well of this blog's fondness for Sarah Palin, but the rumor mill says Ridge. (...)

A una semana de Texas y Ohio

A una semana del martes más decisivo desde el Supermartes, en Fox News repasan cómo está en este punto la competición entre Barack Obama y Hillary Clinton.

Los demócratas necesitan asegurar un candidato...

... porque el despunte del enfrentamiento entre Hillary Clinton y Barack Obama, que empezó el sábado con los correos anti-Hillary y continuó ayer con la foto de Obama disfrazado de hombrecillo exótico, está desgastando la imagen de los demócratas. Según el último estudio de Rasmussen Reports, John McCain vencería a los dos en este momento. Repito que los sondeos para noviembre en febrero no indican lo que ocurrirá el día de las elecciones, pero sirve para valorar cuándo un candidato ha tenido una buena o mala semana. Para las primarias demócratas del 4 de marzo, todo sigue igual. Empate técnico en Texas; ligeras ventajas de Hillary en Ohio y Rhode Island; y ventaja para Obama en Vermont.

(...) New polling data released this morning shows Clinton leading Obama in the March 4 Primary State of Rhode Island. Obama leads Clinton in another March 4 contest—Vermont. New polling data will be released later today for Texas where the latest Rasmussen Reports poll shows Clinton clinging to a three-point lead. In Ohio, Clinton leads by eight.

Monday’s results also show John McCain continuing to hold a very modest lead against both Barack Obama and Hillary Clinton in general election match-ups. McCain now leads Obama 47% to 43% and Clinton 47% to 44%. McCain has consistently held a modest lead over Clinton but he moved ahead of Obama only in the past few days (see recent daily results and summary of recent state general election polls). (...)

lunes, 25 de febrero de 2008

Guerra cada vez más sucia Hillary-Obama

Drudge Report ha hecho pública esta mañana una foto de Barack Obama vestido con atuendos típicos de Somalia. La foto corresponde a un viaje realizado a África hace dos años. Acusa Drudge al equipo de Hillary Clinton de haber distribuído la foto. Lo que lleva a una inmediata reacción del equipo de Obama señalando a Hillary de utilizar tácticas vergonzosas. "El mismo día que la Senadora Clinton está dando un discurso sobre restaurar el respeto para América en el mundo, su campaña ha actuado de la manera más vergonzosa, y ofensiva que hemos visto de cualquier partido en estas elecciones", ha dicho David Plouffe, campaign manager de Obama.

Y es ahí donde nacen mis dudas de si la historia que hay detrás de esto es lo que cuenta Drudge, o si es una maniobra de seguidores del Senador Obama para poder acusar a Hillary de jugar sucio y desactivar sus ataques del pasado sábado. Todo demasiado bien coreografiado. En caso de ser cierto que Team Hillary esté detrás de todo, supongo que habrán analizado con detalle si el terror y escrúpulos del votante al ver al candidato vestido de musulmán, compensa los riesgos que conlleva una táctica tan burda.

En campaña: Obama trabaja el voto industrial en Ohio

El Senador Barack Obama visitó ayer Lorain County, una de las zonas de Ohio más afectadas por la crisis económica. Allí habló ante un centenar de trabajadores y sus familias. "Nuestra economía ha estado en problemas. No tengo que deciroslo porque la gente de por aquí ha sufrido directamente el impacto de los cambios en nuestra economía. Fuese la pérdida de empleos del acero o el cierre de la planta de Ford que estuvo aquí durante mucho tiempo."

A diferencia del tono al que estamos acostumbrados en sus mítines, esta vez no hubo gritos de "yes, we can", ni cánticos vacíos de contenido. El candidato tuvo que aplicarse en un tono más serio y pragmático. "Si somos honestos con nosotros mismos, reconoceremos que no podemos parar la globalización en su camino, y algunos de esos empleos no volverán. Pero lo que me resisto a aceptar es que tengamos que permanecer sin hacer nada mientras los trabajadores ven que sus empleos son enviados al extranjero."

También aprovechó para señalar que el NAFTA llevó a la pérdida de 50,000 empleos en el estado de Ohio. Lo describió como un "injusto acuerdo comercial que pone los intereses especiales por encima de los trabajadores". El Senador está utilizando su oposición al NAFTA como principal arma para robarle a Hillary el voto de los obreros industriales.

Evitar la bobdoleificación

Ayer tuvimos un aperitivo del que será uno de los argumentos más utilizados por los demócratas contra John McCain este año. Me refiero a un chiste que nos dejó Jon Stewart en la presentación de la ceremonia de los Oscar. Los intentos por hacer de la edad del candidato algo que pueda restar seriedad a sus ambiciones, serán una constante. McCain tendrá que evitar en los próximos ocho meses cualquier situación que evidencie las desventajas propias de la edad. Recordar cómo la famosa caída de Bob Dole se convirtió en lo más destacado de su campaña.

"El Oscar cumple 80 años este año, lo cual lo convierte automáticamente en el front-runner para la nominación republicana" - Jon Stewart

domingo, 24 de febrero de 2008

Entra Nader

Ralph Nader se vuelve a presentar como candidato independiente a la Presidencia de los Estados Unidos. Su participación fue crucial en la victoria de Bush sobre Gore en 2000, pero ya en 2004 no tuvo ningún impacto en el resultado final. Aunque los demócratas andan preocupados, es poco probable que en 2008 recupere importancia como factor en la carrera.

(...) Ralph Nader announced on NBC's "Meet the Press" that he'll run as a third-party, anti-corporate candidate for president this fall, which would be likely to drain votes from the Democratic nominee and provide a huge boon to Republicans.

Democrats say they will work behind the scenes — and use court challenges, if necessary — to try to thwart his access to ballots.

The longtime consumer activist said on "Meet the Press" that Washington has become "corporate occupied territory" and that none of the current presidential candidates are sufficiently addressing corporate crime, labor rights or Pentagon waste.

"In that context, I have decided to run for president," he told host Tim Russert. (...)

"Debería darte vergüenza, Barack Obama"

Acompañada por el Gobernador Ted Strickland, y en directo en todos los canales de noticias, la Senadora Hillary Clinton se ha quejado amargamente de las tácticas de Obama en Ohio. La campaña del Senador por Illinois está enviando por correo piezas que cuestionan a Hillary en temas económicos claves como el NAFTA o la asistencia sanitaria. En una declaración ante la prensa, la Senadora lo ha acusado de difundir folletos con información falsa para desprestigiarla, y de usar tácticas "sacadas del libreto de Karl Rove". "Ha llegado el momento de que hagas una campaña congruente con tus mensajes en público, es lo que espero de ti", ha dicho en un tono durísimo que no habíamos visto hasta ahora. Al fin, parece que esto empieza a ponerse feo.

Obama más liberal que Clinton

Según el último estudio de Rasmussen Reports, cada vez mayor número de votantes ven a Barack Obama como un candidato liberal. Por primera vez en lo que llevamos de campaña, hay más gente que considera liberal a Obama que a Clinton. Desde hace veinte años, los candidatos presidenciales del Partido Demócrata han intentado huir de la etiqueta "liberal". More Voters Now See Obama As Liberal than Clinton; 51% See McCain As Moderate

(...) Hillary Clinton, long regarded as politically liberal by more voters than any other presidential candidate, must for now cede that status to Barack Obama. The most recent Rasmussen Reports survey indicates that 53% of all likely voters see Clinton as liberal but 55% see Obama that way.

The new numbers represent a trivial fluctuation for Clinton but a moderate uptick for Obama. In December, just before the primaries began, 54% perceived Clinton as liberal and 47% perceived Obama as liberal. In twelve previous Rasmussen Reports surveys, the share of the electorate seeing Clinton as liberal slipped below 50% only once.

Clinton is currently seen as moderate by 30% of all voters, as conservative by 9%; Obama is seen as moderate by 26%, conservative by 11%.

A plurality of Democrats sees Clinton as moderate (47%) rather than liberal (33%). The reverse tendency obtains for Obama: 29% of Democrats see him as moderate, 47% as liberal. Unaffiliated voters and especially Republicans tend to see both Democrats as liberal. (...)

Más sobre el caso Schweiker

El Boston Globe también habla esta mañana de la experiencia del caso Schweiker como una opción interesante para cualquiera de los dos candidatos demócratas de este año. Risky strategy that doomed Reagan in '76 could boost Democrats

(...) As the 1976 Republican National Convention approached, Ronald Reagan's campaign was facing almost certain demise. His rival, President Gerald Ford, seemed to have won over enough previously undecided delegates to be the nominee. Reagan had to shake things up, so he chose his running mate before securing the nomination.

Despite naming Senator Richard Schweiker of Pennsylvania the would-be vice president to shore up support among Republican moderates, Reagan lost the delegate race by a little more than 100. But picking a vice president while trailing in delegates was a bold technique that some political analysts think might repeat itself in this year's tight Democratic race, the first since the Reagan-Ford contest that could go down to the wire in the same way.

"It could be that a presidential candidate could in effect run with somebody and make it look like this is a winning ticket," said Jeffrey Bell, a 1976 Reagan campaign aide who was involved in "trying to sell" the Schweiker selection and now works for a Washington-based consulting firm.

In the 32 years since the Reagan-Ford campaign, no candidate has named a running mate before earning the party's nomination.

Senator Barack Obama of Illinois holds a narrow lead in delegates, with many of the party's superdelegates still undecided. Like Reagan in 1976, Senator Hillary Clinton of New York is trailing by just enough delegates to justify a possibly groundbreaking tactic, according to some analysts. (...)

sábado, 23 de febrero de 2008

Nightline

Un homenaje al programa Nightline de ABC News que lleva cerca de tres décadas en antena. Tradicionalmente este espacio ha sido muy utilizado por candidatos presidenciales en problemas. Tres casos recordados.

Meses después de haber retirado su candidatura por la humillación sufrida por un escándalo sexual, el Senador Gary Hart concedía una entrevista a Nightline para sondear a la opinión pública de cara a su intención de volver a incorporarse como candidato a la carrera presidencial. Ocurría durante la pre-campaña para las primarias demócratas de 1988.



Cuando la campaña del Gobernador Michael Dukakis hacía aguas en octubre de 1988, a sólo dos semanas de la cita electoral, sus asesores lo enviaron a Nightline. El entrevistador Ted Koppel le ofreció una hora para llegar a una considerable audiencia, pero el candidato salió mal parado de la entrevista. Con imagen de hombre derrotado y falto de entuasiasmo, insistió en los mismos argumentos que no le estaban funcionando durante la campaña.



Más brillante estuvo el Gobernador Bill Clinton el 12 de febrero de 1992. Se defendió convincentemente de las acusaciones de desertor por no haber ido a Vietnam. "Es una carta de un chico de 23 años profundamente inquieto, un hombre joven", se defendia de una antigua carta hecha pública durante la campaña, en la que había escrito en contra del servicio militar.

Recordad el caso Schweiker

El columnista conservador George Will dejaba ayer caer una interesante sugerencia para Hillary Clinton. Exponía un caso que vivió muy de cerca, y del que ya hemos hablado en este blog. En la última fase de las primarias republicanas de 1976, el equipo de Ronald Reagan se vio obligado a operar a la defensiva para llegar con vida a la Convención Nacional Republicana. El desarrollo del proceso se estaba inclinando peligrosamente hacia el lado de Gerald Ford. Se generalizaba la certeza de que Reagan no podría asegurar en ningún caso su nominación antes de la convención; para Ford sí era todavía posible. La prioridad de Reagan pasó a ser el evitar una temprana nominación de Ford y llevar la lucha a la convención, único escenario donde podía sobrevivir.

Tres semanas antes de la convención, Reagan daba un paso al frente y anunciaba que, de ser él el nominado, el Senador Richard Schweiker sería su running-mate. Schweiker era un moderado Senador por Pennsylvania, un estado rico en delegados. El objetivo de la maniobra era forzar que gran parte de la delegación de Pennsylvania, que constaba de 103 delegados, se pasara de Ford a Reagan. El mismo Schweiker era uno de los delegados. El experimento resultó contraproducente a medio y largo plazo al enfadar a los seguidores más conservadores de Reagan, pero tuvo éxito en el corto plazo: impidió que Ford llegase a la convención con el número necesario de delegados para ser nominado, y dio una última oportunidad a Reagan para luchar por la candidatura en Kansas City.

No sabemos hasta qué punto llega la desesperación en el círculo íntimo de Hillary Clinton en estos momentos. Los sondeos hablan de un empate técnico en Texas y una ventaja menguante de siete puntos en Ohio. La Senadora por Nueva York necesita un golpe de efecto. Imaginad esto... si una semana antes de la primaria de Ohio... ¿Clinton anunciara por sorpresa que el popular Gobernador de Ohio, Ted Strickland, será su running-mate?

Parecería algo muy desesperado, pero si llega en la situación de no tener nada que perder, podría ser el golpe de efecto que necesita para que no se le escape la victoria en Ohio. Sería un movimiento del que no hemos sido testigos desde hace más de tres décadas en la política electoral estadounidense. Sería tema de debate de la semana y desencadenaría ríos de tinta en los periódicos. Y si llevara a una cómoda victoria de la Senadora en Ohio, la estrategia recibiría el aplauso de los expertos. De ahí al momentum. Existiría también la posibilidad más tremota de hacerlo con el Gobernador de Pennsylvania en vista de la primaria del 22 de abril, pero antes tendría que estar muy segura de ganar en Ohio. Además, es muy probable que las tendencias del voto en Pennsylvania imiten a las de oHio.

Deserciones entre Superdelegados

El Senador Barack Obama empieza a resultar más atractivo que Hillary Clinton para los Superdelegados. En las dos últimas semanas, Hillary ha perdido a dos de los superdelegados que le habían comprometido su apoyo, y no ha lorgado atraer a ninguno nuevo; Obama, por su parte, en ese mismo periodo ha logrado añadir 25 nuevos superdelegados a su columna. Superdelegates Are Flocking to Obama

(...) The Democratic superdelegates are starting to follow the voters — straight to Barack Obama.

In just the past two weeks, more than two dozen of them have climbed aboard his presidential campaign, according to a survey by The Associated Press. At the same time, Hillary Rodham Clinton's are beginning to jump ship, abandoning her for Obama or deciding they now are undecided.

The result: He's narrowing her once-commanding lead among these "superdelegates," the Democratic office holders and party officials who automatically attend the national convention and can vote for whomever they choose.

As Obama has reeled off 11 straight primary victories, some of the superdelegates are having second — or third — thoughts about their public commitments.

Take John Perez, a Californian who first endorsed John Edwards and then backed Clinton. Now, he says, he is undecided.

"Given where the race is at right now, I think it's very important for us to play a role around bringing the party together around the candidate that people have chosen, as opposed to advocating for our own choice," he said in an interview. (...)

McCain saca provecho

El Senador John McCain se está beneficiando política y económicamente de los ataques del New York Times. Nuevas voces conservadoras y contribuyentes se han movilizado en su defensa. Su equipo está utilizando la enemistad con el New York Times para revitalizar la recaudación de fondos, su gran punto débil hasta ahora. Pero la historia también le ha hecho un favor al devolverle a las portadas, en un momento en que toda la atención parecía concentrarse en la disputa entre Obama y Hillary.

viernes, 22 de febrero de 2008

Euskal Telebista

Aprovecho esta entrada para algo que se sale de la temática del blog. El pasado mes de diciembre se cumplieron 25 años desde la primera emisión de Euskal Telebista, la primera televisión que tuvimos los vascoparlantes. La ikurriña, el mensaje del Lendakari Carlos Garaikoetxea, las jovencitas Elene Lizarralde y Mari Jose Insausti... Aquella primera etapa de Euskal Telebista marcó los recuerdos de muchos vascos entre los que me incluyo.

Es una lástima que en Youtube uno no pueda encontrar absolutamente nada de la programación de ETB en aquella época. Uno puede encontrar todo tipo de material de otros canales, pero nada de los inicios de Euskal Telebista. Algo que me parece triste. Por eso, y sabiendo que este blog es seguido cada día por muchos vascos, pido desde aquí que si alguien conserva grabaciones de aquella añorada Euskal Telebista, y en especial esos primeros minutos de programación, haga el esfuerzo de subirlos a Youtube o a cualquier lugar en que puedan ser compartidas, o en su defecto me escriba a antxongarro@hotmail.com Eskerrik asko!

Michelle Obama, esa mujer...

(...) "¿Cuándo fue la última vez que hemos tenido a un candidato presidencial de cualqueir género, raza, o partido político que haya aunado victorias en lugares como Idaho, Utah, Louisiana, Georgia, Maine, Alaska, Missouri, e Illinois?" (...)

Es la explicación de Michelle Obama sobre lo que quería decir al afirmar que por primera vez en su vida adulta se sentía orgullosa de su país. Yo me permito recordar que el Senador John Kerry hace cuatro años ganó cómodamente las primarias demócratas en Idaho, Utah, Louisiana, Georgia, Maine, Alaska, Missouri, e Illinois. Ya en noviembre perdió Idaho, Utah, Louisiana, Georgia, Alaska y Missouri.

Que la señora Obama tenga claro que su marido, al igual que Kerry hace cuatro años, tendrá poco o nada que hacer el próximo 4 de noviembre en Idaho, Utah, Louisiana, Georgia, y Alaska. En Illinois y Maine, al igual que Kerry hace cuatro años, lo tendrá chupado. Y en Missouri, al igual que Kerry hace cuatro años, tendrá opciones de ganar. Pero señora, Bill Clinton hace sólo una década ya ganó Missouri, ganó Louisiana, ganó Kentucky, ganó Montana, y hasta se llevó Georgia y Tennessee, que no parecen al alcance de su marido. De qué habla esta buena mujer...

Tres minutos de gloria para Hillary

Anoche hubo debate demócrata en Texas. En su declaración de cierre, al pedírsele que describiera algún momento de su vida que la hubiera puesto a prueba, la Senadora Hillary Clinton tuvo su mejor momento mediático en lo que llevamos de campaña -con permiso del famoso momento de las lágrimas. La idea central de su respuesta de tres minutos fue efectiva: "Nosotros estamos bien, me preocupan más las dificultades de los americanos de a pie". Levantó al público de sus asientos en una fuerte ovación.



Para ver el debate

jueves, 21 de febrero de 2008

"Estoy muy decepcionado con el New York Times"

El Senador John McCain, acompañado por su mujer Cindy, ha ofrecido hace unas horas una conferencia de prensa para desmentir las informaciones publicadas en el New York Times sobre su antigua relación con la lobbyista Vicki Iseman. El candidato se ha mostrado decepcionado con las informaciones y las ha calificado como "campaña de difamación". Su mujer también ha hablado para defenderlo. "Mis hijos y yo no solo confiamos en mi marido, sino que sabemos que jamás haría nada que pudiese defraudar a la familia o al pueblo estadounidense. Es un hombre de gran personalidad."

El matrimonio McCain ya ha comprobado cómo se las gasta la prensa con los candidatos republicanos en este país. Tal vez a partir de ahora el Senador se decida a asumir una actitud más combativa con los medios liberales, algo que los conservadores le llevan años reclamando.

Dukakis-Bentsen: el enfado de Jesse Jackson


















No fue tarea fácil para el Gobernador Michael Dukakis, de Massachusetts, escoger pareja electoral en 1988. Había dado síntomas de fragilidad entre numerosos sectores del electorado demócrata en un larguísimo proceso de primarias que le había impedido asegurar la nominación hasta el mes de junio. Las encuestas lo situaban como favorito para la elección de noviembre, muy por delante del republicano George Bush, gracias a que era una cara nueva y fresca en la escena política nacional. Su atractiva historia de hijo de inmigrantes que había alcanzado el sueño americano acaparaba las páginas de los periódicos aquel verano, y su canción de campaña Coming to America, de Neil Diamond, se convertía en símbolo de una Nación de inmigrantes. Pero Duke era un gigante con pies de barro.

El activista afroamericano Jesse Jackson se había hecho con 1,218 delegados y no tenía ninguna intención de liberarlos para hacer posible una proclamación unánime de Dukakis. Jackson, un hombre que nunca había ocupado un cargo electo, había ganado la gran mayoría de primarias en el Sur, y había sorprendido con inesperados triunfos en plazas industriales como Michigan. Quería tener peso en la plataforma y ambicionaba la Vicepresidencia.

El equipo de Dukakis debía encontrar la manera de rechazar a Jackson como running-mate, sin enfurecer ni a él ni a sus ruidosos seguidores. Durante el mes previo a la Convención, el Gobernador Dukakis se mostró extremadamente amable con él. Consultaba cada decisión con Jackson, le invitaba a la mansión del Gobernador en Boston, y le devolvía visitas a Chicago. El propósito era hacer que Jackson se sintiera parte del mismo equipo, que tuviera la impresión de que Dukakis pensaba otorgarle un importante rol en su Presidencia.

El error estuvo en permitir que el reverendo llegase a pensar que lo estaban considerando seriamente para la Vicepresidencia. No era el caso. Los medios especulaban con la idea pero en la lista de Dukakis nunca estuvo Jesse Jackson. Los dos grandes favoritos del partido eran los Senadores Bill Bradley, de New Jersey, y John Glenn, de Ohio. Antigua estrella del baloncesto y hombre joven, Bradley era una de las caras más reconocibles por el público. Era además un nombre que podía resultar aceptable para el pesado Jesse Jackson. Pero la necesidad de buscar el equilibrio regional jugaba en su contra. Dukakis se había manejado málamente en las primarias sureñas. Un ticket compuesto por dos hombres del Noreste podía ser fatal en noviembre. Bradley descartado.

John Glenn era un héroe nacional y podía ser de ayuda en el competitivo estado de Ohio. Pero no sabía hacer campaña, y Dukakis estaba necesitado de un buen campaigner que pudiera compensar su frialdad y falta de pasión. Además, Glenn arrastraba aún una deuda de más de 2 millones de dólares de su fallida campaña presidencial de 1984. Por su parte, el Senador Sam Nunn, un sureño de Georgia, presidente del Comité de Defensa del Senado, se negó a ser considerado. Podía otorgar a Dukakis una amplia experiencia en temas de Defensa y política exterior, además de una importante base electoral en el Sur, pero el hombre había dicho en repetidas ocasiones que no quería ser Vicepresidente.

El joven Senador Al Gore, de 40 años, apodado el Príncipe de Tennessee por su atractivo físico, también entró en consideración. Había sido el tercer candidato en número de delegados obtenidos en las primarias, y había apoyado amablemente a Dukakis después de su retirada. Pero aún dolían las duras críticas que había vertido sobre el Gobernador de Massachusetts durante la primaria de Nueva York. Gore había descrito a Dukakis como "irresponsable" y "muy peligroso" en temas de Defensa y armamento.

Otro rival en las primarias, el Congresista Dick Gephardt, de Missouri, también fue invitado a Boston para ser entrevistado. Era el favorito de los sindicatos y los blue-collar workers, y había ganado el Caucus de Iowa. Pero su clásico discurso proteccionista chocaba con la imagen de demócrata reformista que Dukakis quería proyectar apoyando el libre comercio.

¿Y Bob Graham? Cuñado de Katharine Graham, dueña del Washington Post, presumía de haber sido, durante sus ocho años como Gobernador de Florida, el Gobernador de la Unión que más ejecuciones había ordenado. Una opción ideal para contrarrestar la impresión general de que Dukakis era débil en la lucha contra el crimen. Pero al mismo tiempo también suponía traicionar la fuerte convicción personal contraria a la pena de muerte que el candidato había manifestado. Y tampoco tenía experiencia en política exterior. El que sí la tenía era el Congresista Lee Hamilton, de Indiana, que había saltado al estrellato por su buen hacer durante las investigaciones del Irán-Contra. Sería un buen Vicepresidente, pero no aportaba votos ni era un consumado campaigner.

El único de la larga lista que quedaba en pie era el Senador Lloyd Bentsen, de Texas. Jugaban en su contra su edad, 67 años, y sus estrechas relaciones con la industria del petróleo y los intereses especiales. Pero no dejaba de ser una figura reverenciada en su condición de presidente del Comité de Finanzas del Senado. Dos factores terminaron de decidir a Dukakis: la tradición decía que ningún demócrata había sido elegido Presidente sin ganar el estado de Texas -Clinton rompería esa estadística en 1992-, y Lloyd Bentsen ya había derrotado a George Bush en las elecciones al Senado de 1970.

La selección de Bentsen evidenció la obsesión de Dukakis por equilibrar sus debilidades. Bentsen era pro-business, defendía políticas económicas conservadoras, y había votado en el Senado a favor de nuevos programas de armamento, y apoyado a los Contras. En la selección, Dukakis tomó un riesgo calculado; buscó obligar a George Bush a invertir tiempo y dinero para asegurar el Sur, pero era difícil que eso fuese suficiente para ganar a Bush en el estado de Texas, y en cambio sí podía romper el ticket por otro lado. Y volvemos a Jesse Jackson y sus 7 millones de votos en las primarias. El reverendo afroamericano se tomó la selección de la peor manera.

El día anterior a que se hiciera pública la decisión, Jackson había telefoneado a Paul Brountas, mano derecha del Gobernador Dukakis, para advertirle que al día siguiente tenía que coger un avión hacia Washington a las 8 de la mañana, y no quería enterarse por los periódicos. Pero la llamada de Dukakis a la mañana siguiente para informarle antes que a nadie, llegó tarde. Jackson conoció la noticia a través de un reportero en el aeropuerto. En ese mismo momento, por las formas, pero también por el nombre del elegido, se dio cuenta de que Dukakis nunca lo había considerado realmente para VP, y que su opinión no fue tenida en cuenta en el proceso de selección.

"Soy demasiado controlado, demasiado maduro para estar enfadado", dijo Jackson en tono resentido a los reporteros, al tiempo que prometía utilizar a sus delegados para lograr la candidatura vicepresidencial en la Convención que se celerbaría días después. "La Convención está completamente abierta". Su reacción tuvo mayor cobertura en los medios que las palabras del Senador Bentsen. A pesar de contar con los votos necesarios, durante la Convención Nacional Demócrata, celebrada entre los días 18 y 21 de julio en Atlanta, y para evitar dar imagen de desunión, se decidió que Lloyd Bentsen fuese nominado por votación oral, y no por votación abierta.

Video: abajo os dejo un resumen del discurso del Gobernador Michael Dukakis en la Convención Nacional Demócrata de 1988, en Atlanta. Aquí para ver el discurso completo (Real Player).

Hoffa apoya a Obama; Comité 527 defiende a Hillary

El Senador Barack Obama se hizo ayer con el apoyo del poderoso sindicato de camioneros International Brotherhood of Teamsters, presidido por James P. Hoffa, hijo del famoso "sindicalista" Jimmy Hoffa desaparecido en extrañas circunstancias en 1975.

El sindicato perdió peso a partir de la desregulación del sector del transporte que habilitó la competencia de los camioneros sindicalizados con conductores y empresas no agremiadas, quitando el monopolio al sindicato. Pero aún cuenta con 1,4 millones de afiliados en toda la Unión, y a él están agremiados también desde operadores de computadoras, hasta miembros de agencias de seguridad que trabajan entre Estados Unidos y Canadá. Obama también se ha hecho con el endorsement del International Brotherhood of Boilermakers.

Y mientras Obama atrae a los sindicatos, un grupo de seguidores de Hillary Clinton compuesto por antiguos oficiales de la administración de su marido, está atcuando como comité de acción política 527 para lanzar publicidad televisiva financiada mediante contribuciones indirectas. Ya han comenzado a emitir uno de sus anuncios en Ohio.

(...) Narrador: "Si los discursos pudieran crear empleos, no estaríamos enfrentando una recesión. Pero se necesita más. Como Senadora, Hillary Clinton aprobó legislación que atrae inversión y trabajo a comunidades en problemas. Y trabajó para acabar con las deducciones fiscales a corporaciones que envían empleos al extranjero. Su anteproyecto económico está apoyado por el Gobernador Strickland. Decirle a Hillary que siga trabajando en estas soluciones para la clase media." (...)

Hostilidades entre McCain y el New York Times

El New York Times rescató ayer una vieja historia que vinculaba a John McCain con una lobbyista llamada Vicki Iseman, que gestionaba los intereses de importantes clientes corporativos como Lowell W. Paxson. No es nada nuevo. Ya en diciembre pasado Matt Drudge destapó que McCain habría estado pidiendo al New York Times que no destapara el trato de favor ofrecido a los clientes representados por esta mujer hace ocho años. El Senador lo negó. El episodio podría suponer el final de las buenas relaciones del candidato con el diario neoyorquino. Algo que le puede venir bien con los votantes conservadores. La campaña de McCain ya prometido ir a la guerra contra el New York Times. McCain camp vows to 'go to war' with NYT

(...) John McCain’s campaign promised to “go to war” against the New York Times Wednesday night after the newspaper posted its long-awaited story on McCain's alleged relationship with a telecom lobbyist. Both McCain and the woman in question denied having a romantic relationship.

The story, word of which first leaked to the Drudge Report in December, relies on anonymous sources tied to McCain who said the lobbyist was warned to keep her distance to the senator in the run-up to his first presidential bid.

In the piece, McCain is quoted as telling Times editor Bill Keller that he never did anything unethical. Top McCain advisers, including his former Senate chief of staff Mark Salter, also say on the record that there was nothing inappropriate done legislatively.

McCain told reporters Wednesday night when asked about the story: "I haven't seen it yet, so I can't comment." But campaign aides had read it and spared no time in blasting the newspaper. "It is a shame that the New York Times has lowered its standards to engage in a hit and run smear campaign," said communications director Jill Hazelbaker, in a prepared statement sent about an hour after the Times posted their story online. "John McCain has a 24-year record of serving our country with honor and integrity. He has never violated the public trust, never done favors for special interests or lobbyists, and he will not allow a smear campaign to distract from the issues at stake in this election.(...)

Obama vulnerable











En un artículo para el Wall Street Journal, Karl Rove da algunas claves sobre cómo enfrentar a Barack Obama. Obama's New Vulnerability

(...) Mr. Obama had not been so effectively criticized before. In the Democratic contest, John Edwards and Mrs. Clinton were unwilling to confront him directly or in a manner that hurt him. Mr. McCain was rightly preoccupied by his own primary. On Tuesday night, things changed.

Perhaps in response to criticisms that have been building in recent days, Mr. Obama pivoted Tuesday from his usual incantations. He dropped the pretense of being a candidate of inspiring but undescribed "post-partisan" change. Until now, Mr. Obama has been making appeals to the center, saying, for example, that we are not red or blue states, but the United States. But in his Houston speech, he used the opportunity of 45 (long) minutes on national TV to advocate a distinctly non-centrist, even proudly left-wing, agenda. By doing so, he opened himself to new and damaging contrasts and lines of criticism.

Mr. McCain can now question Mr. Obama's promise to change Washington by working across party lines. Mr. Obama hasn't worked across party lines since coming to town. Was he a member of the "Gang of 14" that tried to find common ground between the parties on judicial nominations? Was Mr. Obama part of the bipartisan leadership that tackled other thorny issues like energy, immigration or terrorist surveillance legislation? No. Mr. Obama has been one of the most dependably partisan votes in the Senate.

(...) Unlike Bill Clinton in 1992, Mr. Obama is completely unwilling to confront the left wing of the Democratic Party, no matter how outrageous its demands, no matter how out of touch it might be with the American people. And Tuesday night, in a key moment in this race, he dropped the pretense that his was a centrist agenda. His agenda is the agenda of the Democratic left. (...)

miércoles, 20 de febrero de 2008

¿Preparado para enfrentarse a un republicano?

Interesante pieza de Jonathan Martin en Politico. Se cuestiona si el Senador Obama está preparado para ser confrontado desde la derecha por primera vez en su carrera política. Él lo llama Freak Show. Un término extraído del libro The Way to Win de John Harris y Mark Halperin. Obama not yet wise to Freak Show.

Roosevelt & Garner: un pacto por los delegados

La Convención Nacional Demócrata de 1932 sería la última verdadera brokered convention en nominar a un candidato que ganaría la Presidencia en noviembre. Tuvo lugar entre los días 27 de junio y 2 de julio en el Chicago Stadium, que años más tarde se convertiría en la casa de los Bulls, en la ciudad de Chicago. Recién estallada la Gran Depresión, los americanos seguían el evento en directo a través de la radio, mientras los delegados aterrizaban allí para seleccionar al que debía ser el candidato demócrata a la Casa Blanca. La anulación de la Prohibición, el alivio de los altos niveles de desempleo, la responsabilidad del Gobierno en el bienestar de la población, la asistencia a los ancianos, o proyectos de obras públicas dominaron el debate en los seis largos días que duró la reunión.

El joven pero bien conocido Gobernador Franklin Delano Roosevelt, de Nueva York, llegaba, a sus 50 años, como favorito entre el numeroso grupo de aspirantes a la nominación. En sus tres años como Gobernador de Nueva York había implementado medidas relacionadas con la seguridad social, logrando amortiguar en parte los efectos del colapso económico nacional. Su fuerte base electoral en el entonces estado más poblado de la Unión le convertía en un candidato lógico para la nominación demócrata. En los meses previos a la convención, había lorgado el apoyo de una mayoría de delegados y de importantes figuras del partido, como los Senadores Burton Wheeler, Cordell Hull, Alben Barkley, y Huey Long, un aliado fundamental en el Sur.

Pero la casi segura derrota del Presidente republicano Herbert Hoover aquel año, había movilizado a un buen número de aspirantes demócratas. Los dos principales adversarios de Roosevelt eran Al Smith, el nominado de 1928, y John Nance Garner. Este último era un veterano Congresista por Texas, de 63 años, que había ascendido al puesto de Speaker of the House en 1931. Tenía el favor de las delegaciones de Texas y California, y el apoyo del magnate de la prensa William Randolph Hearst. Pero su influencia sobre la mayoría de las delegaciones era escasa. No partía con posibilidades reales de lograr la nominación. Su presencia sólo servía para evitar que nadie llegase a los dos tercios necesarios para asegurarse la victoria.

El gran rival de Roosevelt era Al Smith, el hombre al que había sucedido en el puesto de Gobernador de Nueva York. Su base de apoyos procedía de la potente maquinaria política del llamado Tammany Hall, la organización de caciques que controlaba la vida política de la ciudad de Nueva York mediante técnicas de patronaje y una red de influencias que le permitía ejercer su poder en los barrios de la ciudad a cambio de ofrecer puestos de trabajo y programas de asistencia a los inmigrantes que llegaban en masa a la gran urbe -retratada en la película de Scorsese Gangs of New York. Smith contaba además con el apoyo del Alcalde de Chicago, Anton Cermak, que había llenado el centro de convenciones de seguidores de Smith. Curiosamente Cermak resultaría muerto de forma colateral un año después en Florida en un intento de asesinato dirigido contra el ya Presidente Roosevelt.

En la primera votación, el Gobernador Roosevelt recibió 666 votos. 102 menos de los necesarios para alcanzar los dos tercios en los que estaba establecida la nominación. Dos votaciones más tuvieron lugar. Roosevelt llegó hasta los 677 y 682 delegados en cada una de ellas. Ampliaba apoyos pero seguía quedándose corto. Al Smith retrocedía hasta los 190 delegados y sus esperanzas de ser el candidato desaparecían, pero no así su poder para evitar la victoria de Roosevelt y forzar la proclamación de un candidato de consenso. En esa dirección irían las nuevas maquinaciones de la gente de Al Smith. Newton Baker, el popular ex Alcalde de Cleveland, sería su hombre de paja para arrebatar la nominación a Roosevelt como candidato de consenso.

Incapaces de salir del estancamiento, y temerosos de las maniobras para lanzar candidaturas de consenso, los hombres de Roosevelt, encabezados por su campaign manager Jim Farley, comprendieron que el único modo de llegar a los dos tercios pasaba por un pacto con el tercer candidato, John Nance Garner. Algo que habían tratado de evitar por todos los medios debido a la poca afinidad política y personal que existía entre Roosevelt y Garner. Farley negoció con Sam Rayburn, el negociador de Garner, mientras a otro nivel, el hombre de negocios Joseph Kenendy -padre de JFK- convencía a William Randolph Hearst, principal soporte de Garner, que pidiera a los delegados que tenía a sueldo que apoyaran a Roosevelt en la cuarta votación a cambio de entregar la Vicepresidencia a Garner.

Las negociaciones tuvieron éxito y este se manifestó en la cuarta y definitiva votación. El Senador William McAdoo, aliado de Garner y jefe de la delegación de California, declaró: "California vino aquí a escoger al próximo Presidente de los Estados Unidos. No vino aquí a estancar esta convención o a meterse en otra desastrosa lucha como la de 1924." Con la referencia a 1924, McAdoo se vengaba de Al Smith, quien aquel año había bloqueado su nominación presidencial. Los votos de California fueron a la columna del Gobernador Roosevelt, y este alcanzó 945 votos, superando los dos tercios. Roosevelt voló a Chicago y aceptó en persona la nominación de su partido, comenzando su largo camino hacia la inmortalidad. El Speaker John Nance Garner sería su running-mate tal y como se acordó en el pacto entre los negociadores de ambos candidatos. Película muda de la Convención (Real Player).

"Por toda la Nación, hombres y mujeres olvidados por la filosofía política del Gobierno, nos miran en busca de orientación y de una más equitativa oportunidad de compartir la distribución de la riqueza nacional... Me comprometo a un nuevo trato para el pueblo americano. Esto es más que una campaña política. Es un llamamiento a las armas." --- Gobernador Franklin D. Roosevelt en su discurso ante la Convención Nacional Demócrata de 1932.

Recuento de delegados (20-02-08)

Una curiosidad, en el lado demócrata ambos candidatos han superado ya los 1219 delegados que logró reunir Jesse Jackson en 1988. La cifra de Jackson aquel año se convirtió en el más alto número de delegados obtenido nunca por un candidato demócrata que no hubiera terminado logrando la nominación. Ese record se ha mantenido hasta este año. Pero ya ha sido superado. Sea quien sea el perdedor demócrata, ya puede presumir de ser el perdedor que más delegados ha sacado en la historia del partido.

A día de hoy, y según las cuentas de Associated Press, el reparto de delegados estaría así:

Demócratas (2,025 para ganar)

Barack Obama 1319

Hillary Clinton 1245

John Edwards 26


Republicanos (1,191 para ganar)

John McCain 942

Mitt Romney 253

Mike Huckabee 245

Ron Paul 14

McCain más cerca

El Senador John McCain parece empezar a consolidar el apoyo de las bases del partido. Sus márgenes de victoria empiezan a ser más amplios, y los datos de los sondeos a pie de urna lo colocan en cabeza entre los conservadores y los republicanos regulares. Hizo pocas referencias a Huckabee, que está manteniendo el interés por las primarias republicanas, algo que le favorece para que no toda la atención se desvíe a la disputa demócrata.

El candidato se centró más en el front-runner demócrata. Tras advertir a los votantes del peligro de comprar mensajes insustanciales, ha echado mano de la referencia a recientes acontecimientos mundiales en Cuba o Pakistan para recordar la importancia de que el próximo Presidente cuente con una amplia experiencia que pueda informar su buen juicio. "No soy el candidato más joven. Pero soy el más experimentado."

Obama siente que ya ha despegado

El Senador Barack Obama dio su victorioso discurso de la noche en Houston, Texas. Una vez más rodeado por la multitud -19,000 personas- pensando en el espectáculo televisivo. Podríamos considerar su triunfo en Wisconsin como la primera auténtica prueba superada hasta ahora. A pesar de ser un estado vecino al suyo, Wisconsin componía un electorado hecho más a la medida de las caracteríasticas de Hillary Clinton; un estado de tradición demócrata, mayoritariamente blanco, y con una importante masa de blue-collar workers -trabajadores industriales no cualificados. La victoria de Obama no ha dejado lugar a las dudas. Ha vencido entre todos los grupos demgráficos, excepto entre los blancos mayores de 60 años.

"Todos vosotros sabéis cómo hacerlo en Texas. Creo que ya hemos conseguido despegar", dijo el candidato a sus eufóricos seguidores texanos. Ahora toca volver su atención a Texas y Ohio. Concentrarse en ganar en uno de esos dos estados hubiera sido un magnífico escenario para él hace unas semanas. Pero el viento a favor le obliga a intentar ganar en ambos para no romper la racha. El riesgo para el 4 de marzo es que una victoria de Hillary en alguna de esas dos plazas, la coloque de favorita para la primaria del estado industrial por excelencia, Pennsylvania -158 delegados-, a celebrar en abril.

Caucus Demócrata de Hawaii: gana Barack Obama

Al 100% escrutado:

Barack Obama 28,347 votos 76%

Hillary Clinton 8,835 votos 24%

Primaria de Wisconsin: ganan Obama y McCain

Demócratas

Al 96% escrutado.

Barack Obama 622,303 votos 58%

Hillary Clinton 435,439 votos 41%


Republicanos

Al 96% escrutado.

John McCain 215,066 votos 55%

Mike Huckabee 145,100 votos 37%

Ron Paul 18,442 votos 5%

Mitt Romney 7,614 votos 2%

Primaria Republicana de Washington: gana John McCain

Al 53% escrutado.

John McCain 176,846 votos 49%

Mike Huckabee 76,886 votos 21%

Mitt Romney 74,444 votos 21%

Ron Paul 26,590 votos 7%

martes, 19 de febrero de 2008

Michelle...

Han levantado mucha polémica las palabras pronunciadas ayer por Michelle Obama en el Overture Center de Madison. Y no es para menos. Como os decía esta mañana, la señora Obama nos dijo que "por primera vez en mi vida adulta, estoy realmente orgullosa de mi país". La impresión que ha dejado esa afirmación en muchas conciencias es que esta buena señora está orgullosa ¡por primera vez! de su país porque algunos blancos están votando por su marido, y si no lo hicieran serían unos malditos racistas. Pero no importa en cambio que el 90% de los afroamericanos no demuestren tener la misma cintura para apoyar a candidatos de otras razas.

Conocíamos poco de Michelle hasta ahora. Conocíamos que era una típica muchacha afroamericana de Chicago, su papel de fiel compañera de viaje de su marido en esta aventura, sus intentos para que este dejara de fumar, y poco más. Ayer muchos sintieron en sus palabras la manifestación del lado más amargo de los rencores de la división racial. Para muchos blancos que aman a su país resultó especialmente hiriente porque habían llegado a creerse las declaraciones de amor de la pareja al país que les ha permitido llegar hasta donde hoy están.

Probablemente toda la polémica se deba a una mala interpretación de catorce palabras. Pero la señora que hasta ahora había pasado desapercibida, habrá movilizado ya a medio ejército de adversarios a investigar su pasado para buscar algo con lo que apoyar esa aparente desidia hacia todo lo que ha hecho hasta ahora la sociedad americana. De momento sabemos que su tesis universitaria, titulada "Princeton-Educated Blacks and the Black Community" no está disponible en la Universidad de Princeton hasta el 5 de noviembre.

Por cierto, Cindy McCain, aspirante a Primera Dama por el lado republicano, ya le ha respondido.

Sólo palabras. Pero no de Obama

El pasado día comentaba las intervenciones de Hillary y Obama en la Founder's Day Dinner organizada por el Partido Demócrata de Wisconsin. Al equipo de la Senadora Clinton no le pasó por alto que un fragmento del discurso de Obama, en el que éste se defendía de los que lo acusan de dar discursos pero no ofrecer soluciones, parecía extraído de unas palabras utilizadas por el Gobernador Deval Patrick, de Massachusetts, en sus días de campaña hace dos años. La gente de Hillary ya está vendiendo que este descubrimiento plantea dudas sobre la habilidad retórica del candidato, su punto fuerte.

"Tengo un sueño, ¿sólo palabras?... todos los seres humanos son creados iguales, ¿sólo palabras?... lo único a lo que tenemos que tener miedo es al miedo en sí, ¿sólo palabras?..."

Ranking de nostalgias

Podríamos interpretar esto como una buena señal para Barck Obama. La nostalgia por JFK supera con creces la nostalgia por Bill Clinton entre el electorado estadounidense. Según un estudio de la Gallup, doblan en número los que añoran a Kennedy a los que añoran a Clinton. Este último ha sido el único Presidente demócrata exitoso de los últimos cuarenta años, la única referencia ganadora que han tenido los demócratas en cuatro largas décadas. Presidió el país en una década algo anodina pero cómoda, un tiempo de bonanza económica y soluciones sencillas a problemas cotidianos. Kennedy, en cambio, apenas pudo cumplir ninguna de sus grandes promesas. La retórica idealista, la iconografía pop y el cambio generacional son su legado. Resultados frente a mitología. El pueblo se queda con lo segundo.

No buscan sólo un administrador que ofrezca soluciones a problemas concretos. Quieren volver a creer en ideales más elevados, quieren una voz que sepa reconfortarlos para seguir adelante ante las mayores dificultades. Hay hambre de héroes. Un perfil en el que también podría encajar la historia de heroísmo de John McCain. Ronald Reagan también se convierte en un buen arma de campaña. El ex Presidente republicano alcanza a Kennedy, sin haber sido asesinado ni santificado por la literatura y los medios durante cuarenta años

- Suponga que pudiera traer de vuelta a cualquiera de los Presidentes que ha tenido EEUU, vivos o muertos, para ser el próximo Presidente de los Estados Unidos. ¿Quién le gustaría más que fuese el próximo Presidente?

John F. Kennedy 23%
Ronald Reagan 22%
Bill Clinton 13%
Abraham Lincoln 10%
Franklin Roosevelt 8%